10, Dic 2013

Contra las revistas científicas

Randy Schekman, premio Nobel de Medicina 2013, ha publicado un artículo en el Guardian en contra de las revistas académicas de ciencia. La ciencia, dice, está siendo desfigurada por un régimen de incentivos perversos. Se premia el trabajo vistoso y relumbrante, no el trabajo valioso. Nature, Cell, Science, deberían ser guardianes de exigencia académica pero no lo son. Son como diseñadores de moda sacando al mercado bolsas de edición limitada para crear una demanda artificial. Por ello las revistas científicas limitan los trabajos que publican. Premian el «impacto», la frecuencia con la que esos trabajos son citados. La tesis es que, mientras más se les cite, serán mejores. Absurdo, sostiene Schekman. Ser citado se vuelve un objetivo en sí mismo. Un estímulo tan contraproducente para la ciencia como lo es para la cultura.

Aquí puede leerse la traducción al español de El país.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Deja un comentario