08, Abr 2015

Rivera y Siqueiros contra Goeritz

En junio de 1954, Mathias Goeritz fue nombrado museógrafo de la Universidad Nacional. Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros se indignaron por la decisión y enviaron una carta al rector Nabor Carrillo. La transcribo aquí:

 

Señor don Nabor Carrillo
Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México
Ciudad

Muy señor nuestro, estimado y admirado amigo:

Nos dirigimos a usted al mismo tiempo que dentro de la cordialidad amistosa, con el respeto necesario a su alta investidura universitaria.

No sabríamos decir si es mayor nuestra sorpresa que nuestra indignación y nuestra repugnancia al enterarnos de que autoridades universitarias han dado el cargo de museógrafo de la institución que usted dignamente jefatura a un individuo llamado Mathias Goeritz.

Se trata de un simple simulador, carente en absoluto del más mínimo talento y preparación para el ejercicio del arte del que se presenta como profesional. No es autor sino de imitaciones malísimas y débiles, o bien de obras de artistas europeos o del arte prehistórico del periodo glacial, y en ambos casos no realiza sino lamentables caricaturas de lo que toma como modelo para fabricar «arte» de la más vil calidad comercial «a la moda» con el propósito de sorprender a los nuevos ricos aprendices de «snobs» incapaces de distinguir la calidad de lo que adquieren o elogian. Individuo que representa, en suma, todo aquello que es contrario a la alta tradición y desarrollo del arte de México y su cultura nacional.

No podemos admitir que se encargue de manejar obras de artistas mexicanos en exposiciones, museos, bibliotecas tal personaje advenedizo que no podría tocarlas sin ensuciarlas, si no hubiera mexicano capacitado para desempeñar tal puesto en una Universidad de México.

Esto constituye de hecho un verdadero insulto para el arte y los artistas de México que queremos atribuirlo a un error ajeno a la autoridad y conocimiento de usted.

Nada podría alegrarnos más que el saber que este error se ha disipado, pues al generalizarse el conocimiento del hecho seguramente se producirá un amplio y profundo movimiento de protesta en la masa de los artistas, estudiantes de arte y en general todo el pueblo de México, consciente de los altos intereses de su patria.

Atenta y afectuosamente

Diego Rivera
David Alfaro Siqueiros.

Excélsior, 15 de junio de 1954. (Visto aquí)

Los muralistas tuvieron éxito. Ante la presión, la Universidad hizo público un breve comunicado: «El Sr. Mathis Goeritz no ha sido nombrado para nada en la universidad sólo tuvo un encargo perentorio.»

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. Javier C. dice:

    Qué carta tan mal escrita,sólo muestra una alta dosis de envidia disfrazada de patrioterismo; es un catálogo de descalificaciones sin ningún sustento, sin la mínima explicación de sus dichos.

    Decepciona la manera tan pobre de redactar, parece un parece un «post en el face» de un alumno de secundaria queriendo impresionar a su chica con su wiki-culturita.

  2. Claudia dice:

    Vaya, una concepción distinta del arte, y mucho de patrioterismo… Me quedo con las Torres de Satélite…

Deja un comentario