08, Dic 2011

De intelectuales y política

El el blog de filosofía del New York Times se publica una reflexión interesante de Gary Gutting, autor de una historia de la filosofía francesa, sobre los intelectuales y la política que cae bien a la discusión mexicana sobre los políticos y sus lecturas. Los líderes, dice Gutting, deben ser, ante todo, "consumidores inteligentes de las opiniones de los expertos." Declamar documentos preparados por otros no es una buena pista para evaluar las capacidades intelectuales de un candidato. Por eso propone para la campaña presidencial una serie de mesas en las que los ambiciosos conversaran y discutieran con expertos sobre los distintos asuntos públicos. Esos foros nos ofrecerían la mejor información sobre el juicio de los candidatos y podrían elevar la calidad de nuestro discurso político. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. Connie Roldán dice:

    Estupenda reflexión de Gary Gutting. Ojalá se pudieran hacer ese tipo de foros/mesas para nuestros políticos mexicanos. Soñar dicen que no cuesta nada. Gracias, Chucho.

  2. Fernando dice:

    Jesús, tal vez en el fondo no lo puedes creer: El candidato puntero a la Presidencia del País no lee nada. Sí, tiene maestría, si no fuera porque sé de un caso de una persona con maestría que no puede ni escribir bien creo que yo tampoco lo podría creer.
    El problema en el caso de Peña Nieto, no es que no sea un gran lector, un intelectual o literato, es que no puede citar tres libros con sus autores (???!!!) O sea es un caso extremo. En estos días se ha mentado a Reagan a Bush Jr o a Fox, como ejemplos de presidentes con poca cultura, sin embargo, una cosa es la poca cultura y otro el caso de Peña Nieto. A ninguno de los 3 anteriores les pasó que no pudieran citar 3 libros. Peña Nieto bien podría haber dicho que otros de sus libros favoritos son la constitución o Harry Potter (Porque gracias a ellos a disfrutado la lectura junto con sus hijos, claro está). O sea sí es un caso grave realmente. Y tampoco es lo más grave que no lo hayan preparado sus asesores, u otras de las cosas que se han dicho que equivalen a decir que el problema es que es un burro que ni siquiera hace acordeón.
    Jesús ¿Te importa que tus alumnos lean o como dices en tu artículo del lunes con respecto a Peña Nieto te es indiferente? ¿Si los haces leer luego entonces les estás pidiendo algo inútil? ¿Es la lectura acaso una habilidad muy especializada que sólo se requiere con fines académicos? En cierta forma todos somos presidentes de la República de nosotros mismos, así que en lo que respecta a la conducción de nuestras vidas es indiferente que leamos? ¿Porque habrían de ser importantes la educación formal o la alfabetización de una población si es indiferente para los líderes? Al fin y al cabo la lectura es un componente básico de la educación, ¿que entonces todo lo que se dice sobre su importancia es mera pose?
    Finalmente, a Peña Nieto se le nota la falta de lectura, a mi me llamó la atención que cuando fue a Foro TV se veía también muy nervioso. Se equivocó al hablar del Producto Interno Bruto, parece que no tiene idea de que es esto. Esto puede entenderse en otra persona pero no en quien se ofrece como él que echara a andar la economía nacional. Sospecho que este nerviosismo de Peña Nieto se debe a la mala conciencia de quien se ha presentado y se presenta como lo que no es: Como alguien que entiende las conversaciones sobre los problemas del país.

Deja un comentario