10, Abr 2012

Adam Gopnik, Camus y el arte del editorial

Camus - NY
Adam Gopnik publica un artículo en el New Yorker sobre Albert Camus. Elogia sus novelas y sus ensayos pero se detiene en sus editoriales. Los articulistas pueden parecer los escritores más insípidos, dice Gopnik: garabateadores de las ideas anónimas, cultores de lo obvio y lo desabrido. Los buenos editorialistas no son los que pretenden ganar un argumento sino los que sugieren un tono para la discusión. «Lo que los grandes editorialistas enseñan a sus lectores no es «di esto», sino «suena así.» Camus aportó un tono: le agregó al debate la autoridad de la tristeza.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

3 Comentarios

  1. «Los buenos editorialistas no son los que pretenden ganar un argumento sino los que sugieren un tono para la discusión.» – ¡Bravo! Adoro Camus y sus libros, leeré con gusto el libro sobre él. ¡Gracias por el postinteresante!

  2. FMGARZAM dice:

    ESTIMULAR EL DEBATE. Para mí, de todos modos, el punto de escribir la opinión es menos para tratar de influir en los acontecimientos, una ambición presuntuosa y temeraria a lo más, que para ayudar a estimular el debate y, desde mi punto de vista particular, tratar de explicar por qué las cosas se pusieron como están y lo que qué podrían significar, y a dónde pueden llevar. Mi propia inclinación idiosincrásica como escritor, sin duda, un legado de los años que pasé en el teatro, es la búsqueda de una narrativa entre la misma competencia de los muchos dramas que se develan en el escenario.
    Siempre he tenido fuertes opiniones políticas, pero las opiniones siempre están a la barata. Cualquiera puede ser un crítico de la administración Bush (/X). El reto como escritor ha consistido en tratar de averiguar por qué se ha regido en la forma en que lo ha hecho, por qué se ha salido con la suya por tan largo tiempo y, me atrevería a decir, he tratado de divertirme en la crónica de cada nuevo acontecimiento (/ atrocidad).
    FRANK RICH al retirarse del NY TIMES

  3. the expertise to keep staying significantly by photographs and also the greater stride quit Liston dazed and also baffled.

Deja un comentario