17, Dic 2013

Vila-Matas y las entrevistas

Enrique Vila-Matas la pasa bien en las entrevistas pero recuerda que Barthes la veía como artículo de saldo:  “¿No tiene tiempo para redactarnos un texto que le pagaríamos? Pues concédanos entonces una entrevista, que nos saldrá gratis”.

Por supuesto, soy un entusiasta de algunas de las entrevistas de The Paris Review (¡ah, la de Faulkner!). Pero la que más alta memoria me ha dejado no está en esa revista, sino en un libro de 1970, Infame turba,donde Federico Campbell entrevista a un Gabriel Ferrater inspiradísimo que, hablando de realismo y de la literatura de compromiso (la de los reflejadores), dice que un narrador tiene un compromiso con la gente que le rodea y el país donde vive, pero la creación de su obra es otra cosa, porque el escritor intenta traducir su experiencia, y esta puede ser diferente para cada persona. De esa entrevista recuerdo también el momento en que Ferrater comenta que el comunista Louis Aragon escribió siempre una poesía muy mediocre, salvo cuando Hitler invadió Francia, lo que le llevó a escribir de forma elevada.

—Pero es muy mal negocio que los alemanes tengan que invadir Francia para que Louis Aragon escriba buenos poemas, concluía Ferrater.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Deja un comentario