04, Mar 2014

El pesimismo francés

El ensayista francés Pascal Bruckner reflexiona sobre el denso pesimismo de su país. Mientras el presidente Hollande dice en televisión que «odia a los ricos,» el país contempla la mayor emigración desde la Revolución. Jóvenes y viejos que salen de Francia en busca de oportunidades y tranquilidad. Las tres cuartas partes de los jóvenes que se quedan, sueñan con ser burócratas. Los franceses se lamentan de su suerte en libros que puntualmente se publican para documentar la decadencia. A todo temen, dice Bruckner: al Islam, la globalización, el capitalismo, el calentamiento global. Una mezcla de arrogancia y autodenigración caracterizan a la Francia contemporánea. El autor de La tentación de la inocencia, ofrece dos fuentes profundas del malestar. La primera es hijo del catolicismo y del republicanismo: odio al dinero. La segunda es producto paradójico de la revolución: el conformismo.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Deja un comentario