29, Oct 2011

Cuarenta años de Plural

Plural -José María Espinasa escribe sobre los cuarenta años de Plural.

Hasta entonces, en general, las revistas literarias o culturales mexicanas habían servido para difundir, entre unos pocos, la obra de quienes las hacían. El sentido era crear una comunidad, y esa fue la virtud de ContemporáneosTallerEl hijo pródigo e incluso la Revista Mexicana de Literatura. Si conseguían llegar más allá de esa “inmensa minoría”, para usar la expresión de Juan Ramón Jiménez, dependía más de los tiempos que de la calidad misma. Dicho de otra manera:Contemporáneos era tan buena en 1930 como en 1980, pero en esos cincuenta años había pasado de ser una curiosidad a ser un clásico. Plural, en cambio, nació como un clásico; se dirigía no a una comunidad sino a un público, aspiraba no sólo a crear obras duraderas sino a influir en su entorno inmediato (Diálogos lo planteó un poco antes; por eso pienso que la revista de Ramón Xirau fue la primera publicación moderna del siglo XX). Este proceso es natural y hasta deseable en la evolución de una sociedad. No está, sin embargo, exento de peligros. Contemporáneos quería dar a conocer una literatura, una idea de la creación y sus resultados concretos, y nada más. Plural, en ese mismo intento, descubrió al monstruo: hacer una buena revista daba adicionalmente poder. 

Plural - 2

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Un comentario

  1. 2042.- La evollución de una sociedad no está al margen de la disquisición de ese análisis y exposición razonada de Charles Darwin, ya que los parámetros para medir el intelecto, todavía resultan muy subjetivos y selectivos, lo corroboran las atrocidades de las diferentes épocas de la especie humana.
    Bienvenida la “Plural” cultura.

Deja un comentario