15, Sep 2008

Hughes sobre Hirst

Hirst_my_beautiful_head
Damian Hirst pone a subasta un paquete de trabajos recientes, brincándose a las galerías. Estará lo que puede esperarse del inglés: cadáveres segmentados, collages de insectos y joyas montadas en huesos. Algunos consideran que el brinco puede revolucionar el mercado del arte al eliminar la mediación de los representantes. Robert Hughes cree que es muestra del único talento de Hirst: la farsa. El crítico australiano ya se había referido con deprecio a Hirst en la introducción a su extraordinario libro sobre Goya. Un comerciante de moda. Ahora, en un punzante artículo del Guardian se lanza de lleno contra el pirata que vende tiburones inofensivos.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. cbr dice:

    Mas sobre Damien, a.k.a. «la fábrica», Hirst:
    http://www.economist.com/books/displaystory.cfm?story_id=12202493
    Saludos,
    cbr

Deja un comentario