05, Feb 2014

La idiotez de los valores olímpicos

Ian Buruma publica un artículo a propósito de los juegos de invierno. No es inusual que una fiesta deportiva como ésta sirva para lucimiento de dictaduras corruptas. Si la idea esencial de las Olimpiadas es servir como espacio de entendimiento entre los pueblos que se eleve por encima de los pleitos políticos, siempre ha estado puesto al servicio de la política. A los 73 años, el Barón de Coubertin grabó un mensaje para que se escuchara en la inauguración de los Juegos Olímpicos de 1936. Mientras tanto, Hitler explotaba los juegos para prestigiar su Reich.

Las cosas son muy parecidas hoy en Sochi. Los juegos siguen vistiéndose como idiotez apolítica mientras el régimen crecientemente autocrático de Putin intenta utilizarlos como propaganda. Divertirán, pero no imaginemos que se trata de una fiesta ajena a la política.

*

Buruma escribió en 2008 un artículo sobre «la odisea olímpica de China» publicado por Letras libres. (Gracias a Julián Bazaldua)

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. Julian Bazaldua dice:

    Vale la pena decir que en Septiembre de 2008, Letras Libres publico el articulo al que haces mención, sobre las olimpiadas en China… saludos.

  2. jshm dice:

    Gracias. Ahora hago referencia a esa versión…

Deja un comentario