18, Oct 2008

La tregua del humor

A un par de semanas de la elección, McCain y Obama abren un paréntesis para reir. La comedia resulta la última prueba de la campaña. Uno se ríe de sus propias orejas, el otro de sus múltiples casas. Obama bromea de la edad de McCain, y el republicano hace chistes de los Clinton, del mesianismo de su contrincante y de la parcialidad de la prensa. Ambos se atreven al elogio. 


Segunda parte


Segunda parte

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. jolazo dice:

    ¡Qué envidia dan los gringos de repente! Imaginar algo así entre el bobito de Calderón y el pendenciero de Amlo…

  2. El Oso Bruno dice:

    Los gringos serán lo que quieran, pero esa capacidad suya de saber reírse de si mismos los redime casi de todo. ¡Qué diferencia con nuestros miserables politiquillos solemnes y melodramáticos!

Deja un comentario