25, Feb 2013

Lucian Freud: una vida pintada

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Un comentario

  1. En ‘Man with a Blue Scarf. On Sitting for a Portrait by Lucien Freud’ de Martin Gayford, anoté esto que decía el pintor: «El retrato no quiero que salga de mí, sino que quiero que venga de ellos. Voy a hacer que salga de “ellos”, de lo que ellos expresen.» Y por eso hay un paralelismo entre este artista y los publicistas que aplican lo que les dé el estudio de mercado: lo que ellos me den de información, no lo que yo quiera.
    «La malicia es un tema que le interesa», dice Martin Gayford (pp. 192), es decir la intención solapada, muchas veces maligna o picante, como se dice o se hace algo con una cierta inclinación a lo malo y contrario a la virtud.
    Intenta rescatar la individualidad de quien posa, pero, sin duda, el producto final es el resultado de lo que piensa el artista, más la sensibilidad que tenga y las habilidades con las que cuente.

Deja un comentario