27, Jul 2011

Breña – Krauze: debate sobre el sitio de la historia

"La patria", de Jorge González Camarena En la edición de mayo de nexos, Roberto Breña publicó una crítica severa al libro más reciente de Enrique Krauze. A juicio de Breña, la crítica de Krauze a la historia de bronce es ya extemporánea y su crítica a la producción académica, infundada. Enrique Krauze respondió en la edición del mes siguiente de Letraslibres. La crítica de Breña le resultó la perfecta confirmación de todos los prejuicios académicos. Breña acaba de contestar a la réplica de Krauze. A su juicio, la idea de contraponer la historia académica con la divulgación histórica es insostenible.

El debate tuvo dos entregas más. Enrique Krauze ubica a Breña en una barricada, advirtiendo que no niega los méritos de la historia hecha en la academia sino que simplemente señala algunos de sus vicios. Breña finalmente da por concluido un intercambio que no considera siquiera un debate. A su juicio, Krauze cae en la mentira, la descalificación, la incongruencia y el autoelogio

Vale la pena asomarse a este intercambio.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

9 Comentarios

  1. Eva dice:

    Creo que en parte el error de Krauze fue mezclar la gimnasia con la magnesia. Hace una crítica a un texto académico atacando productos hechos fuera de la academia (con respecto a la historia de Bronce).
    Otro problema es que hace una crítica a la academia sin formar actualmente parte de ella. Por supuesto que la crítica es válida, pero es imposible pensar que conoce la producción de tooooda la gente en la academia de la misma manera que los que están dentro de ella.
    En fin, mezclar criterios acadeemicos con productos “de la calle”, siempre va a traer problemas.

  2. blanca le duc dice:

    Mezclar criterios académicos con productos “de la calle” resulta en engendros como:
    “Empleando los decubrimientos del Dr. XY del Instituto/Colegio/Universidad ZW, sobre el ingrediente RT, se logra este maravilloso producto que tiene las cualidades demostradas por la ciencia de: (pedir el milagro aquí).”
    Que al final deforman estudios y solo pueden expresar resultados de una mala interpretaciòn de los mismos.
    Por otro lado, la academia pura tiende a cerrarse a la realidad de la gente de la calle lo que finalmente mantiene el eterno abismo entre la academia y el común de los mortales.
    De allí que la tarea del verdadero divulgador de la academia sea la de crear puentes, y sea cada vez más titánica.

  3. cobre dice:

    El que se cierra a la gente de la calle es Krauze, al menos sus dichos, en letras libres no se puede opinar sobre sus excelsas disquisiciones, oh no!
    Ni siquiera la edad lo salva a uno si es figura pública o comenta lo público, no salva de la opinión, asi sea la moderada o tijereada.

  4. Este capítulo de la telenovela “Tribulaciones de una intelectualidad nacional”, protagonizada por Nexos, el galán de moda, y Letras Libres, la novia de la burguesía, fue traída a ustedes cortesía de Mr. Silva Herzog

  5. Aledaida dice:

    Qué tontería reducir la polémica a una telenovela. Nomás porque no sean de nuestros gustos Nexos o Letras Libres. Las cuales por cierto no son de mis gustos pero hay materia rica de reflexión.
    Me pareció encomiable la buena respuesta de Breña.

  6. Y luego no sabemos porque los adolescentes de secundaria o prepa preguntan ¿y, para que me sirve saber historia?
    Desde mi tribuna de simple lector enamorado de la historia, prefiero ensayos (con libertad intelectual) que pongan en duda la “historia”, que permitan plantearse el: ¿y si hubiera…, entonces hoy…? y, en consecuencia, contribuyan a corregir el rumbo de la nación, ahí donde hace falta.
    En la reseña de mayo, Breña citó a Krauze en relación con la intolerancia de liberales y conservadores. La intolerancia a la libertad dice Krauze que es uno de los mayores misterios de la historia mexicana, pregunto a Breña, no hubiera (me encantan los supuestos históricos) sido más enriquecedor opinar sobre la intolerancia en la formación del estado nacional mexicano, que el regaño a Krauze por no recordar, siendo historiador, que en historia algunos tipos de prueba no existen?
    Toma de lugar aparte, creo que es la llaga en que pretende poner el dedo Krauze, discutamos la historia, de nada nos sirve sólo conocerla. El conocimiento, aún el histórico, en realidad, sobre todo el histórico, debe ser aplicado y no sólo mantenido como conocimiento mismo.
    Me quedo con la sensación, en ambos lados, y de verdad que es una lástima, de un mucho de esa intolerancia a las ideas, a lo diferente, al otro, que poco a poco va matando a esta nación y su idea.

  7. Omar Alí dice:

    Con estos circunloquios no sé a dónde vamos. De hecho Krauze para salir de una respuesta (de Breña) que asume riesgos y que debate intelectualiza. Los nulos herederos de Paz se muestran refractarios al debate y pretenden justificarse en que hacen una crítica si se les critica a ellos. Jamás los veremos debatir de forma electrónica o remota de formas accidentales y normales, lo de ellos es la medrosidad al debate fluído, declinar comentarios, filtrarlos, pretender autoridades morales y demás cosas completamente antimodernas. Ah, y también harán montón contra el que ose criticarlos, eso lo saben hacer muy bien, sobre todo para el pensamiento o sentido común estándar, el de sin mucho rebuscamiento intelectual.

  8. FMGARZAM dice:

    No encuentra uno a quien creerle. Ni a los de la fama y la divulgación, ni a los de las credenciales (¿Académicas?) y los puestos.
    Que gachito paisíto, lo decente de su historia y sus personajes se ha escrito en inglés.
    Por mi que se sigan agarrando de la greña, por mí se la pueden arrancar.

  9. xlpharmacy dice:

    Estas críticas son buenas siempre y cuando esa crítica esté bien fundada, es bueno porque así podemos expresar lo que sentimos y hacer de la literatura algo más rico.

Deja un comentario