01, Feb 2013

Ai Weiwei, gran activista pésimo artista

Jed Perl, crítico de arte en el New Republic, escribe sobre el activismo y el arte de Ai Weiwei. "El problema con la celebración del activista político es que insiste en utilizar el museo para su lucha."

Como artista, Ai Weiwei sigue enjaulado, incapaz de expresarse en el lenguaje de las formas, que es el único lenguaje que un artista puede conocer realmente. Un novelista podría lograr algo emocionante con el predicamento de Ai. Pero Ai no es un personaje de novela. Es un hombre que hace obras de arte. Son heladas como un hueso: los pensamientos y actitudes de un gran disidente político que permanece intocado incluso por una chispa de fuego imaginativo.

Aiweiwei

 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

3 Comentarios

  1. Guillermo Cué Ramírez dice:

    En general me cae bien el Ai Wei Wei pero reconozco que muchas de sus instalaciones y alucines no tendrían el mínimo sentido si no fuera al mismo tiempo un perseguido político. Cuando mejor en forma se pone, es generalmente cuando no pretende crear sino meramente provocar al sistema, como aquella vez cuando instaló videocámaras por todo su depa para inutilizar la vigilancia china.

  2. O dice:

    Jesús, te recomiendo revises por todos lados las acepciones de impronta. No conozco el supuesto arte de este disidente chino, pero hagamos abstracción de este trío fotográfico. Si el jarrón tuviera agua, alguna fruta parecida a los tecojotes madura y podrida o la minilata de Coca Cola reconsideraría el arte político. ¿Cómo la ven? En esa impronta, la ausencia de figura-arte ayuda

Deja un comentario