13, Sep 2013

Kolakowski y la persistencia del Absoluto

leszek_1446896c

Cuando el cuerpo de Leszek Kolakowski recibía bendiciones al ser enterrado en julio de 2009, Marek Edelman, un viejo activista polaco, preguntó: «¿por qué tratan de convertirlo en católico? El hombre era un ateo decente.» ¿En qué creía Kolakowski? No es claro. En su juventud, como militante comunista, fue un crítico de la fe, a la que no dejó de retratar como droga que sirve a los opresores. A juzgar por la Biblia, dijo entonces, Dios es un escritor intelectualmente mediocre. Tiempo después comenzó a apreciar el legado ético del cristianismo  John Connely escribe un ensayo interesante enThe Nation sobre ese viaje filosófico. Comentando ¿Será feliz Dios?, el libro póstumo de Kolakowski, y un par de libros polacos, Connely registra la transfomación intelectual de Kolakowski, su disposición de encontrar guía en la fe–si no es que la fe misma. «La idea de un mundo abandonado por Dios, uno en el que la Historia es simplemente «historia», una serie de accidentes cuyo significado es indescifrable» era, para Kolakowski, profundamente perturbador. «El Absoluto, dijo, jamás puede ser olvidado.»

*

Más de Kolakowski en el blog…

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Deja un comentario