24, Mar 2010

Ráscame la espalda

Peter scratch

Peter Gabriel no tiene mucha prisa: una década para incubar cada disco. Hace ocho años sacó Up y hasta ahora publica un trabajo completo. Se trata de un disco de covers: versiones de canciones ajenas. A decir verdad, el género es sospechoso. Que Peter Gabriel ofrezca su versión de éxitos prestados podría ser indicador de una creatividad en declive: treparse al éxito de otros porque uno no tiene nada nuevo que decir. Karaoke que apenas inserta voz a una cinta fija de sonidos. Las piezas que Peter Gabriel esculpe con el barro de canciones viejas y nuevas son todo lo contrario: la expresión de plena vitalidad artística, una de las obras más ambiciosas de su carrera. El disco se titula Scratch My Back : ráscame la espalda. El trabajo no es la aplicación de otra voz a una canción conocida. Es una transcripción: el clásico arte de la traducción de lenguajes musicales. No es la garganta lo único que cambia en este disco, es la atmósfera que envuelve las melodías, el ritmo que las anima, los sonidos que las arropan. Desnudando canciones ajenas, Peter Gabriel las hace plenamente suyas, les saca la pulpa que el original escondía y restaura en muchas ocasiones el mensaje que hasta su autor ignoraba.

Peter Gabriel ha envuelto su música con capas de sonido y la ha animado con chicotes de ritmo. Buscando en todos los rincones del mundo, acercándose a las tecnologías más modernas, ha coleccionado un riquísimo mundo de tonalidades. Instrumentación tupida que combina arpas africanas y sintetizadores. Sus experimentos con Genesis, su extraordinario trabajo con Scorsese musicalizando la agonía de Cristo, su colaboración con músicos como Nusrat Fateh Ali Khan, los Blind Boys of Alabama o Youssou N’Dour, su trabajo curatorial al frente de Real World le han entregado un prodigioso acervo de sonidos, rumores, voces y ecos. De ahí la exuberante vegetación, la arenosa musicalidad que conocemos en Peter Gabriel. Pero desde Up, su disco anterior, se percibe una búsqueda: ya no la densa envoltura, sino la desnudez ósea del canto. Entre la densa musicalidad de aquel disco, despunta una canción enigmática: “La gota.” La pieza tiene apenas el acompañamiento de un piano que evoca la melancolía de Arvo Pärt. Ahí estaba la semilla de su nuevo proyecto: despojarse de los adornos, soltar lo inesencial y encontrar, como apenas canta aquella canción, la simpleza trágica de la caída.

Ahora, en Scratch My Back, Peter Gabriel sigue su búsqueda de lo primordial. Ha tomado como ingredientes canciones de David Bowie, de Radiohead, de los Talking Heads, de Paul Simon. No ha pasado revista a los clásicos: ha seleccionado piezas que le resultan entrañables. Las ha pulido con los arreglos de John Metcalfe. No se escuchan guitarras ni batería. Ningún sintetizador disparando sonidos improbables. Tan solo violines, cellos, piano y algún coro. Se sienten por ahí aires de Philip Glass, de Arvo Pärt, de Stravinsky. Arrancándole toda la grasa de la ornamentación quedan al descubierto letra y melodía. El resultado de la transcripción es sobrecogedor. Una movida canción de David Byrne que tapa con su estruendo una letra estrujante se convierte en un himno sobre las voces que escucha un terrorista. El júbilo sudafricano de Paul Simon, tan lleno de tambores, trompetas y acordeones transformado en un lamento lánguido. La letra de cada canción brilla con la dicción puntual y una parca entonación. El tono es sombrío: voz de niebla y óxido.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

5 Comentarios

  1. Erick Fosado dice:

    Buena entrada. Sólo quisiera comentar (como si te importara) que encuentro pocas remisiones al contenido de discos o libros cuando haces referencia a éstos, y muchas a Amazon, pa’que los pida(compienzo a sospechar la existencia de algún acuerdo comercial). Saludos cordiales. Pd. Va la liga a una página con una buena base de datos sobre literatura, música, arquitectura y pintura:
    http://www.epdlp.com/

  2. Mario G dice:

    … mmm, por si alguien tiene un tiempecito, mientras hace un trabajo mecánico que no merezca mucha concentración, tal vez pueda escuchar este debate de la abc llamado DOES GOD HAVE A FUTURE?
    http://abcnews.go.com/Nightline/FaceOff/
    Se puede decir que es un punto ganado por el bando de los defensores del pensamiento científico VS el bando de los defensores del pensamiento mágico. Sam Harris y Michael Shermer por un lado y Deepak Chopra y Jean Houston por el otro. Reconozco la manera en que se defiende Chopra y la humildad para disculparse cuando lo tiene que hacer.
    En total dura como 3 horas (incluyendo sección de preguntas y respuestas) pero en este es un pasaje que puede provocar interés; Harris cuestiona a Chopra en No pretender saber cosas que incluso la ciencia reconoce como incierto.
    http://abcnews.go.com/video/playerindex?id=10175026
    Saludos

  3. Mario G dice:

    Sorry, mi comentario anterior iba dirigido a dos entradas anteriores, sobre el papa y Christopher Hitchens.. pero igual recomiendo ambos: Tanto el disco de Peter Gabriel como el debate en ABC
    Buen día

  4. luisgustavo dice:

    Están buenísimos los links musicales de youtube. Genial lo de Arvot Part. No lo conocia muchas gracias.

  5. Voy corriendo por el disco de P. Gabriel, gracias por la recomendación y el hermoso ensayo alrededor del disco. Me recuerda, por lo que dices, la serie americana de Johnny Cash, versiones que son una obra maestra; lo mismo hizo, por ejemplo, Kurt Cobain en el Unplugged que grabó para MTV.
    Saludos

Deja un comentario