09, May 2010

La vida moral de los bebés

09cover-sfSpan En la revista dominical del New York Times se publica un artículo interesante sobre la vida moral de los bebés. Paul Bloom, el autor de texto, ha estudiado las capacidades cognitivas de los más pequeños y ha llegado a la conclusión de que no entendemos lo que sucede en la mente de los bebés. Suele pensarse que la mente de los bebés es una caja vacía que va llenándose poco a poco. Lo mismo suponemos de la moralidad: los bebés serían indiferentes al bien, al que sólo podrían distinguir del mal con los instrumentos que les va suministrando la cultura entre cuentos, premios y nalgadas. Pues bien, los experimentos que ha hecho Bloom en la Universidad de Yale sugieren que, antes de cumplir el año, los bebés son capaces de distinguir las conductas buenas de las malas. Antes de que se desarrollen ideas de la moralidad, en los bebés aparecen emociones morales intensas. Concluye Bloom: "La moralidad es una síntesis de lo biológico y lo cultural; de lo congénito, lo descubierto y lo inventado. Los bebés tienen una base moral–la capacidad y el impulso de juzgar las acciones de otros, cierto sentido de justicia."

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Deja un comentario