Gray, John

09, Dic 2013

John Gray: la ideología del anti-ideólogo

chotiner_grayzone_img

Isaac Chotiner ofrece en The Nation una revisión del pensamiento de John Gray. Como decía E. H. Carr, quien denuncia una ideología pretende reemplazarla con otra. No es una posición escéptica sino otra política de fe. Muy distinta a la prudencia de alguien como Herzen que denunció la credulidad ideológica desde la duda, como una advertencia prudente frente a la tentación de los atajos. El antihumanismo de Gray también es un tapaojos

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
29, Jul 2013

John Gray sobre Maquiavelo

La característica de la teoría política contemporánea es su hostilidad a la política, dice John Gray en una nota sobre Maquiavelo. De acuerdo al dogma liberal, los valores habrán de incrustarse en la ley; nada relevante habrá de dejarse a las contingencias de lo político. Gray rechaza la versión azucarada de Bobbit en un libro reciente sobre el constitucionalismo de Maquiavelo. La verdadera lección de Maquiavelo es otra: que la alternativa a la política no es la ley sino la guerra. La política no es domesticable en normas: debe asumirse que el hombre es un animal indómito.

BEN 62196

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
09, Ene 2013

Comunismo, fascismo, liberalismo–tres fanatismos (según John Gray)

Devil in HistoryJohn Gray comenta el libro El diablo en la historia, del rumano Vladimir Tismeanu en una reseña publicada por el Times Literary Supplement. Si hay algo que conecta al fascismo y al comunismo es su persuasión de que hay porciones de la sociedad que no pertenecen al Pueblo y que, por ello mismo, merecen ser eliminadas. En la Unión Soviética se llegó a hablar del ex-pueblo. Si el comunismo está basado en un humanismo, sostiene Tismeanu, es un humanismo que expulsó a millones de personas de la categoría de ser humano. 

Pero no es ése el único paralelo entre fascismo y comunismo, sostiene Gray. También los une una fe, un mito: la convicción de que serían capaces de limpiar para siempre a la humanidad de todas sus impurezas, que podrían alcanzar la felicidad a través de una ruptura con las tradiciones. Utopía que conecta al fascismo con el comunismo… y con el liberalismo.

Se anuncia en el mismo artículo el próximo libro de Gray: El silencio de los animales. Del progreso y otros mitos. Se publicará en junio de este año.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
14, Ago 2012

Los tiranos y las artes

CucúEn  una colaboración para la BBC, John Gray examina la relación entre la tiranía y el arte. Recuerda una línea del Tercer Hombre donde Orson Welles resalta los servicios del despotismo: 

Durante treinta años, Italia tuvo guerras, terror, asesinatos, pero produjo a Miguel Ángel, a Leonardo, el Renacimiento. En Suiza tuvieron amor fraterno, quinientos años de democracia y paz. ¿Qué produjeron? El reloj cucú. 

La cultura, no necesita democracia ni paz, dice Gray pero requiere cierta libertad: una pluralidad de centros de influencia que con frecuencia se enfrentan. "Cuando los artistas y escritores dependen solamente del gobierno el resultado es el nepotismo y la mediocridad." Pero también es absurdo pensar que la vitalidad de una cultura puede depender solamente de las fuerzas del mercado. "Una cultura florece en la competencia y el antagonismo, no en la fantasía de la armonía social. Sin esos conflictos creativos, podríamos terminar sin nada más que con relojes cucú."

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
17, Feb 2012

John Gray sobre el ateísmo de De Botton

Religion for AtheistsJohn Gray comenta en su reseña más reciente del New Statesman, el nuevo libro de Alain de Botton, Religión para ateos. Sólo la arrogancia de la nueva generación de ateos, dice, Gray puede asociar la fe con la tontería. El argumento de De Botton es que el valor de la religión trasciende su veracidad: puede representar valores importante, independientemente de que sus creencias sean inverificables o definitvamente falsas. Su punto es que el debate entre la fe y la religión podría ser mucho más amigable; no es poco lo que el incrédulo puede aprender del hombre de fe. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
11, Nov 2011

John Gray y la econolatría

John Gray comenta el libro de Sylvia Nasar sobre los grandes economistas de la historia para hablar de la econolatría. La economía parece ser la disciplina que con mayor orgullo se dispone a comprometerse con la irrealidad, dice. Al expulsar a la historia de su disciplina, muy pocos economistas han tenido algo valioso que decir para encarar los problemas que han creado. 

Aquí pueden verse otras entradas sobre John Gray en el blog. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
13, Oct 2011

La persistente violencia del homo sapiens

Pinker angelsEl psicólogo evolucionista Steven Pinker acaba de publicar un libro sobre el descenso de la violencia en la humanidad. Los mejores ángeles de nuestra naturaleza es un trabajo que pretende demostrar el declive de la agresión en el mundo. John Gray, el crítico del humanismo ilustrado, se apresura a expresar su desacuerdo. El impulso destructivo es una constante; no cede. A su entender, el trabajo de Pinker es una nueva muestra de los engaños de una ciencia que se presenta para fundar al fe en el progreso. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
06, Oct 2011

La fe de Hitchens

Hitchens - ArguablyJohn Gray recuerda las palabras de Leon Trotsky seis meses antes de ser asesinado: Moriré como un revolucionario proletario, como un marxista, como un ateo." Gray trae a cuento estas palabras para hablar de Christopher Hitchens, el intelectual que cree que es tenacidad heroica el aferrarse a una causa con independencia de sus consecuencias. Un hombre de fe dispuesto a cerrar los ojos ante cualquier cosa que contradiga sus prejuicios. Gray comenta Arguably, el nuevo libro de Hitchens. Celebra su combate pero también registra su credulidad: los hombres de fe, apunta, suelen tener clara conciencia de sus dudas. De cualquier modo, Hitchens es uno de los grandes escritores vivos de la prosa inglesa, dice Gray. Arguably es el testamento de una mente prodigiosa. A pesar de sus tropiezos ideológicos, es un formidable defensor de la verdad.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
24, May 2011

Nueve caras de John Gray

Nueve caras de John Gray

Estos retratos del autor de Dos caras del liberalismo forman parte del segundo volumen de filósofos retratados por Steven Pyke.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
03, May 2011

De John Gray

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
08, Jun 2009

Sobre Berlin

Berlin sofá Al cumplirse cien años del nacimiento de Isaiah Berlin, han aparecido algunos libros importantes. El segundo volumen de sus cartas está a punto de ser publicado. Se trata de una compilación de cartas escritas en 1946 y 1960, un periodo particularmente rico en la vida del historiador. El suplemento cultural del abc pesca algunos fragmentos aquí. Henry Hardy, el legendario editor de Berlin, no es solamente responsable del descubrimiento y la publicación de las cartas sino también de un volumen en homenaje al retratista: The Book of Isaiah: Personal Impressions of Isaiah Berlin. En Literary Review, John Gray comenta las cartas. El aporte de Berlin, dice Gray no fue la construcción de un sistema para el liberalismo sino la pintura del liberalismo como una forma atractiva, valiosa de vida. The Economist, al registrar estas publicaciones recientes, encapsula su talento de una forma que recuerda una discusión reciente en este blog:

Pensadores como John Rawls defendieron los principios liberales con más argumento. Entre los historiadores intelectuales, Quentin Skinner habrá ayudado más a la profesionalización de la disciplina. Pero nadie tuvo el don de Berlin para dramatizar y personalizar ideas abstractas.

Se han publicado notas en El país, y en el Independent. Aquí puede escucharse una conferencia de Alan Ryan sobre Berlin. En itunes se pueden descargar algunas conferencias del propio Berlin, para constatar la velocidad y la gracia del "Paganini de las conferencias". Aquí se puede oir su conferencia sobre Herzen y acá su conferencia contra Rousseau.

En Prospect, David Herman, en severa reseña de las cartas, pregunta si la reputación de Berlin puede sobrevivir la publicación de su epistolario.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook