11, Mar 2013

Octavio Paz y la revolución

Captura de pantalla 2013-03-11 a la(s) 22.39.36Roger Bartra hace una lectura del retrato que Enrique Krauze hace de Octavio Paz y de sus ideas políticas en Redentores

"Para Krauze, Octavio Paz no logró culminar su travesía liberal y se mantuvo siempre, hasta el final, como un revolucionario. No abandonó nunca totalmente su vocación redentora."

"Paz se volvió reformista pero era al mismo tiempo revolucionario. Por esto Krauze afirma que “no era liberal, sino un peculiar socialista libertario. Paz nunca dejó de ponderar al sistema político al que había servido. Negar esa historia era negar a la Revolución mexicana”. El poeta hizo un severo juicio del marxismo, del leninismo y del bolchevismo. Sin embargo, señala Krauze, faltaba un acusado en el juicio: el propio Octavio Paz. El poeta se dio cuenta y vivió la crítica como un intento acaso vano de expiar un pecado que, dijo Paz en 1975, “nos ha manchado y ha manchado también, fatalmente, nuestros escritos”. "

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. José Luis Cobos dice:

    No puedo sino estar en desacuerdo con Enrique Krauze y Roger Batra. Sucede que Krauze se quiere apropiar del título del intelectual liberal de México y eso es un atrevimiento loco de su parte. Hace años se lo recriminé en una conferencia que ofreció en la Universidad La Salle, y se enojó un poco.
    Estoy en desacuerdo porque en su ensayo «Las contaminaciones de la Contingencia» Paz critica duramente a los revolucionarios y critica esa palabrería revolucionaria instalada en los intelectuales de izquierda en América Latina como si se tratase de un acné persistente. De hecho vaticina que duraría por largo tiempo debido a la herencia latifundista de la sociedad colonial de América Latina.
    Él mismo hace una dura expiación de su tránsito por París y esas participaciones en encuentros socialistas, llegándose a preguntar en entera conciencia sobre la coherencia intelectual y práctica del comunismo y el socialismo, y cómo los intelectuales de izquierda en forma hipócrita por años ocultaron los horrendos crímenes cometidos en nombre de la ideología.
    También es notable la segunda parte del Nocturno de San Ildefonso donde crítica duramente a quienes traicionaron a su pueblo en nombre de la ideología (…El bien, quisimos el bien, no nos faltó entereza, nos falto humildad, lo que quisimos no lo quisimos con innocencia…)
    Krauze dice ligeramente que era un peculiar socialista libertario, y yo le preguntaría ¿quien en América Latina con nuestra herencia de latifundio no es un poco socialista y un poco liberal?
    Me parece terrible que diga que Paz no dejó de estimar al sistema político al que sirvió, por una razón muy simple, después de la matanza de 1968 renunció a su cómoda posición de Embajador de México en la India y denunció abiertamente los actos criminales del gobierno de Días Ordáz y Echeverría, cosa que otros no hicieron, como Carlos Fuentes por ejemplo, o Montemayor, en fin otros.
    De hecho, no es otro que Octavio Paz quien realmente comienza a introducir en el discurso literario y político en México a los desconocidos Raymond Aaron, Popper y otros.
    En no estoy de acuerdo.

  2. FMGARZAM dice:

    LATIFUNDISMOS INTANGIBLES E HISTORIADOR DE LAS ESTRELLAS.

Deja un comentario