07, Abr 2012

El caballo de Turín

Rafael Argullol escribe hoy sobre la película del director húgaro Béla Tarr sobre el caballo maltratado que abrazó Nietzsche antes de despeñarse a la locura.  

¿Qué ocurrió aquella mañana de enero, probablemente gélida, dado el habitual clima de Turín? El abrazo al caballo maltratado, el desplome mental, el retorno al regazo materno. “Madre, soy bobo”: el niño travieso, quien como adulto ha sido el profeta que ha proclamado la inminente hoguera, cierra el círculo tras la fenomenal travesura. Le esperan diez años de silencio radical, pocos si los comparamos con las casi cuatro décadas de locura atravesadas por su admirado Friedrich Hölderlin, al que tantas cosas le unen, incluidos el destierro y la caída. Evidentemente nunca sabremos lo que ocurrió en la cabeza de Nietzsche esta mañana turinesa. Lo más desconcertante del caso es que esa cabeza había logrado trabajar a la máxima presión en los meses anteriores. El año 1888 es uno de los más productivos, si no el que más, en la trayectoria intelectual de Nietzsche. Escribe y publica varios libros, incluida esa obra maestra de la ironía que es Ecce Homo, un texto, cierto, desquiciado y hasta paranoico, pero de una sutileza y un dominio del lenguaje inigualables. ¿Fue el desplome de Turín la consecuencia natural de ese último año, como si la cuerda del arco se hubiera roto tras ser sometida a la máxima tensión? Nunca tendremos una respuesta para esta pregunta.

La cinta no trata de entender lo que le pasó a Nietzche, sino lo que le sucedió al caballo después del abrazo. Aquí puede verse la escena inicial de la película: 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. adolfo dice:

    Desesperante. Una de las mas preclaras mentes del siglo se desliza, sin saberlo, por el tortuoso camino de la locura. Un par de meses antes de perder la razon, por completo y para siempre, Nietzche publica Ecce Homo, como se llega a ser lo que se es. Es la sifilis mal tratada, tan comun como el arresto cardiaco de nuestro tiempo, la que se lo lleva para no volver. Un minuto de silencio.

  2. adolfo dice:

    Compasion es lo que se siente, al saber que la vida y mente de Nietzche estaran en los 10 anios que le quedan a cargo de Elizabeth.
    Podriamos hacer una analogia del episodio del caballo de Nietzche con la pesadilla de Raskolnikov en Crimen y Castigo y el caballo castigado y asesinado.

Deja un comentario