Havel, Vaclav

02, May 2012

Ensayos, discursos, teatro de Václav Havel


Compartir en Twitter Compartir en Facebook
02, Feb 2012

Tony Judt, ¿heredero de Orwell?

ThinkingHoy ha salido a la venta el libro póstumo de Tony Judt, una conversación con el historiador Timothy Snyder donde hace su recuento del siglo XX, concentrándose naturalmente en el debate intelectual. A partir del libro, Pankah Mishra revisa en Prospect la trayectoria del historiador al que considera un heredero más auténtico de George Orwell que intelectuales como Hitchens o políticos como Havel que cayeron en la trampa del 11 de septiembre. (Gracias a David Peña Rangel por el artículo de Prospect)

Aquí puede leerse un extracto del libro. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
31, Ene 2012

Paul Berman sobre Havel, el filósofo de 1989

Havel en TNRPaul Berman escribe en The New Republic sobre Vaclav Havel. relata los encuentros que tuvo con él, incluyendo una reunión donde el senador Joe Biden le advertía que la relación con México era cincuenta veces más importante para Estados Unidos que la relación con Checoslovaquia. Berman, un observador crítico de la compleja relación entre los intelectuales y el poder describe a Havel como el filósofo de las revoluciones del 89: 

Las revoluciones de 1989 fueron más que europeas: habían destronado dictaduras comunistas y de todo tipo, en nombre de la democracia. Pero en ninguna parte alguien logró presentar una exposición coherente del ideal democrático, de su grandeza y sus debildiades. Así, las revoluciones terminaron como un éxito político y un fracaso intelectual. Uno de los pocos hombres en el mundo que pudo exponer ideas amplias para el público fue Havel. Si 1989 pudiera encontrar a su filósofo: Havel lo sería. Y al mismo tiempo, sus ideas sobre la democracia recuperan todo tipo de trapos viejos, bordando lo espiritual y aún lo religioso. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
20, Ene 2012

Paul Wilson sobre Havel

Havel regresa a su celdaHavel regresando en 1990 a la celda donde estuvo preso. Fotografía de Tomki Němec en NYRB

Paul Wilson, quien tradujo prácticamente toda la obra de Vaclav Havel al inglés, estuvo en la república checa cuando murió el viejo disidente para percatarse del dolor público que causó su muerte. En un artículo en el New York Review of Books hace la crónica de los funerales y repasa la vida del dramaturgo que alcanzó la presidencia de su país. Wilson comenta el discurso que en su honor pronunció, Vaclav Klaus, su enemigo histórico: un texto correcto que, sin embargo deja en claro su antagonismo. El momento más conmovedor de las ceremonias, comenta Wilson, no fue el funeral de Estado sino el concierto que en su honor dio el Pueblo Plástico del Universo, el grupo del rock que Havel defendió contra el comunismo y que dio origen a la famosa Carta 77.

Dice Wilson de Havel: 

Toda su vida, Havel vivió con la creencia de que si querías que algo pasara, debías hacer algo para que sucediera, independientemente de que la consecuencia fuera el arresto, la cárcel o la muerte. Hablando de los primeros tiempos del post-estalinismo, llegó a decir: "Mientras más hacíamos, más podíamos hacer, y mientras más podíamos hacer, más hacíamos." Es una buena síntesis de su actitud y, de alguna forma, de su legado. Havel estuvo empujando constantemente las fronteras de lo posible y al hacerlo, fue capaz de crear espacio para que otros lo siguieran."

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
30, Dic 2011

Glucksmann sobre Havel

André Glucksmann escribe sobre Havel en El país

A base de tergiversar las más puras convicciones, el despiadado siglo XX desencadenó unas guerras totales con la excusa de defender la paz, y justificó en nombre de un bien supremo esa abominación que fueron los campos de exterminio y los gulags. Ante semejante cataclismo mental, los 242 primeros firmantes de la Carta 77 optan por adoptar una "filosofía negativa". Los disidentes, que se enorgullecen de sus diferencias -entre ellos figuran católicos, protestantes, judíos, ateos, de izquierdas, de derechas, nacionalistas y cosmopolitas-, deciden ponerse de acuerdo no en favor de sino contra. La desgracia que comparten les hace solidarios en y por su soledad. "A veces nos hace falta hundirnos en lo más profundo de la miseria para reconocer la verdad, del mismo modo que nos hace falta caer hasta el fondo del pozo para descubrir las estrellas".

La fortaleza de Václav Havel, la fuerza de la disidencia, ese "poder de los sin poder", fue lo que el filósofo Patocka denominó "solidaridad de los quebrantados". Un nombre que aquel intelectual que tanto inspiró a Havel explicaba con detalle: "Quebrantados porque se ha sacudido su fe en la luz, la vida, la paz…".

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
27, Dic 2011

Michnik sobre Havel

El periodista polaco Adam Michnik publicó un recuerdo de su amigo Václav Havel. Fue Michnik el primero que le dijo al dramaturgo que llegaría a ser presidente de Checoslovaquia. Aquí se puede ver el prefacio que Havel escribió para el libro más reciente de Michnik.

Havel es un caso particular. Cuando, hace algunos años, la Gazeta Wyborcza le otorgó en Polonia de “hombre de la década”, fue felicitado por Bronislaw Geremek, entonces ministro, Jerzy Buzek, entonces primer ministro, y Aleksander Kwasniewski, presidente de la República. Sólo alguien de la envergadura de Vaclav Havel podía crear un clima tan ecuménico que reunía a un socialdemócrata, un hombre de derecha y un antiguo comunista. Y lo hizo durante muchos años sin jamás soltar presa. No sólo en su país, sino en toda Europa central y oriental. y en el mundo entero.

En 1991, durante una larga conversación, le pregunté si pensaba que había que “arreglar nuestras cuentas” con los comunistas. He aquí lo que me respondió, hace más de diez años: “Se trata de encontrar la justa medida de las cosas, Una actitud que sería civilizada y humana, sin por ello huir del pasado. Debemos lograr ver el pasado directamente con nuestros ojos, debemos nombrarlo, extraer lecciones del mismo y hacer justicia, Paro hay que hacerlo honestamente, con mesura, tacto, clemencia e inventiva. Donde tengamos que ver con remordimientos y con gente que reconoce su culpabilidad, hay que hallar el medio d perdonar. Soy pues partidario de abordar ese problema de manera humanitaria, y no para recaer en una atmósfera de sospecha y de miedo. Las personas tuvieron miedo de la policía política durante cuarenta años, y no debe ser que, durante los próximos diez años, todavía tengan miedo que alguien en cualquier momento pueda destapar informaciones sobre ellas. Mucha gente ni siquiera sabe si alguna vez se empantanaron en algo”.

En 1995, en otro encuentro, me confió: “En los primeros meses que siguieron a la revolución de terciopelo, hice cosas bastante alocadas, de las que hoy me avergüenzo. Un día pronuncié discurso en cinco ciudades, y al final decía cualquier cosa, ya que no soy un orador nato, Había allí algo que parecía una sicosis post-carcelaria, cuando un hombre, después de haber recuperado su libertad, no deja de hablar y está convencido de que tiene tantas cosas que decir porque todo el mundo lo escucha. Hoy, tengo un poco de vergüenza, pero en esa época se lo había tolerado. He sacado lecciones de esos errores y soy mucho más prudente.  He comprendido que la política tenía sus principios que había que respetar, incluso si se le quiere imprimir su propia marca”.

Tales hombres políticos serán siempre seres de excepción en el mundo de hoy. Pero  es una suerte fabulosa poder vivir al lado de personalidades tan raras, y ser su amigo.

Vasek, gracias por todo.

Michnik  y Havel

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
20, Dic 2011

Sobre Václav Havel

Vaclav Havel_530

Murió Václav Havel, el hombre que encarnó el espíritu de la disidencia centroeuropea y la revoluciones de terciopelo del 89. Escriben sobre él, el propio historiador inglés, quien lo conoció por aquellas épocas y entabló con él una buena amistad. Para Garton Ash, el dramaturgo fue director de una obra que cambió la historia contemporánea. (Aquí está ya la traducción al español) Su asesor, Jiří Pehe escribe sobre él: "una vida en la verdad." Hermann Tertsch lo recuerda en el abc. En el blog del Economist se repasa su vida como disidente y político. The New Republic publica el elogio de Jacques Rupnik. David Remnick habla de él en el New Yorker. Neil Clark ve la otra cara de Havel. Mary Kaldor lo recuerda en opendemocracy. Yoani Sánchez recuerda al escritor prohibido en Cuba.

Aquí puede leerse el intercambio con Joseph Brodsky publicado en el NYRB sobre la "pesadilla comunista." Aquí su ensayo sobre el teatro y la política y acá su reflexión sobre los intelectuales y la política. 


Compartir en Twitter Compartir en Facebook
18, Dic 2011

Vaclav Havel (1935 – 2011)

Havel - ZappaHavel con Frank Zappa en 1990

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
12, May 2010

Poema concreto de Václav Havel

Havel - Poema concreto

Pescado acá.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
07, Jul 2008

Un café con Havel

Havel_largo
El Financial Times toma un café con Václav Havel. A propósito de sus memorias, donde intercala notas  de sus tiempos como presidente y reflexiones como expolítico en los Estados Unidos, el dramaturgo checo habla de sus preocupaciones y sus fascinaciones.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
08, May 2008

68 y 89

1989_poster1968_posterTimothy Garton Ash busca los paralelos entre el 68 y el 89. Una revolución cultural que, por fortuna (Cohn Bendit dixit), fracasó políticamente; una revolución política que resultó, más bien, restauradora.

Las fotografías de la izquierda provienen del archivo fotográfico de Václav Havel. Durante el 89 checo, el paralelo entre las fechas se hacía explícito.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook