07, Ago 2008

La canalla admirativa

Héctor Aguilar Camín escribe hoy sobre «la canalla admirativa,» puñalada que se entierra tras el elogio:

Me ilustra el poeta Luis Miguel Aguilar en esa forma de la pasión crítica, o de la simple mala vibra, que Ramón Gómez de la Serna llamó “la canalla admirativa”. Un lector aborda al autor en un cine o en un restorán: “Usted es fulano. He leído con fervor todos sus libros, salvo el último que me parece indigno de su pluma. Se lo digo porque lo admiro: no tiene usted derecho a defraudarnos así”. La fórmula es una versión verbal de la puñalada trapera. Pasa del acercamiento sigiloso o cómplice al ataque inesperado. El alto elogio se disuelve en golpe bajo.

Es un gambito muy recurrido en la república de las letras. “Fulano no ha podido superar su primer libro”. “Zutano se ha quedado muy lejos de lo que prometía su enorme talento”. “No sé como Mengano puede ser autor del gran libro que es A y de la basura que es B”.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

3 Comentarios

  1. baakanit dice:

    Un amigo mío definió eso como una Petereteada. Refiriéndose al personaje que encarnaba Ramón Valdez llamado el Peterete, éste primero peinaba bien bonito al chómpiras y luego lo cacheteaba.
    Saludos

  2. Luis Dávila Aguirre dice:

    En ese sentido cabe la frase “con todo respeto” que se utiliza para señalar que la persona a quien va dirigida metió la pata en algo que hizo o dijo o que no hizo o no dijo.
    En medio de la simulada solemnidad con que maquillaron los debates sobre el petróleo, algunos de los ponentes invitados la espetaron a sus eventuales colegas, sobre todo a políticos o profesionistas que pontificaron sin elementos de juicio sobre lo que debería hacerse para conservar a la falsa virginidad constitucional en la operación de la “diosa intocable”.
    El caso que me llamó la atención fue cuando ese dicho se lo lanzaron a un viejo abogado, maestro de varias generaciones, con el comentario de que Pemex tenía una refinería en Texas, que opera con socios extranjeros que reciben parte de la renta petrolera, expresión que también provocó discusiones sin aterrizaje concreto.

  3. Julián Álvarez dice:

    héctor no tienes la mínima integridad como periodista, el chayote rige tus intereses profesionales, sólo comunicas por lo que te pagan.

Deja un comentario