11, Nov 2009

La lista del súper y el deseo de inmortalidad

Eco

Umberto Eco recibió la invitación del Louvre hace unos años para curar una exposición. El semiólogo no siguió la contraposición de belleza y fealdad que analiza en su pareja de libros recientes. Armó la exposición a partir de su afición por las listas. A algunos les gusta el futbol. A mí me gustan las listas, dice. Eco sugiere que en el listado está el origen de la cultura: hacer comprensible el infinito. En una entrevista reciente lo pone así: "Tenemos un límite, un límite humillante y desalentador: la muerte. Por eso queremos las cosas que no tienen límites y por lo tanto, no tienen fin. Es una forma de escapar la idea de la muerte. Hacemos listas porque no queremos morir."

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

4 Comentarios

  1. Geraldina dice:

    Y una buena manera de ordenarlas es con
    http://listography.com/
    Me encantaría ver las listas de Eco. Checa las del «featured user» normalmente son listas y listas envidiables de deseos, presente, pasado, futuro….
    Yo soy muy mala listógrafa…

  2. patty dice:

    Una lista, las papás fritas, el automóvil…me encanta como los semiólogos hacen de las cosas pequeñas algo grandioso y como extraen de lo cotidiano tanto significado.

  3. Me parece que lo que dice Silva que dice Eco tiene mucho qué ver con la «Terror Management Theory» (Greenberg, Pyszczynski, & Solomon, 1986), quizá Silva debería de mencionarla un poco más en sus colaboraciones y aquí en su blog.

Deja un comentario