11, Jun 2009

El beso y el microbio

Escribe Fernando Savater ayer:

God - Religion ¿Son compatibles la ciencia y la religión? ¿Es compatible la poesía amorosa y la ginecología? La respuesta es la misma: claro que sí, mientras cada una no pretenda enmendarle la plana a la otra. No es prudente acometer una cesárea tras documentarse en Juan Ramón Jiménez o Rilke, ni recordarle a quien cree que un beso apasionado lleva al éxtasis que después de todo se trata de un simple intercambio de microbios por vía oral. Las leyendas y mitos religiosos nos ayudan a buscar un significado simbólico al mundo y a la vida, mientras que la ciencia nos aclara su funcionamiento natural. Por mucho que conozcamos el mecanismo de los hechos, siempre nos queda la pregunta por su sentido para nosotros, que va más allá.

La idea es sugerente pero, ¿admitiría el hombre de fe que su dios es un personaje literario?

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

10 Comentarios

  1. bardruck dice:

    Personalmente ese razonamiento se he hace muy similar a este: http://lapulgasnob.blogspot.com/2009/01/preferencia.html pero de que es poetica y bella no hay duda

  2. E.V. dice:

    Por eso amo la «explicación» que Paz realiza del erotismo: es una metamorfosis simbólica, poética. Transforma al sexo en un acto con sentido; se cancela la procreación, y surge el placer… Sin el erotismo, un beso sería un simple cambio de saliva: es un acto baboso. Si se prescinde del erotismo, la cópula en sí es extraña (por no decir ya los otros «actos» que nos hemos inventado como especie): es un montaje, un agasajamiento sinsentido (qué cosa: sinsentido, o con un sólo sentido, que para muchos, no es tal)… Si la ciencia logra develar por qué somos capaces de fornicar, por el solo hecho de poderlo hacer; por qué somos capaces de suicidarnos, cuando el instinto dictaría vivir; y por qué somos capaces de ayunar por una causa… Quizá ese sea el día en el que comience a verla como algo más que una comodidad práctica…

  3. Si, de acuerdo, y yo también sugiero un vistazo por otro lado: http://sincronia-conciencia.blogspot.com/2009/05/vida-realidad-y-fantasia.html
    Por lo que toca a mi percepción, me atrevería a decir, que la poesía que la religión propone, es bastante corta comparada con el potencial de la imaginación humana, que por supuesto, algo tiene que ver con la ciencia, pero más con una parte «espiritual» del hombre. Habría que partir, desde una perspectiva Hegeliana (, donde el espiritu se medio divorcia del alma y se convierte en algo parecido a pensamiento/ cultura/ conocimiento/ sentimiento … Y por supuesto que creo no, el hombre de fé no admite la posibilidad de que su dios sea un personaje literario… (excelente el cartón de la pulga snob, gracias barduck)

  4. Es tal vez eso que no nos agrada cuando vemos los reportajes de investigación sobre la quimica neuronal que implica el amor, decir que el amor es solo quimica cerebral es desalentador, a pesar que sea fascinante.
    Se puede decir, ambos son reales, pero podemos entenderlos mejor.
    De todas formas, la que insiste en enmendar la plana sigue siendo la religión, no la ciencia. La ciencia se defiende cuando cree que hay exesos intolerables, caso del Condon por ejemplo.

  5. Alejandra Perez dice:

    “De esa proclama monoteísta nacieron todos los totalitarismos.” Savater realmente necesita poner en orden sus ideas. Los dos totalitarismos mas perversos y asesinos de todos los tiempos son el nazismo y el comunismo, que, contrario a lo que dice Savater, no se declararon monoteístas o religiosos, sino todo lo contrario, ateos, poniendo la voluntad de algunos hombres como ley absoluta y a todos los demás como lacayos. Esto es contrario a las enseñanzas de las religiones derivadas de la tradición judeocristiana, que proclaman la igualdad entre todos los hombres, la libertad individual y una ley natural, dada por Dios y escrita en el corazón de cada hombre, que da origen al comportamiento moral. Si Savater quiere igualar el discurso de la iglesia católica, que después de todo es eso, un discurso o una enseñanza, que uno es libre de tomar o dejar, con el archipiélago Gulag o con los campos de concentración, muy su gusto. Pero no es verdad.
    P.D. Por cierto ¿cual es la razón científica por la cual no es prudente hacer una cesárea después de leer a ciertos poetas?

  6. Alberto Díaz M. dice:

    De vez en cuando sería bueno que Savater y JSHM dejaran de escribir desde su trinchera secular y se dieran la oportunidad de hacer un mínimo esfuerzo de empatía para con los “hombres de fe”. Calificar de “mitos y leyendas” a los contenidos de la religión es descalificarlos de entrada, es hermanarlos con las fábulas y los cuentos de hadas. ¿Admitiría el hombre de ciencia que Dios tal vez sí exista, que tal vez sea algo más que un personaje literario? Pascal -hombre de ciencia y hombre de fe- vio el asunto con claridad al proponer su famosa apuesta. La ciencia nos puede “aclarar el funcionamiento natural del mundo”, pero no demostrar que la idea de Dios sea absurda. Si quisiera hacerlo le estaría “enmendando la plana” a la fe.

  7. Jge dice:

    ¿admitiría el hombre de fe que su dios es un personaje literario?
    Diría que también y predominantemente un personaje político. Hay un autor, no recuerdo cual, que afirma que la política es un pasaje en la historia de la religión (o tal vez al revés). Y resalta que los políticos tienen héroes nacionales intocables como los santos y dogmas que llevan a persecuciones como la democracia y los ataques al comunismo como pecado, así sin pensar. También símbolos casi divinos como escudos y banderas. Se puede o no estar de acuerdo en esos y otros temas pero se defienden con ferocidad religiosa.
    Por otro lado, puede ser que las religiones hayan respondido a una necesidad social del momento. Por ejemplo, la noción de un dios bondadoso en vez de caprichoso le quitaba a los gobernantes autoritarios la justificación de que sus atrocidades eran deseos divinos y así la población podría odiar y derrocar al gobernante en vez de temer con resignación al inalcanzable dios. Es la vieja táctica de echarle la culpa al jefe.
    Para terminar, ya hablando de ciencia vs religión les recomiendo una serie de entrevistas en audio de la CBC llamada «How to think about science» donde se abordan temas de filosofía de la ciencia y se evidencian sus fundamentos, vicios y temas no resueltos.
    http://www.cbc.ca/podcasting/pastpodcasts.html?45#ref45
    y otro excelente podcast (Ideas) de la CBC (Canadian Broadcast Corporation)
    http://www.cbc.ca/podcasting/index.html?newsandcurrent#ideas
    Saludos

  8. Jge dice:

    Una mejor liga de la serie que mencioné en el post anterior
    http://www.cbc.ca/ideas/features/science/index.html

  9. Excelente post y estoy de acuerdo con la conclusión, todo se puede llevar junto en armonia, pero siempre esperaremos saber mucho mas ó buscar explicación a todo nuestro entorno.
    Un saludo.

  10. Cual es el afán de relegar a Dios como personaje ficticio. Peor aún, el de querer hacer compatibles la ciencia y la religión, me parece que ambas tratan de explicar las cosas desde un punto de vista totalmente distinto. Pero como bien dices el problema es cuando uno u otro quiere hacer quedar mal al otro. Tanto la religión como la ciencia han cometido el error de ponerse por encima de la otra. Cuando es inevitable que ambas existan y formen parte de la forma de percepción humana del mundo. Recuerdo cuando en la secundaria cada materia se decía la más importante, la química, la física, la biología, las matemáticas se proclamaban el origen de todo el conocimiento. Bueno, pues algo así pasa entre religión y ciencia. Las dos han tenido gravísimos errores que han costado vidas a la humanidad pero también ambas han dado beneficios al hombre, desde el amor al prójimo hasta la explicación de las leyes naturales, las dos buscan en su propósito fundamental el bienestar del hombre en su relación con el mundo. Un texto que no le quita merito a ningun lado es el de Ciencia y Religión de Küng. Y así y asá…

Deja un comentario