04, Jul 2014

Simic: una tarde con Octavio Paz… y sin futbol

Charles Simic publica unas confesiones de fanático del futbol. El poeta ha relegado todo para entregarse a ver todos los partidos del Mundial. Recuerda haber venido a México en 1994 y visitar a Octavio Paz cuando México jugaba contra Italia. Platicaban de literatura y arte pero, al acercarse la hora del partido Simic se percató que Paz no tenía ningún interés en verlo. Fueron a un desolado restorán francés, donde discutieron de Heidegger. Simic iba al baño constantemente para enterarse cómo iba el juego. No recuerda nada de lo que Paz («el hombre más culto y elocuente que he conocido en mi vida») dijo aquella noche. Sólo se acuerda que México empató a 1 con Italia.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Deja un comentario