03, Feb 2012

Sobre Szymborska

Szymborska blanco y negroAyer murió la poeta polaca Wislawa Szymborska. Los diarios cuentan que murió tranquila, en casa, al dormir. Aquí puede leerse el obituario del New York Times y la nota que publicó cuando recibió el Nobel. En El mundo escribió Martín López Vega y en El país, Rodríguez Marcos. Savater la recuerda como un hada madrina en El país. Adam Gopnik escribe en el Newyorker sobre Szymborska. 

Aquí puede leerse su mensaje al recibir el Nobel. y acá lo que, en esa ocasión, escribió Milosz. Aquí un comentario reciente de Charles Simic quien la vincula a la extraordinaria tradición poética de Polonia. Dana Stevens escribe en slate sobre el tiempo en su poesía. Por esta página de El país nos podemos asomar a sus collages. José Rodríguez Marcos la visitó en su casa de Cracovia y narró el encuentro en esta crónica. Savater publicó este texto sobre ella hace un par de años. Tedi López Mills lee el libro que publicó el Fondo de Cultura Económica. En Prospect, James Woodall recuerda su encuentro con ella y la botella de brandy que sacó en su casa, a las 11.00 de la mañana. Ruth Franklin escribe sobre ella en The New Republic.

El Telegraph avisa que se publicará este año un libro con poemas inéditos. 

Éstas son sus obras disponibles en español: 

  • El gran número. Fin y principio y otros poemas. Vv. Tt. Hiperión, Madrid, 1997.
  • Poesía no completa. Trad. G. Beltrán y A. Murcia. Fondo de Cultura Económica, México, 2002 (2ª ed. 2008).
  • Instante. Trad. G. Beltrán y A. Murcia. Igitur, Barcelona, 2004.
  • Paisaje con grano de arena. Trad. A. M. Moix y J. W. Slawomirski. Lumen, Barcelona, 2005.
  • Dos puntos. Trad. G. Beltrán y A. Murcia. Ígitur, Barcelona, 2007.
  • Aquí. Trad. G. Beltrán y A. Murcia. Bartleby, Madrid, 2009.
  • Lecturas no obligatorias. Prosas. Trad. Manel Bellmunt. Alfabia, Barcelona, 2009.
Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Un comentario

  1. Connie Roldán dice:

    ¡Qué maravilla, Chucho!
    Confieso mi ignorancia, no la conocía! Gracias a ti descubro mundos nunca antes caminados y te lo agradezco siempre.

Deja un comentario