31, Dic 2012

Retóricas de la intransigencia

Hirschman

A los 97 años murió Albert Hirschman, un economista extraordinario que se definió como un autosubversivo. Lo fue, en efecto: no solamente remó contra la corriente sino también contra sus propios pasos. Brincó con talento de una disciplina a otra, abrazó ideas sin casarse con ninguna, fue de la observación a la teoría y de la teoría a la medición. Un ejemplo admirable de esa libertad y de esa honestidad intelectual es un librito que se sale un poco de sus preocupaciones de economista. Es un ensayo de teoría política sobre los tics del pensamiento reaccionario. Hirschman aborda el tema porque entendía que la vida democrática requería un tipo de conversación, un intercambio peculiar de información, de ideas, de opiniones. Sabía que la formación de una buena política pública no dependía solamente de una prescripción técnicamente correcta sino de un proceso de discusión informado, abierto, flexible. Para el autosubversivo, nada tan dañino como el dogmatismo.

Retóricas de la reacción, el librito que publicó en 1991 es ejemplar no solamente por su didáctica claridad, sino por el recorrido de sus páginas: el aprendizaje intelectual y moral del autor a lo largo de sus capítulos. En efecto, Hirschman empieza el libro apuntando el dardo a un blanco lejano para darse cuenta que, al dar en la diana, lo ha tocado a él también.

Para el hombre de izquierda que Hirschman siempre fue, era importante desnudar la retórica de los adversarios. Los enemigos de los derechos (civiles, políticos y sociales) usaban las mismas piedras. Denunciaban el cambio como inútil, como perverso, como peligroso. Eran, en realidad, coartadas intelectuales del cinismo. El conformismo se pretendía encarnación de la sabiduría histórica.

La primera forma de rechazar el cambio es a través de lo que Hirschman llama la tesis de la perversidad. Cualquier intento de mover a la sociedad en algún sentido provocará un cambio… pero en sentido contrario. Si se busca libertad se provocará mayor servidumbre; si se pretende democratizar, se conseguirá fortalecer a la oligarquía; si se quiere aliviar la pobreza lo que se conseguirá es aumentar la pobreza: toda acción política progresista es contraproducente. No es simplemente que la acción esconda sus consecuencias, que dé giros inesperados, que traicione la voluntad de su origen: es que el resultado es siempre el contrario al diseño. Por eso, para el conservador, el mejor de los mundos posibles es aquel que permanece libre de la intervención política, el que se mantiene libre del perverso allanamiento de la imaginación.

La segunda manera de resistir la reforma es advirtiendo que ninguna reforma será capaz de cambiar las cosas. El coro lo hemos escuchado mil veces: todo cambio es epidérmico, superficial, cosmético. Modifica la apariencia, tal vez, pero nunca la realidad profunda, ósea. La intervención política en la economía o en la sociedad es incapaz de alterar las estructuras profundas, siempre a salvo de las rozaduras del pañuelo político. Por radicales que parezcan, las reformas son insignificantes. Aún las revoluciones son históricamente triviales. Su hazaña es dejar las cosas en el mismo lugar que estaban antes del primer disparo. El cambio es siempre, ilusión de cambio. En la Europa del Este se solía contar el chiste: ¿cuál es la diferencia entre el capitalismo y el socialismo? –En el capitalismo el hombre explota al hombre; en el socialismo es al revés.

Por último, el pensamiento reaccionario, dice Hirschman ha cultivado la imagen del peligro para desanimar cualquier reforma. Tras la reforma, el coco. El tejido de la sociedad es, a tal punto frágil, que cualquier alteración podría desgarrarlo irreversiblemente. Desde esta perspectiva, una reforma puede lograr mejoras pero sus costos serían siempre infinitamente mayores que sus beneficios. El riesgo que supone cualquier reforma es inmenso. Toda reforma es una profanación, coqueteo con el desastre.

El economista no ridiculiza los argumentos del conservadurismo para encumbrar la retórica progresista como la única aproximación válida al mundo. Por el contrario: subraya que a la intransigencia reaccionaria suele corresponder una intransigencia progresista tan hermética y tan boba como la contraria. Tras recorrer con ánimo crítico los tropiezos ideológicos del adversario, no puede más que advertir las trampas en las que caen sus compañeros de viaje. Un proyecto que tenía como intención señalar las fallas ajenas terminó sirviéndole a Hirschman para reconocer las fallas de su propio campo. Esa parece ser la gran lección de su recorrido: la intransigencia no es patrimonio exclusivo de la reacción. Lo que resulta claro es que el pluralismo requiere un estilo de argumentación en la plaza pública: razones alimentadas de prueba y abiertas a la refutación. El debate democrático no puede ser una continuación de una guerra. Necesitamos, decía Hirschman, un debate que sea compatible con los valores democráticos.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

25 Comentarios

  1. Buenas. Gracias por traer a la luz a Hirschman. Lo revisitaré.
    Su dialéctica es, a mi juicio, muy intelectual. Estoy convencido que los cambios sociales poseen un origen más emocional, aunque después puedan y deban ser racionalizados o estandarizados en teorías más o menos cerradas. Por otro lado, el cambio no se produce de manera racional y premeditada; surge como consecuencia de reacciones en las que intervienen factores imponderables.
    El racionalismo dialógico de Hirschman es, en cualquier caso, muy necesario en los tiempos que vivimos, en donde se tiende a polarizar discursos, a empatizar con posiciones populistas, a ceder al desconsuelo a través de la sinrazón.
    Lo dicho, gracias por traer el debate a escena. Y felices fiestas.

  2. julian bazaldua dice:

    estimado jesus, si el seguimiento no me fue erroneo este es el compenio de articulos durante este año… felices fiestas!!!
    • CELEBRACION DEL TOTALITARISMO
    • UN FRASCO PELIGROSO
    • SOCIEDAD DE LA HUMILLACION
    • AVERSION AL DEBATE
    • VOLUNTAD DE LA ALTERNANCIA
    • CELEBRACION DEL PLAGIO
    • MATERNALISMO
    • LA LEY Y LA CERTEZA
    • ELECCIONES SIN MONARCA
    • DE PANZAZO
    • TRES ESTILOS
    • EL CASTIGO Y LA CIVILIZACION
    • EL POPULISMO DE LA VENGANZA
    • JORGE CARPIZO
    • MIGUEL DE LA MADRID
    • A LA DERIVA
    • PASEARSE PARA ESCONDERSE
    • PERIODISMO AUSENTE
    • LA MANCHA DE LO OCULTO
    • EL GRITO Y EL ARGUMENTO
    • FUENTES: ESCRITOR Y PERSONAJE
    • REDES, PLAZAS Y AUTOENGAÑOS
    • SEGUNDA VUELTA
    • HERMETICA AUTENTICIDAD
    • LA CRITICA PEDESTRE
    • LA SOBERANIA DEL NUMERO
    • DEL VOTO Y LA HUMILDAD
    • ACEPTAR LA VICTORIA
    • LA LEGITIMIDAD COMO REHEN
    • UN LASTRE PARA LA DERECHA
    • LA PEREZA DEL CONSPIRATISTA
    • SOBRE LA MANIPULACION
    • ROBERT HUGHES Y LO PUBLICO
    • LA CRISIS DE LA VICTORIA
    • LA RESPONSABILIDAD DEL TRIBUNAL
    • SENADOR LUJAMBIO
    • PARTIDO Y MOVIMIENTO
    • EL ASOMO DEL CONSENSUALISTA
    • PRESIDENTE DE OPOSICION
    • LA TIRANIA DEL DEBATE Y EL VOTO
    • LA NUEVA PRESIDENCIA
    • LA SEGUNDA ALTERNANCIA
    • ENVOLTURAS DE LA ARBITRARIEDAD
    • UN PREMIO INFAMANTE
    • LA DEMOCRACIA ENTUMECIDA
    • CERCANIA DE NUEVO TIPO
    • VICEPRESIDENTES
    • FELIPE CALDERON
    • AFIRMACION DE MANDO
    • LA TRAMPA DEL CONSENSO
    • MAS ALLA DE LA DEMONIZACION
    • ¿SERA FELIZ DIOS?
    • RETORICAS DE LA INTRANSIGENCIA
    ANDAR Y VER
    • LA SERENIDAD FRENTE AL CAOS
    • POSAR PARA FREUD
    • WISLAWA SZYMBORSKA
    • POESIA DEL PENSAMIENTO
    • LA POLITICA EN OBJETOS
    • LA PEREGRINACION DE LEIBOVITZ
    • PINA
    • PLA Y LAS ESCUELAS
    • ROUSSEAU CONTRA EL TEATRO Y EL VOTO
    • KESSLER EN MEXICO
    • SER CRITICO
    • ALFONSO REYES Y EL ARTE DE PERDURAR
    • LO RIDICULO Y LO SUBLIME
    • MEMORIAS DE JOSEP ANTON
    • HOBSBAWM Y JUDT SE RETRATAN
    • EL ALEGRE PESIMISTA
    • LA MUSICA CALLADA DE LUCIANO MATUS
    • LA CREATIVIDAD AL REVES
    PENSAR EL PODER
    • DE LOS TRILOBITES AL PARLAMENTO DE WESTMINSTER
    • ARENDT Y LA RAIZ DEL MAL
    • LIBERTAD Y VALENTIA
    • HAVEL: EL CONTAGIO DE LA VERDAD
    • POLITICA Y MISTERIO
    • MORIN: UNA PROSA PARA LA POESIA
    • MORIN: UNA ECOLOGIA POR EL YO Y EL NOSOTROS
    LETRAS LIBRES
    • JULIAN MEZA
    • NOTAS SOBRE LA CAMPAÑA
    • EN BUSCA DE LA LIBERALISMIDAD
    • GATOPARDO: ENRIQUE PEÑA NIETO

  3. O dice:

    A predicar con otras retóricas Jesús, muchos artículos tuyos son pifias y otros peores.

  4. FMGARZAM dice:

    TAREAS 2013: TOLERANCIA, TRANSIGENCIA
    O: El que no escribe no se equivoca, menos cae en pifias y cosas peores.
    Ramón: Suena bonito emocional, pero el cambio social debe de ser social, de la sociedad (no de la punta de la pirámide donde están los sacerdotizos y los del poder).
    Julian: Gracias a ti voy a buscar lo de la lieralismidad y lo de Don Josep Plá.

  5. O dice:

    No manches, no por escribir es uno objeto de defensas tan vacuas. Qué lucidez Federico, impresionas (sí cómo no)

  6. FMGARZAM dice:

    Momento O. No hay defensa, en casi todas coincido contigo.
    J suena flojo. Hay que dejarlo buscar. Creo que J escribe demasiado, se excede en lo cuantitativo por lo tanto la calidad.
    Lo de Hirschman es muy interesante, interpreto desdeña a los revolucionarios y profetas del cambio, la obsesión por los quiebres, y de estos por volverse líderes.
    Sin embargo el cambio, la adaptación a las circunstancias es muy necesaria en un mundo cambiante.
    Retóricas de la Intransigecia me recuerda una crítica a sistemas rígidos desde la perspectiva de la navegación marítima medieval.
    Los Europeos trazaban un plan, una ruta, y quedaba fijo. En cambio la tradición Semita era más flexible. Trazaban un plan general, mismo que iban evaluando en varios puntos del trayecto y haciendo correcciones a como adquirían información y razonaban con la ayuda de su conocimiento y herramientas. Lo que no necesariamente conducía a cambios, estos se daban solo cuando necesarios.
    Como diría Zedillo, no te la puedes pasar todo el tiempo dando golpes de timón.

  7. O dice:

    Sí la hay
    De lo demás ya conviene y traes a cuento algo de contenido, de un contenido medio interesante digo.
    Me parece que Jesús y otros analistas viven en otra realidad, una realidad mexicana “encasquetada”, y no (me) interesa debatir la democracia cuando los vectores son estos: revolución (o revoluciones), pensamiento reaccionario, etcétera. O para acabarla, en sus nueces, las de Jesús, populismo… etcétera.
    Me parecen serias o conscientes fallas en la interpretación de la realidad política latinoamericana. Y peor, y duele: la mexicana. Algo muy primitivo por parte de los politólogos mexicanos. Cuestiones o conceptos vacíos, como de forceps, de manejo político, más que interesadas. En fin, allá ellos, eso y sus construcciones tan tan usadas, imaginarias. En opinión -conste es una opinión- no nos han servido para nada los últimos treinta años. ¿Se darán cuenta? No

  8. FMGARZAM dice:

    El discurso es de pueblo globero, cuando debería de ser de pueblos globales.
    Ubicarse en el siglo XXI. Resolver lo que nunca ha sido resuelto. Lo básico.
    Me gusta lo que dices de vectores. Pregunto si la justicia social o inclusive la distributiva deben de ser temas, cuando lo peor es la injusticia social de la gestión gubernamental en temas como seguridad, justicia y EDUCACIÓN (en las grandes ciudades agrégale transporte).
    Para empezar ha sido exagerado el valor de lo que en lo positivo la acción política puede contribuir al beneficio colectivo.
    Y ha sido sumamente subestimado lo negativo que la acción política y la inacción gubernamental contribuye a la falta de beneficio colectivo.
    De J y las ¿Ciencias Políticas?
    peor que la levedad de sus discursos y su improductividad real es el circulo vicioso del envenenamiento a los jóvenes que son inducidos a esos estudios, qué podrían y tienen capacidad de cursar cosas de provecho.

  9. O dice:

    Yo no recomendaría ningún excepticismo ante la ciencia política. La solución es dejarnos de ser tan cosméticos, falsos, interesados. Reasumir el interés por lo real, recuerdo un artículo de Muñoz Ledo que vislumbraba un reinteres por la política y los jóvenes a partir de Sartori creo. El mal del siglo de la anomalía mexicana, para la pequeñez, es ya no “trabajarle”, no arriesgarse, André Maurois…lo es la cosmética y mediocridad del análisis. Disculpa la literatura metida a la política, me gustan las provocaciones de estas mezclas.

  10. FMGARZAM dice:

    Mi opinión es que la política y la ciencia política debiera estar en manos de los ciudadanos. Solo usarlos en los más altos escalafones como auxiliares, y eso si mucho análisis como expertos, llevado a papel.
    Me gustó la frase de Porfirio o Sartorius, el interés por lo real.
    Hay dos carreras de gente que estudió Ciencias Sociales que me parecen interesantes. Robert Moses, PhD, el padre del desarrollo urbano de Nueva York–atinadamente atenuado por Jane Jacobs. El otro es Don Paolo Rocca el patrón de Ternium el monstruo siderúrgico Italiano-Mexicano-Argentino y Dalmine. Su abuelo Ingeniero, su padre Ingeniero de MIT, él ciencias políticas en Milan y MBA Harvard.
    TE PUEDES EXTENDER EN LO DE El mal del siglo de la anomalía mexicana, para la pequeñez, es ya no “trabajarle”, no arriesgarse, André Maurois…ME GUSTARÍA ENTENDERLE BIEN.
    Lo que me extraña es que “la política siempre es local” y en México no es local.

  11. O dice:

    Contigo Federico sucede siempre lo mismo, desdeñas y luego recapitulas políticamente correcto. Un círculo vicioso sofisticado pero al fin sofista. Estamos aquí en este blog, en este momento, no habrá ya otro, de uno de los respetables analistas haciendo crítica a… y creo es una menudencia decir la política en manos de los ciudadanos cuando se desdeña antes el estudio político. Eso es lugar común.
    Respeto tus gustos, no les entiendo ni admiro. Creo, insisto, pienso, que si seguimos debatiendo las mismas retóricas o así, con los referentes que cité, seguiremos con los mismos problemas, las mismas confluencias y repelencias en el plano de lo político. Interesadas de una manera desfachatada todas. El horizonte es poco halagüeño ahí donde los analistas del pequeño círculo, que han optado por el autoengaño, pero trabajemos para en el resto (tantos lugares) sí se hable Más de la realidad.

  12. FMGARZAM dice:

    El tema es recurrente: La vacía teatralidad (y disfunción) de nuestras edificaciones.
    El rollo o quien tiene más razón sale sobrando ante la realidad.
    La problemática de México es de carencias, solución de carencias. La política sale sobrando.
    México carece de gobierno, buen gobierno; carece de sociedad, buena sociedad. Sus carencias son de estado, buen estado. Ni independencia, ni reforma, ni revolución, ni PRI, ni PAN, ni política han buscado resolver las carencias. Simple y sencillamente desde el principio un buen o mal gobierno Borbón, medieval Hispano-Frenchie, es sustituido por gentuza y un armatoste gubernamental. Un defecto irresoluto y carencias no resueltas tras 200 años.
    ¿Cuándo el debate político ha mencionado que México está contrahecho, que lo que hay cuando no es bofo es chueco o las dos cosas? (O sea El Crooked Timber de la Mexicanidad diría Isahiah Garza Berlin.)
    Los verdaderos y trascendentes debates políticos en México para mí son dos:
    1) El debate cuyo leguaje son los balazos en el norte de México entre “Malitos” de unos contra “Malitos” de otros y “Malitos” contra el estado nacional. Ya lo he dicho: Mandemos a gente como J a imponer gobierno con sus ciencias políticas a uno de esos pueblos de Trampasulipas o a Cagatehuila, pa que aprendan (lo que es el miedo).
    2) Los pueblos que tratan de imponer ley donde no la hay, en el default político-gubernamental. Como Cherán, Mich. Y la costa chica de Guerrero. Y quizá otra vez en Chiapas.
    IMPONEN LEY POBLADORES
    ELNORTE(12-Ene-2013).-
    AYUTLA DE LOS LIBRES, Gro.- En dos municipios de la Costa Chica de Guerrero, un grupo de pobladores tomó las armas, montó retenes y ordenó toques de queda para contener al crimen organizado.
    Este grupo civil armado, en el que participan unos 800 pobladores con escopetas y rifles de bajo calibre, ha detenido, tan sólo esta semana, a 37 presuntos delincuentes dedicados a la extorsión y el secuestro en las comunidades de Ayutla de los Libres y Tecoanapa.
    Según los pobladores, de estos municipios ubicados en la Costa Chica, los detenidos serán juzgados en una asamblea popular de acuerdo con sus usos y costumbres.
    (…) Ésta es la segunda vez que la sociedad civil de Guerrero toma las armas para combatir el crimen organizado. La primera vez fue en julio pasado en el Municipio de Olinalá, en la región de La Montaña.
    Y empieza a nacer un 3) si EPN es realmente intencionado en hacer gobierno, buen gobierno, o será como siempre puro pedo (pa ser claro). Siempre la misma canción: bofo.

  13. FMGARZAM dice:

    Cada obituario que leo descubro a un diferente Hirschman, lo cual me anuncia su importancia.
    Me ha gustado mucho el tema de Salida, Voz y Lealtad (The Economist).

  14. O dice:

    Valoro la explicación simplista y no tanto, porque la valoro, de qué carencias ves Federico. En serio comparto algo de tu punto número uno. De lo demás pregunto: ¿Por qué ligar toda acción de gobierno, de buen gobierno, de carencia de él, con el orden (coercitivo)? Esta es una línea de pensamiento extremadamente pobre o al menos poco imaginativa de “gobierno”. No comparto la política como rama bastarda de nada. No sé si aquí refiero con una idea de gobierno norteña, ideosincrática tuya o una línea más general de pensamiento. Solo planteo.

  15. FMGARZAM dice:

    Mi buen O,
    Simplemente. Para mí, un Fenicio en muchos aspectos, me es fácil pensar en términos del Alfabeto—y números.
    Es obvio qué te debes saber el abecedario/alfabeto y el orden de las letras (empieza por la A y termina en, ahora en los tiempos de la inseguridad, en la innombrable última letra).
    La P, de política, es así la 19ª como la O, de tu apelativo, es la 18ª–en el orden.
    Si hiciéramos que el orden implique la preponderancia de unas letras sobre otras y lo fuera así numéricamente en proporción inversa a la relación de los respectivos órdenes de aparición, la O sería 1.0556 veces más importante que P. Luego la B 9.50 veces más importante que la P, y así la A es 19 veces, 1900 % más importante que P.
    Así la seguridad, la garantía de invulnerabilidad, siempre es la A, la A de A Fuerzas. 19 veces más importante que la P.
    Ahora, si eres un creacionista político, como la mayoría de los mexicas, a lo mejor no entenderás mis conceptos evolucionistas. Pero ahí van.
    En el principio no había nada, solo humanos sueltos, desperdigados. Hasta que llega el momento que se dan cuenta que dos humanos juntos, en forma semi o permanente, producía muchas ventajas. Como también me da por los números, y por eso soy ingeniero y no tonteras, resultaba que 1+1 daba más que dos. Que juntos era mejor. Al rato se dan cuenta que juntos en mayor número era más(sic) mejor. Así se forman las primeras pandillas, tribus y después en el semi o pleno sedentarismo los asentamiento comunales y más después la ciudad.
    ¿Pero para que era mejor o más mejor el haberse arrejuntado? Pos pa’ muchas cosas pero la preponderante fue para la seguridad, la semi o plena imposibilidad de ser vulnerado, la invulnerabilidad.
    Sintentizando descubren que al hacer sociedad su vida se desenvolvía de forma mejor dada la seguridad. Voluntariamente, pues tenían la opción de no hacerlo, ante tal incentivo decidían formar sociedad. Solo que esa ventaja conllevaba una nueva necesidad. La necesidad de gobierno, de hecho autogobierno. De gobierno como garante de la seguridad, o sea que se cumpla con los objetivos fundacionales de la sociedad. Y adicionalmente, como consecuencia de las complicaciones surgidas por la vida en sociedad, el gobierno como coadyuvante en mantener la paz entre los gobernados.
    Y para poder lograr en forma efectiva esa coadyuvancia de los intereses legítimos de la sociedad, se hizo necesario ir más allá y otorgarle al gobierno el poder de la coerción. O sea a Weber como diría Max, con el monopolio de la violencia.
    (Digo como coadyuvante por qué la principal fuente de coerción debe ser la autocoerción—leete Avner Greif.)
    Entonces aquí no hay dilema de qué fue primero, sí el huevo o la gallina. Lo primero es lo primero: la seguridad. Sin eso lo demás es superfluo (La sociedad y el gobierno, o sea el estado, serían como “una brujula sin rumbo, una reloj sin manecillas, una lámpara sin luz…).
    El problema es que hay un vicio de desdeñar el huevo que da origen a la vida en sociedad, a darlo como dado cuando dista mucho de serlo, y la discusión se concentra en la Gallina de los huevos de oro (y repartir…que me paguen mi beca de estudio de Ciencias Políticas y luego que me mantengan directa o indirectamente, el indirectamente como opiniónologo para dar la apariencia y mantener la imagen de la libertad de opiniones).
    El qué lo esencial, y la seguridad lo es sine qua non, el no sea huevo de oro no quiere decir que sea pobre, o pobre preocuparse por eso.
    En lenguaje de cantina: si no haces bien lo esencial pos cuantimenos lo demás. Pos pa que discutimos lo demás.
    Ahora veo a la Ciencia Política como algo parecido a la mirmecología. (Wikipedia: La mirmecología es la rama de la zoología o, más precisamente, de la entomología, que se ocupa del estudio de las hormigas, de su desarrollada vida social y …)
    Los veo que aún los mas cuerdas, digamos los Edward O Wilson de hoy o los Celestino Mutis de ayer, por más expertos y brillantes que sean en la materia tienen un impacto nulo en el comportamiento humano real. Lo mismo es en política, los errores causan impacto negativo, pero las intenciones positivas, y se supone que para eso es la CP, es casi nulo. Salvo excepciones de gente muy especial y en momentos y lugares muy especiales. Como la Independencia Americana en lo positivo. El TLC. Marx es ejemplo en lo negativo, lo fallido.
    Por lo general los CPs resultan como Wilson o Mutis, saben casi todo acerca de todo referente a eso, pero en nada influencian el comportamiento de los sujetos estudiados, sean hormigas o sean humanos.
    Creo entonces que las ciencias políticas se aprovechan o tratan de aprovechar para todo menos lo elemental, lo humanamente posible, la prevención de caída en errores anteriormente cometidos y bien descritos.
    F (como la de Flebas el Fenicio)
    p.s. perdón que escriba de corrido sin revisar.

  16. O dice:

    Creo que me dices ¿creacionista? ¿Que por eso no entiendo tus conceptos “evolucionistas”? ¿La acepción creacionista no la implicas en decir todo y nada? Me dice nada utilices la acepción mal, y no digamos “evolucionista”… tintes de sentido común, poco dialógico y lógico, en una retórica contrahecha, que no absurda, que termina negando el propio sentido común a los asertos. Vaya, me gustaría traer a cuento y recordar lo que es improvisar (Jobs – Foster) y oponerlo, contrastarlo, con retóricas parece huecas.

  17. FMGARZAM dice:

    Aclaro, creacionismo para este caso, nada tiene que ver con creencias religiosas, se trata de la creencia de que todo emana del gobierno. Inclusive al grado de inferir que el gobierno (como la gallina) existe antes que lo demás.
    Bájale. Había prometido portarme bien, se me escapó el pasivo-agresivo comentario. No te pinto de creacionista, pinto a los mexicas (al rato lo discuto, y se que todos tenemos en menor o mayor grado ese mexica defecto).
    Me interesa establecer la perspectiva evolucionista. Por qué el anti-evolucionismo es un defecto evidente en México. La independencia es a-e, en mi perspectiva muy personal el liberalismo Juarista tiene tonos a-e, aunque promueve avances son tres frenchie a-e Napoleónico, la revolución no se diga…
    Ruín. El problema mexica es qué el creacionismo induce a pensar que el ciudadano nada tiene que hacer, nada tiene que aportar…
    Pero lo bueno de todo esto es que veo que das por establecida la primogenitura de la seguridad por encima de cualquier otra actividad del gobierno, y la primogenitura de la gente sobre gobierno.
    Resuelta la discusión sobre la A pasemos a la B.
    ¿Qué te gusta para que sea la B?
    Como diría Flebas “¿Sí estamos emergiendo por qué siento como que nos estamos hundiendo?”
    Estoy estudiando un raro fenómeno. Una especie de gravedad negativa que provoca transposiciones en el alfabeto en el caso de países emergentes, e imagino que también en los sumergentes.
    Resulta que ese fenómeno impulsa a la letra P de Política a colocarse antes de la E de Economía y quizá hasta de la C de Comercio.
    Encontré a uno de esos poco PhD en Ciencias Políticas bien capaces, Ian Bremmer de Eurasia Group (su negocio), especializado en evaluación de riesgo político-económico global.
    Bremmer dice qué en los países emergentes (su especialidad), para el desempeño de las inversiones y negocios, las decisiones políticas importan tanto como la economía, o aún más. Y además le pagan por estudiarlo y decirlo.
    Imagino que en un país bien manejado la P ocupa el lugar 19, pero en uno muy mal manejado la P desaparece y la A de violencia se vuelve la política.

  18. O dice:

    Tonterías que son puntos de vista respetables, ah, entonces emergiendo… ¿sumergiendo o emergiendo así de plano? [Eso no me toca calificarlo, siquiera debatirlo, no creo yo ni tu lo controlemos en cada realidad]. O es así es la cosa: categorizar el éxito ramplón o rotundo fracaso del vamos para arriba o para abajo? Si contrapones evolucionismo a creacionismo eso me dice que intentabas algo más que ese símil retórico, que bueno, acepto. No Federico, la disyuntiva no es la posretórica iconoclasta de comercio-economía o política. Eso es un abecé muy simplista de empezar a tratar los problemas políticos. Una falacia, una treta de verlo todo contrapuesto… a la economía o el comercio impolutos (seguramente, jaja). Y al bájale pues qué decirte, súbete a la realidad de estas retóricas y lo chafa de la nada por dilemas forzados, artificiales

  19. FMGARZAM dice:

    Estimado O:
    Una vieja loca por ahí dijo algo así, Cuando tengas dudas: come.
    El día de hoy mi (quesqué) cerebro
    estará ocupado. Debe afrontar los dilemas forzados de una invitación de un generoso amigo y excelente anfitrión, quien invita a compartir la mesa con él y subirse a la realidad, artificial para uno, natural para otros, de la buena buena vida regiomontana.
    Un opíparo festín, es la realidad que me mortifica afrontar el día de hoy.
    La retórica, qué quién sabe que sea, pude esperar.

  20. O dice:

    Federico, queda demostrado tu superficial forma, y fondo. Realmente no sé qué vió en tu retórica Reforma. Quizá y sólo quizá puedes debatir con sustancia lo que te convenga, y ante lo que cae mal pero está ahí pues no: pero es real.

  21. FMGARZAM dice:

    Ocurrencias. A veces me sale una buena. Como mi chamba es ser Ingeniero, las ocurrencias son desviaciones.
    Mi afán es escribir 10 ensayitos (ellos son por definición ocurrencias al fin y al cabo) que resulten buenos, nada del otro mundo, para que alguien accidentalmente los viera y, en retrospectiva, dijera que fui alguien de entre el montón que se preocupaba por las cosas importantes.
    Como creo que coincidimos en preocupaciones y por qué valoro estas discusiones pongo mi tiempo y mis ocurrencias a tu disposición. Si aceptas mis defectos y que pueda abruptamente cambiar de opiniones.
    Te propongo hacer un site de debate, un lugar para el mano a mano. Quizá donde pudiera intervenir algún invitado mejor calificado (J o más), o dos, que ayude a centrar o iluminar la discusión. Quizá con una sección de opiniones externas, tipo blog abierto. Y hacerlo un debate evolutivo donde se valga el relevo, que se pueda deferir el lugar a otro, pasar la estafeta. Y no hacerlo muy impositivo, tipo una semana para cotestar. Creo que saldría bien, y (jajaja) a mí a la no muy larga no me necesitarías. Alguno que otro debate sería casi una entrevista, preguntas razonadas.
    Ahora pa que te relajes, es Domingo, trabajo algo o busco contestar todo tipo de pendientes. Mi corazón que añora la vida en un lugar serio, ordenado, que añora por un fugaz momento del pasado canadiense escucha http://www.wave.fm (-5° allá 25° acá) y de improviso emerge la voz de Michael Franks (como 35 años ha que le pongo atención) en I rather be happy than right y dice algo que hace eco:
    Hey, todo lo que estás diciendo es así como contra-contento
    Bien, creo que puedo ver a donde vas con esto
    Es cierto que hemos tenido nuestras diferencias en buena parte del tiempo
    Pero, ¿quién, quién de nosotros no puede decir nunca ha estado mal?
    Como es el cielo, todo esto es de sombras y luces
    Yo creo que prefiero estar contento que estar en lo correcto…
    ¡DIVIERTETE!

  22. FMGARZAM dice:

    O,
    Mis preocupaciones son elementales, por lo primordial. Y me da tristeza el ver como el andar mortificándose por lo cuaternario o lo de aún menor orden, por cosas como la desigualdad (que siempre se hace solo de habladas) resulta en licencia para desdeñar la obsesión ciudadana y la obligación de cumplir cabalmente con lo primario, la seguridad y la elemental justicia y los secundario y lo terciario.
    Al igual que mi preocupación de que nadie tiene conciencia de. ni me puede responder, ¿Para qué vivimos en sociedad? A la respuesta de ¿Por qué? te digo que así nacimos, bajo el contrato de ADHESIÓN de la sociedad mexicana.
    Al igual que mi preocupación de que nadie tiene conciencia de ni me puede responder ¿Por qué y para qué tenemos gobierno? muchos me responderían que para lo cuaternario, especialmente los que han remontado su desigualdad en el mismo o alrededor del gobierno, o esperan con ahínco pasar así al otro lado de la desigualdad.
    Podrías tu explicarme ¿por qué este disparate de país?

  23. Omar dice:

    Ese jueguito ya es visto, esa plataforma de “debate”… creo ya no estamos para debates preparados, aprovecha la oportunidad y el ahora Federico, si no, déjala ir… jajaja
    Diría O. P., alguien a años luz de muchos, yo no debato con argüenderos. O mejor dicho: debato lo que mE iNtErEsA, no lo que se me impone… espontaneidad

  24. FMGARZAM dice:

    Hay algo importante en Hirschman,
    muchos piensan en términos etéreos, teóricos, abstractos, sobre la problemática política. Digamos de sistemas ya muy avanzado, por decir Alemania, que no aplican a los menos, o mucho menos, avanzados.
    Para aquellos casos la política, la que realmente se puede ejercer, tiene poco impacto.
    Pero para los otros, para los que les falta y hay que reconocerlo, esas teorías políticas no son funcionales.
    Hirschman al parecer pensaba en término aterrizados a la cotidiana realidad nuestra, de los otros, de los lugares donde la política, digamos la correcta y correctamente llevada, o la incorrecta, tienen enormes consecuencias.

Deja un comentario