20, Jul 2008

Cartones sobre la portada

Content_cartoonbox_slate_com

y 70 cartones más sobre caricaturas polémicas…

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

9 Comentarios

  1. paula dice:

    En relación a un episodio similar entre burlones e indignados Sean Carroll de Cosmic Variance tiene un punto de vista interesante:
    «Focusing on stupidest among those with whom you disagree is a sign of weakness, not of strength.»
    http://cosmicvariance.com/2008/07/16/crackergate/
    Por cierto, otra aparente contradicción de algunos liberales: si un caricaturista se burla de la religión está bien, pero si Richard Dawkins lo hace es un intransigente determinista fundamentalista. Como si sólo los burlones profesionales tuvieran licencia para hacer mofa.

  2. Perdón, pero no puedo dejar de comentar la prepotente respuesta que le dio hace unos días el hijo de Enrique Krauze al anónimo apodado «sin sentido del humor». Más allá de sus profundos conocimientos futboleros, el señor Krauze Jr. no demuestra sino la más supina ignorancia cada vez que emite alguna opinión de política internacional (lo que, desgraciadamente, es muy frecuente) Desde luego, su falta de pertinencia no es óbice para que sus puntos de vista sean ampliamente difundidos en los medios de comunicación gracias no al muy discutible talento del señor Krauze Jr., sino a sus evidentes conexiones familiares. La manifiesta superficialidad de los conocimientos de este opinador son de dar pena ajena. Sólo en un país con los bajos niveles educativos que tenemos en México este Jr. puede pasar por informado. Es uno esos «caballeros del lugar común», para citar una de las expresiones favoritas del verdadero adalid intelectual este Jr: don Fernando Marcos.
    Repito la pregunta que hice en el post pasado: ¿Hasta cuando tendremos que tolerar la impertinencia de la juniorcracia mexicana tambén en la vida cultural? ¿Cuándo nos desharemos de estos petardos sin sentido del humor y con ínfulas de sabios futboleros? ¿Qué sería de León si se apellidara Pérez? ¿Le iría al Atlas?

  3. León Krauze dice:

    Pedro,
    Para ser «liberal popperiano» te gana la bilis. En fin.
    Déjame ser claro (aunque no sé por qué me tomo la molestia; diatribas histéricas como la tuya he leído demasiadas en mi vida).
    Déjame comenzar por lo primero. Si a «sin sentido del humor» le contesté como le contesté fue porque lo merecía. Recurrir a la genealogía es recurrir al prejuicio. Y yo no tolero a quien usa el prejuicio como argumento.
    Ahora déjame contestar tu pregunta final.
    Si no fuera nieto de mi abuelo ni hijo de mi padre no habría aprendido el valor del trabajo diario. También sé que quizá no habría comenzado a trabajar desde los 16 años, como vendedor, y a los 17 como aspirante a periodista. No habría aprendido que uno se levanta todas las mañanas a trabajar en el oficio que ha escogido (ni modo, Pedro, yo escogí ser escritor como mi padre; ¿el tuyo a qué se dedica?). Quizá tampoco habría aprendido a respetar los libros ni las ideas. QUizá no habría tenido la educación que tengo, aunque quizá sí, dado que aproveché una beca para cursar la maestría. No sé si habría aprendido a escribir, pero ese es otra discusión. Tampoco sé si habría tenido la oportunidad de trabajar junto a Fernando Marcos, aunque me gusta pensar que sí (grande DOn Fer, estoy de acuerdo). Lo que sí sé es que no habría aprendido cuánto pesan en el mundo los prejuicios antisemitas ni las envidias sin fundamento.
    Ahí tienes mi correo. Me encantaría seguir esta conversación en privado si te parece.

  4. Luis Lopez dice:

    Es cierto. Leoncito trabaja desde los 17 años como aprendiz de periodista. A mi me consta que desde entonces trabaja en la revista de su papi y que ahi demostró su gran talento escribiendo unas crónicas mamarrachas sobre futbol y sobre otras cosas de las que también cree saber. Por supuesto, en nada de su desarrollo profesional infliuyó el hecho de que su papi fuera el Director, dueño, amo y señor de la revista. Su calidad literaria se impuso y por eso ahora es un gran analista internacional en otro trabajo que Daddy tambien le ayudó a conseguir. Ya no lo critiquen por favor, porque si no Leoncín va a terminar acusando a todos de resentidos y antisemitas. Al fin que esa nunca falla.

  5. León Krauze dice:

    Luis,
    No, al contrario, critícame. ¡Me divierte!
    A ver, sólo por no dejar.
    Comencé a escribir de manera profesional a los 17 años en El Norte, gracias a la generosidad de Ramón Alberto Garza. Desde entonces, he publicado en los siguientes diarios y revistas (todos, como sabemos, dirigidos por mi padre):
    Newsweek
    The America’s Quarterly
    Foreign Affairs
    Foreign Policy
    The New Republic
    The Washington Post
    Post Global
    Epoca de O’Globo
    Alternatives Internationales
    El Diario De Nueva York
    El Universal
    Excélsior
    Diario Monitor
    Expansión
    Vuelo
    Etcétera
    Medio Tiempo
    Código
    Travesías
    La Revista
    También he colaborado en los siguientes medios de comunicación (todos acataron las órdenes de mi padre).
    Discovery Channel
    PBS
    Radio Fórmula
    Monitor
    IMER
    Cadena Tres
    Televisa
    Proyecto 40
    Ibero Radio
    W Radio
    Y…Letras Libres, donde, caray, no tengo defensa.
    ¡Saludos!

  6. Mi estimado León:
    Es cierto que me pasé de histeria y te pido una disculpa pública. Pero debes reconocer que ya hay un exceso de hijos de… en los ámbitos políticos e intelectuales de nuestro país. A mucha gente nos indigna. Claro, hay casos plausibles como el de Chucho Silva, que es un estupendo analista y no lo digo por ser mi amigo, pero checa la lista y verás que tengo la razón. A mucha gente nos indigna. Mira, por ejemplo ve a ese probre güey que hace el Oso Bruno, que porque no lo pelan en ningún lado tiene que predicar su «liberalismo popperiano» en un triste y deshilvanado blog.
    En fin León, Chucho me había dicho que tu respuesta era elegante, y así la juzgo yo también.
    Eso sí, hay que cultivar más nuestro sentido del humor.

  7. León Krauze dice:

    Estimado Pedro,
    Gracias por tu generosa respuesta.
    Te prometo hacer lo posible por cultivarlo. Empezaré, si te parece, platicando con más frecuencia contigo y leyendo más tu blog, que me ha gustado mucho.
    Un abrazo
    LK

  8. Luis Lopez dice:

    No te hagas falsas ilusiones Leoncito! Sólo espero que estés consciente de una cosa: si te llamaras, digamos, Pedro Aguirre, nunca se te hubieran abierto la mayor parte de las puertas que alegremente citas como si todo lo hubieras logrado por tus propios méritos.
    Entiénde esto: nadie te acusa de tonto, pero no te sobrestimes y aprende a no ser tan soberbio ni a responder como el juniorcito mamón que todavía eres. Sólo respóndete tu mismo una cosa: si es cierto que eres tan chingón como tú crees, ¿habrías necesitado escribir, publicar y trabajar en LL? ¿Verdad que no?
    En cuanto al otro hígadazo, Pedro Aguirre, pues no hay mucho que agregar: muy valentoncito, muy valentoncito, pero a la mera hora recula como siempre (como lo ha hecho en todos los partidos políticos de los que toda su vida ha medrado). Es, como él mismo lo dice, un «pobre guey» que mantiene un «deshilvanado blog».
    Ojalá que platiquen mucho entre los dos: así se pueden ayudar mutuamente y darse sus terapias gratuitas en forma simultánea: alábense uno al otro y sigan creyendo que los dos son muy chingones. Así, hasta que la realidad los ponga en su lugar (bueno, a Pedro ya lo puso ahí desde hace un buen rato).
    LL

  9. León Krauze dice:

    «Luis», me has hecho reír.
    Ahora entiendo por qué te tardaste tanto en responder.
    Ahí la dejamos.

Deja un comentario