09, feb 2011

Mi problema con Natalie Portman

Natalie Portman

Sí: tengo un problema con Natalie Portman. Cada vez que la veo en una película tengo que correr a ponerme un suéter. Por supuesto: reconozco que es preciosa, que es la elegancia, que tiene una piel esplendorosa. No puedo negar su precisión actoral, el esmero con el que representa a una reina, a una nudista, a la compañera de un matón. Pero nada me dice, muy poco me comunica. Me parece tan atractiva como una perfecta escultura de hielo.

Una pieza sin defecto. En Closer, esa potentísima película de Mike Nichols sobre los demonios de la intimidad, Natalie Portman sostiene, sin duda, la tensión de su personaje. Alice, la nudista atrapada en una red de emociones, es representada correctamente. El problema es que no alcanza a despojarse en ningún momento de su ángel y sumergirse en bestia como lo hace el resto de los personajes a golpe de traiciones y verdades. Cuando el desamor llega, no la opaca. El resentimiento sale de sus palabras pero no surge de su intestino. La actriz grita pero no ruge; golpea pero no araña, llora sin desmoronarse. Natalie Portman siempre flota, intocada por la tierra, las sábanas, los cuerpos. Un colibrí. En los personajes que ha representado, ha cambiado mil veces de peinado pero apenas ha transformado la naturaleza de su personaje único: una belleza adolescente, vulnerable y frágil. Calva en Vendetta, pelirroja o con peluca rosada en Closer o con el chongo de la princesa Amidala, es siempre hermosísima y siempre helada. Eras perfecta, le dice Dan (Jude Law) en una de las últimas escenas de Llevados por el deseo. Lo sigo siendo, le responde Alice. Y en efecto, sigue siendo perfecta: herméticamente impecable.

El Cisne Negro, la película que le dará todos los honores de la actuación, parece una película sobre ella: una cinta sobre la frustrante perfección. La perfección como conquista muda e inexpresiva, como una tortura que busca una recompensa imposible. Una bailarina adicta a la exactitud es acosada por alucinaciones, autoflagelación, acosos y delirios. Una historia de horror que se pasea por las fronteras de lo chusco: la madre es una bruja, la comida es veneno, el cuerpo es poseído por alguna maldición, la noche es una pesadilla. Este trabajo de Aronofsky parece una continuación de Réquiem por un sueño, pero ahora se muestra que la obsesión, mucho antes que la cocaína, es el peor de los narcóticos. Ninguna dependencia tan monstruosa como la propia ambición. Nada tan destructivo como nuestra intolerancia al error propio. Nadie discutirá los méritos de Natalie Portman, cuando en el ritual conocido, dé las gracias a la Academia por su Óscar como la mejor actriz del año. Modificó su cuerpo para darle vida a una bailarina, su rostro aparece en primer plano durante toda la película; ella se desdobla en personajes torturados y le da vida a una guapa que sufre mucho.

“Solamente quiero ser perfecta,” dice Nina, la bailarina de la cinta. En El cisne negro, Natalie Portman vuelve a ser perfecta: Yo sigo con mi problema: la perfección me da frío.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

20 Comentarios

  1. Guillermo dice:

    Mejor no se puede describir… gran opinion

  2. K dice:

    Tápese Don Jesús, con eso se quita el frío a menos que nazca en los huesos.

  3. Tan perfecta que me da hueva. Hasta su anillo de compromiso es perfecto.

  4. muy cierto lo que dice, de los peores defectos de Natalie es que tiene los piés helados 😉

  5. Iván dice:

    Excelente profesor. Quizá tanta perfección podría ser un defecto perfecto.

  6. Connie Roldán dice:

    Estupenda opinión, coincido. Bueno, no en todo, a mí no me da frío!

  7. xenia Franco dice:

    “La idiotez de lo perfecto”…

  8. Dscmex dice:

    Ve “Garden State”, escrita, dirigida y actuada por Zach Braff (Scrubs) y la arriba mencionada. Igual cambias de opinión y si no, al menos habrás visto una gran película

  9. Javier Marroquin dice:

    Excelente

  10. Alexjoya dice:

    Es verdad, nunca ha dejado de ser la distante y mayestatica Reina Amidala.

  11. Silverio Perroni dice:

    El Cisne Negro es una soberbia representación artística del proceso esquizofrénico

  12. Esta película, El Cisne Negro es el re-make en “live action” de la aclamada película Perfect Blue de Satoshi Kon; de la cual Darren Aronofsky compró los derechos para reproducir una escena en Requiem por un Sueño de igual manera que en la anterior.
    Como suele suceder, Perfect Blue es mejor que su hija bastarda y cabe mencionar que tanto el papel como la película El Cisne Negro no son nuevos, sin embargo son tratados como acontecimientos en la industría cinematográfica.
    Algo muy similar sucede con Inception y Paprika que también es de Satoshi Kon a quién se le deben varios oscares pero supongo que tendrá que ser de manera póstuma pues falleció el año pasado a manos de cáncer renal.

  13. Miguel Manrique dice:

    Digo bastarda porque Aranofsky niega categóricamente que se haya basado en Perfect Blue, sin embargo, la similitud es inegable. Pregunto ¿todos los honores? el papel ya existía y considero que es interpretado de mejor manera por una “caricatura”.

  14. ¿Soy el único que piensa que la Portman, como el buen vino, va ganando con los años?
    De joven era una chica monilla, pero del montón. A años luz de la sensualidad de la Johannson o la belleza delicada de Kirsten Dunst.
    Sin embargo, el paso de los años le está otorgando una elegancia y una profundidad en el rostro, que la hacen ser de las mujeres más bellas del panorama.

  15. Pues yo no puedo estar más en desacuerdo con tu artículo.
    A mi, Natalie Portman me parece una actriz fantástica. Trabajadora y perfeccionista como pocas, probablemente sea la mejor actriz de su generación. Comparamos sus trabajos con los de otras actrices contemporáneas suyas y sinceramente, no hay color. Scarlett Johannson, Kirsten Dunst, Kiera Knightly, Penélope Cruz o Anne Hattaway tienen un nivel interpretativo a añoz luz de la Portman.

  16. Una chica con un gran talento para la interpretacion, cada vez mejor y sin perder su elegancia.

  17. Barcosmico dice:

    A mi me gustó mucho su actuación en Garden State, una película que habla de la generación a la que ella pertenece:
    http://www.imdb.com/title/tt0333766/
    Saludos

  18. Se nota que le gusta y que es su vida, lo da todo en cada papel y eso para el espectador es de agradecer hoy en dia en los que le dan papeles a cualquiera.

  19. Armando Garcia Barrera dice:

    Felicidades por la resena Jesus, eres implacable con las palabras.

Deja un comentario