Personajes

06, Jun 2012

Los gnomos de Gnu

Umberto Eco ha publicado una trilogía de libros para niños en colaboración con el ilustrador Emilio Carmi. El último cuento de la serie se llama Los gnomos de Gnu, una alegoría abstracta sobre la catástrofe ecológica. No es fácil encontrar una copia del libro pero puede verse cada página en esta cuenta de flickr.

Eco - Gnomes

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
04, Jun 2012

Simon Schama sobre Yoko Ono

Yoko Ono - Sonríe

Simon Schama conversa con Yoko Ono a propósito de su exposición que será inaugurada próximamente en Londres. Se pregunta el historiador si Ono habría sido (re)conocida de no haber sido por su relación con John Lennon. Schama contesta de inmediato, sí. Yoko Ono fue una pionera que anticipó todos los rumbos del arte conceptual y del performance, alcanzando una esencia poética deslumbrante y frecuentemente conmovedora, dice Schama. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
21, May 2012

Fukuyama y el fracaso de la generación Facebook

I-dont-likeFrancis Fukuyama examina las perspectivas de la elección egipcia del próximo miércoles. Tras la emoción de la "primavera árabe", los candidatos que pueden ganar la votación son dos versiones del pasado. Se trata de un fracaso de quienes empujaron el cambio de régimen, sugiere Fukuyama:

Pudieron organizar protestas y demostraciones; actuar valientemente para desafiar al viejo régimen. Pero no pudieron coordinarse para respaldar a un candidato e involucrarse con el lento, tedioso trabajo de organizar un partido político para competir en las elecciones, distrito por distrito. … Tal parece que facebook produce un fogonazo en el sartén pero no genera suficiente calor para mantener la casa caliente durante un periodo largo. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
14, May 2012

La poesía de la ciencia

Una conversación entre Neil deGrasse Tyson y Richard Dawkins:

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
02, May 2012

Ensayos, discursos, teatro de Václav Havel


Compartir en Twitter Compartir en Facebook
23, Abr 2012

Diálogo de los muertos

José Emilio Pacheco imagina el diálogo entre Alfonso Reyes y José Vasconcelos en la esquina de Alfonso Reyes y José Vasconcelos: 



En Los retornos de Ulises. Una antología de José Vasconcelos, estudio y edición de Christopher Domínguez, Fondo de Cultura Económica, 2010.
Compartir en Twitter Compartir en Facebook
23, Abr 2012

Recordando a Hitchens

El pasado 20 de abril Christopher Hitchens habría cumplido 63. Para recordarlo, Vanity Fair organizó una ceremonia con sus amigos y admiradores. Hablaron Stephen Fry, Martin Amis, Salman Rushdie, Ian McEwan, Tom Stoppard, Christopher Buckley, Olivia Wilde, Sean Penn, Padma Lakshmi, Carl Bernstein, Tina Brown, Jason Sudeikis, David Remnick y su hermano Peter. 

Segunda parte, tercera y cuarta.

En el programa de Charlie Rose, hablaron de él Salman Rushdie, Ian McEwan, Martin Amis y James Fenton.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
10, Abr 2012

Adam Gopnik, Camus y el arte del editorial

Camus - NY
Adam Gopnik publica un artículo en el New Yorker sobre Albert Camus. Elogia sus novelas y sus ensayos pero se detiene en sus editoriales. Los articulistas pueden parecer los escritores más insípidos, dice Gopnik: garabateadores de las ideas anónimas, cultores de lo obvio y lo desabrido. Los buenos editorialistas no son los que pretenden ganar un argumento sino los que sugieren un tono para la discusión. “Lo que los grandes editorialistas enseñan a sus lectores no es “di esto”, sino “suena así.” Camus aportó un tono: le agregó al debate la autoridad de la tristeza.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
02, Abr 2012

De Quentin Skinner


Compartir en Twitter Compartir en Facebook
02, Abr 2012

Libertad y valentía

Skinner

Desde Benjamin Constant, los liberales han dibujado la libertad frente a una sombra que usa la misma palabra. En su conferencia de 1819 contrastaba la libertad moderna con la antigua, enfatizando que la vieja idea no solamente se había vuelto impracticable sino que era también peligrosa. Los antiguos defendían una libertad de participación en lo público, mientras los modernos se refugian en sus placeres privados. La nostalgia de la antigua libertad podría alimentar una nueva servidumbre. Algo parecido dijo Isaiah Berlin en su famosa conferencia de 1958. La libertad negativa no es voz sino resguardo. Quentin Skinner cree que la disyuntiva que plantean Constant o Berlin es inadecuada para comprender las dimensiones de la libertad. No dos: tres nociones de libertad son distinguibles.

En una conferencia de noviembre de 1997 que dictó para asumir la cátedra de Historia Moderna en Cambridge, Skinner agregó un concepto que los liberales han sido incapaces de apreciar. La libertad precede al liberalismo. No es solamente ausencia de obstáculos para realizar nuestro deseo, sino independencia frente a los otros. A la idea liberal le antecedió la experiencia republicana o, como él la llama, la concepción neo-romana. Skinner encuentra a Berlin poseído por el hechizo liberal. Un embrujo que le impide asomarse al mundo fuera del marco hobbesiano. En efecto, el biógrafo de las ideas seguía subyugado por la fórmula de Hobbes que, de una u otra manera ha definido los contornos de la palabra: la libertad es ausencia de impedimentos externos. La libertad como el espacio donde la ley calla. Hobbes impuso una hegemonía conceptual. Si bien lo recordamos como el constructor racional de la monarquía absoluta, fue quien acuñó la noción liberal de la libertad. Ahí, en el Leviatán estaba la semilla de la libertad moderna o negativa, afirmándose contra la otra libertad, la libertad republicana que Skinner identifica y reivindica.

El historiador trabaja con pincel seco para desempolvar las palabras, quitarles el lodo de los siglos y restituirles el color original. El historiador debe imaginar la idea nadando en su lago original, ponerla en contacto con los eventos de su tiempo y escucharla en su conversación. Para comprender la vida de las ideas es indispensable conjurar el embrujo ideológico, escapar (en la medida de lo posible) del lenguaje del presente y sumergirse en la historia. Entendida de ese modo, la historia no responde nuestras preguntas; es el mejor cuestionamiento de nuestras certezas.

El artículo completo puede leerse aquí

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
28, Mar 2012

Película sobre Hannah Arendt

Sukowa - ArendtSe filma una película sobre Hannah Arendt que se estrenará en octubre de este año. La directora Margarethe von Trotta describe las dificultades de llevar al cine la vida de la filósofa. ¿Cómo puede proyectarse la personalidad de una mujer dedicada a la escritura y el pensamiento. El reto es traducir ideas en imágenes. La directora ha llevado a la pantalla a Rosa Luxemburgo y a Hildegard von Bingen sabe que tiene que capturar el proceso de pensar, el camino que lleva a la idea y no solamente la idea cristalizada.

Más información por acá. (La imagen de la esquina es de Barbara Sukowa, quien representará a Arendt, en el film.)

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
21, Mar 2012

Poesía del pensamiento

Steiner - Poetry of Thought

El nuevo libro de George Steiner explora las complicidades de la filosofía y la literatura, las fricciones de la metáfora y el argumento, las afinidades de la música y la metafísica. La poesía del pensamiento (New Directions, 2011) es un libro que fluye, a pesar de su densa, apretada erudición. Podría parecer apabullante la profusión de referencias, la mezcla de dominios, la evocación de tantos tratados y epigramas en cada línea de cada párrafo. Sin embargo, la meditación de Steiner, siendo la meditación de toda una vida, camina con la naturalidad de un paseante que regresa a sus lugares entrañables.  En cualquier página se pueden encontrar alusiones a Descartes y Galileo, a Lucrecio y Wittgenstein, a Proust y a Hegel. No es alarde, es remembranza de lecturas que se han insertado en la columna vertebral. Ideas, imágenes, melodías que son ya indistinguibles del cuerpo de un lector, citas que son como reflejos.

Desde luego, se trata de un libro exigente. Un feliz arcaísmo que nos cree capaces de la concentración del monasterio. Este no es un libro para aficionados al atajo. Steiner pide a quien sujete su libro el viejo arte de la concentración hecho de soledad y de silencio. Silencio, sobre todo, porque para la comprensión hace falta oído y no pura inteligencia. Las ideas no se entienden solamente, se escuchan; las teorías no se explican, se muestran. Sería muy distinto nuestro mundo si prevaleciera la sordera, si careciéramos de vista. Toda filosofía busca una voz, un tono, un ritmo. Se comunica con metáforas, anhela la contundencia de lo visible. Hasta en la crudeza de la lógica más severa, hay una retórica, un estilo. En toda filosofía hay un pulso trágico, un éxtasis. A veces su puntuación es la carcajada. Somos animales dotados de palabra o, tal vez, los únicos animales dispuestos a esbozar metáforas.

La creatividad de la razón se escabulle del lenguaje técnico. Para Steiner el proyecto de la filosofía analítica está condenado al fracaso. Aunque anhele precisión, no puede más que recurrir a la imagen, al símbolo, a la parábola. Hasta las matemáticas tienen un ritmo, una elocuencia, una elegancia. Metafísica y poesía son frutos del lenguaje, búsquedas de verdad, aspiración de entendimiento. La poesía, dice Steiner, “busca reinventar el lenguaje, renovarlo. La filosofía se esfuerza por hacer rigurosamente transparente al lenguaje, purgarlo de ambigüedades y confusiones.”

El ensayo de Steiner es una invitación a escuchar el concierto de la filosofía, a contemplar su pinacoteca. A Marx, por ejemplo, hay que leerlo ya, sin los prejuicios del siglo XX, como el inmenso escritor que fue. Apreciar su pasión literaria, escuchar las muchas voces que aparecen en su ópera, dejarse llevar por su virtuosismo dramático. La arquitectura gramatical del Manifiesto, el compás de su argumento narrativo, la convicción profética, la vehemencia de su tono no tienen paralelo en la historia de la humanidad. Valdría leer al periodista inspirado y torrencial que fue y, sobre todo, la “volcánica” capacidad para arremeter contra sus enemigos. En Marx está Rabelais y se anuncia Celine, se escucha a Víctor Hugo, a Shakespeare y a Dickens. Su filosofía es una epopeya, una aventura trágica donde la razón pretende transfigurarse en acto. Las ideas, dijo Marx, no existen fuera del lenguaje. Y pocos han creído en la fuerza del lenguaje, es decir, en la fuerza de la filosofía como Marx. El pensamiento como un rayo que podrá convertirnos en hombres. La literatura se ha dedicado a explicarnos el mundo. Ahora podrá cambiarlo. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
19, Mar 2012

Inédito de Camus

Camus lee el periódico, 1953En noviembre de 39, Albert Camus escribió un artículo para publicarse en Le Soir républicaine que nunca llegó a ver la luz (como se dice). “Es difícil evocar hoy la libertad de prensa sin ser tachado de extravagancia, acusado de ser Mata-Hari o siendo convencido de que eres sobrino de Stalin”, dice en las primeras líneas. En el texto propone cuatro medios para conservar la libertad del periodista: lucidez, rechazo, ironía y obstinación. Lucidez para resistir a los resortes del odio y el culto a la fatalidad. Desobediencia para oponerse a la marea de estupidez. La ironía porque es la mejor arma contra los demasiado poderosos. Y obstinación para superar el desánimo que provocan la tontería, la abulia organizada, la estupidez agresiva.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
14, Mar 2012

Edgar Morin al rescate de la humanidad

Edgar MorinEdgar Morin ha publicado recientemente un libro cuya ambición es, ni más ni menos, "salvar a la humanidad." "Presiento, dice en el prólogo a La vía, que lo improbable a lo que me consagro puedo convertirse en imposible. Pero, aunque el Titanic naufrague, quizás una botella lanzada al mar llegue a la orilla de un mundo en el que todo deba comenzar de nuevo." En El país se publica una conversación con José María Ridao donde habla de la indignación como un catalizador insuficiente: "Los indignados hacen críticas justas, denuncian pero no pueden enunciar."

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
12, Mar 2012

La actividad intelectual y la seducción

El New York Review of Books publica un extracto de la conversación que Tony Judt tuvo con Timothy Snyder y que forman el libro Pensando el siglo XX.

La actividad intelectual es un poco como la seducción. Si quieres ir directamente a tu objetivo, lo más probable es que no lo consigas.

Los intelectuales se creen defensores de grandes abstracciones pero, para defenderlas, deben cuidar las prácticas y las instituciones concretas que las reflejan. La democracia se corroe porque a la gente le importa poco. Los intelectuales y los buenos periodistas son útiles, dice Judt porque pueden ayudar a llenar el espacio que se abre entre los dos componentes de una democracia: los gobernantes y los gobernados.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook