06, Abr 2008

La autonomía de la belleza

Salman Rushdie habla de su nuevo libro en una entrevista en The Guardian. Se trata de The Enchantress of Florence, una novela sobre el poder creativo y destructivo de la belleza. La heroína es una mujer de tal belleza que al verla, cualquiera pierde la cabeza, sin reparar en los peligros que anuncia. Rushdie ha escrito la novela tras la separación de Padma Lakshmi, su cuarta esposa, la modelo a la que alguna vez describió como ridículamente hermosa. De la nota, este pellizco: (el Sha de Persia) "no consideraba la autonomía de su enorme belleza, que ningún hombre podría poseer, que se poseía a sí misma y que podía soplar a donde le daba la gana, como el viento."

Rushdie_padma

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. M. Bernal-U. dice:

    Seguramente será un libro muy disfrutable por quienes seguimos de cerca a Rushdie. La belleza que ciega la razón, la decisión y por qué no, la belleza que se utiliza como instrumento, arma y estrategia. ¿Qué tal Mme. Bruni-Sarkozy?!!

  2. Susana dice:

    Creo que los hombres «Adultos mayores» se ven patéticos tratando de realizar su último aire antes de ir a la tumba. Es bien sabido el dicho «hormona mata neurona» se la adjudico mucho más al «sexo fuerte» que finalmente acaban sucumbiendo ante la belleza femenina, sin embargo algunos casos rayan en el patetismo, cuando se rompen famlias, pero peor cuando se desentienden de los hijos, o los vuelven a tener siendo que en cualquier momento se les deja huérfanos. Si el tipo tiene suficiente dinero para mantener me parece será bien recibido por una mujer a cualquier edad, la sociedad de consumo y materialista es la que justamente ha dado en la torre a la educación, cultura y valores. Segumos patrones aspiracionales y tenemos que convivir con ello apelando a lo verdaderamente escencial que es el desarrollo del ser humano y su contribución al mundo. Nadie quiere vivir en un cinturón de miseria pero el abuso de poder, la ambicion desmedida acaban con toda dignidad, tener relaciones con un vejete por unos cuantos pesos, es cosa de dos, quien acepta y quien recibe, ambos con nula idea de dignidad. Casos en extremo PATETICOS los hay, Fernándo Luján, José Ramón Fernández, Diego y «su carretera del amor», Sarmiento. Muchos con hijos pequeños que crecerán sin ése padre, sólo por mostrar una virilidad fallida ¿Qué no se dan cuenta lo ridículo que se ven? Sarkozy ya es una señora de 40, me refiero a menores de 30.

Deja un comentario