27, Mar 2008

Moda

“Siempre ha habido modas en la crítica literaria pero lo que está de moda ahora es estar de moda, la desesperada búsqueda de algo sexy.” William Deresiewics en The Nation.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

3 Comentarios

  1. Raúl Dominguez Dominguez dice:

    Joven Lic. Jesús Silva Herzog Márquez:
    Le envio el análisis jurídico sobre la situación actual del secretario de Gobernación, pues, siendo entonces él diputado federal y asesor áulico del secretario de Energía, Mouriño se encontraba obligado a abstenerse de contratar con un organismo público como Pemex; obligación que hasta 2002 se la imponía el artículo 47 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos y desde ese año se la impuso otra vez el artículo 8 de la diversa Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los idem, así como el artículo 50 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Sevicios del Sector Público.
    Al promover o gestionar la tramitación de un negocio público y firmarlo como contrato en 2000 y reincidir en 2004, lleva a cabo una indebida conducta continuada e ininterrumpida, que prohija la ilicitud de tal contratación, actualizándose con esa gestión y firma la conducta penal tipificada que prevé el artículo 221 fración I del Código Penal Federal, cuyas sanciones consistirían en: multa, destitución e inhabilitación y prisión de 2 a 6 años y se trata de “tráfico de influencia”.
    Considerando que entonces Iván gestionó y firmó esa ilícita contratación de un negocio público, la ganancia que obtuvo también se encuentra afectada de ilicitud; obtención que a su vez conlleva el ilegítimo aumento de su patrimonio, aumento que tipifica el delito previsto por el artículo 224 del Código Penal Federal, que es sancionado con prisión de dos a 14 años si el monto excede del equivalente a 5 mil veces el salario mínimo diario vigente en el DF, así como con multa, destitución e inhabilitación, además de que el dinero obtenido se decomisa en beneficio del Estado mexicano, pues se trata de “enriquecimiento ilícito”.
    Si al desempeñarse como diputado federal y servidor público en la Sener, Juan Camilo realizó ese acto jurídico, que produjo benficios económicos a él y a sus ascendientes, así como a sus hermanos, también se actualiza otra conducta penal, específicamente que prevé el artículo 220 fracción I del Código Penal Federal y es un delito tipificado como “ejercicio abusivo de funciones”, que se sanciona con multa, destitución e inhabilitación y con prisión de dos a 12 años cuando la cuantía de la operación exceda de 500 veces el salario mínimo diario vigente en el DF.
    Dado que en esos ilícitos contratos intervienen servidores públicos de Pemex y de la Secretaría de Energía, como lo era Juan Camilo (a) Iván en ésta y siendo diputado presidente de la Comisión de Energéticos, comete con sus homólogos el delito previsto por el artícuo 216 del Código Penal federal, que se denomina “coalición de servidores públicos”, que se sanciona con multa, destitución e inhabilitación y prisión de dos a siete años.
    La estulticia, codicia e impericia de Iván al representar a su empresa Ivancar siendo servidor público, lo llevan ante 40 millones de televidentes, a estar confeso de su grave y dolosa conducta ilícita en forma reincidente, con la cual comete varios tipos penales según disponen los artículos 9, 11 y 18 del Código Penal Federal; por tanto el sujeto de marras no alcanzaría libertad bajo fianza de ordenarse su aprehensión, ya que incurre en la figura jurídica sui generis que se denomina concurso de delitos, por todo lo cual y cuanto antes se debe procurar por quien tiene el interés jurídico para representar a la Nación si no quiere ser encubridor, que se consigne ya tal delincuencia organizada ante un juez penal federal, para que a su vez se incoe el juicio político contra un sujeto que delinque con premeditación, alevosía, ventaja y traición a la Patria, porque siendo diputado del Congreso Mexicano ostenta un pasaporte de la Corona Española, con el cual acredita sumisión a un gobierno extranjero en plena guerra por el petróleo de Mexico, un país republicano que hace 198 años se independizó de la Monarquía de España.
    Con un abrazo fraternal, le saluda
    Lic. Raúl Domínguez y Domínguez
    Ex-magistrado presidente del Tribunal
    de lo Contencioso Administrativo de su natal Estado de Guerrero y actualmente secretario de acuerdos en sala superior
    del Tribunal homólogo del DF

  2. Guillermo BA dice:

    No tengo el gusto de conocer al Lic. Raúl Domínguez y Domínguez, si alguna vez me lo encontrara le felicitaría por su aportación a que se aplique la Ley (así en mayúsculas) en el caso Mouriño, pues nadie puede estar encima de la Ley.
    Así mismo, le pediría me informe que otras defensas de nosotros los mexicanos ha hecho públicas para también felicitarle, pero me daría mucha tristeza de que en los últimos 30 años no haya defendido con fervor al pueblo de México en situaciones como:
    a. La corrupción del sindicato de Pemex.
    b. La corrupción en los sindicatos de CFE, IMSS, ISSSTE y todos los sindicatos de paraestatales y/o organismos de gobierno.
    c. Los desmanes de nuestros expresidentes, empezando por los de Luis Echeverría y terminando con los de Fox. Pero haciendo énfasis en los de JLP, MMH, CSG
    d. La corrupción indescriptible de decenas de ex-gobernadores y ex-secretarios de Estado: Montiel y Marin, por ser recientes. Y en el caso de exsecretarios: Bartlett, con ese para empezar, y siguiendo con los sucios negocios de los Hanks, desde el difunto ex-secretario.
    e. El asunto de la corrupción en los segundos pisos y porque permitir que se hayan ocultado los expedientes de las obras en cuestión. Porque permitir que Bejarano haya salido libre. Porque no seguirle la huella a los dineros (y ligas) que Bejarano aportó para la campaña presidencial del PRD.
    Un largo etcétera que requeriría miles y miles de hojas para detallar un vasto campo de acción para los ilustres Magistrados, que celebro hayan recuperado su voz en este nuevo siglo, pues del 2000 hacía atrás fueron en la mayoría de los casos, comparsa de los gobiernos corruptos.
    Saludos

  3. Armando dice:

    Estoy de acuerdo,
    En el caso de Mouriño debería demostrarse si hubo corrupción en la adquisición y operación del contrato, pero les recuerdo que –yo como empresario- recibo mis ingresos a cambio del valor que aporto a mis clientes, a mí nadie me está regalando nada y espero que a la Familia Mouriño tampoco, entonces si se demuestra que los contratos de Ivancar realmente proveyeron el servicio para el que fue contratado y no hubo simulación entonces ¿dónde está el problema? o por ejemplo, siendo empresario al entrar a la política o tomar un puesto público me debo retirar de mis negocios? Creo que no. Si he sido empresario toda mi vida por qué voy a cambiar? Si se demuestra que no hay irregularidades en la asignación y operación del contrato entonces en donde está el problema? creo que el Lic. Domínguez está siguiendo la letra de la Ley pero el fondo es evitar que el puesto público te dé privilegios para la asignación ventajosa u operación simulada del contrato.
    Y al igual que Uds. creo que los contratos de Ivancar palidecen ante los casos de corrupción reales anteriormente mencionados…
    Saludos cordiales,
    Armando
    Reynosa, Tam

Deja un comentario