02, Jul 2012

Del voto y la humildad

Tecleo con velocidad este artículo con las primeras noticias de la victoria priista. Habrá que esperar las cuentas y ver de qué manera se ha recompuesto el mapa de la política mexicana. Habrá que esforzarse, sobre todo, por comprender. Tratar de entender el sentido del voto, las implicaciones para el futuro inmediato, el impacto en los distintos partidos y en el funcionamiento de la democracia.

Habrá quien se aferre a su vaticinio. Quien quiera ajustar los resultados de ayer a su anticipo o a su deseo. Es común la práctica de forzar la interpretación de tal suerte que ratifique lo dicho y salvaguarde la imagen del adivinador. Pase lo que pase, muchos se empeñarán en decirnos “te lo dije”. La flexibilidad intelectual de opinadores y activistas es sorprendente. Si, además se reviste con la lógica de la conjura, es capaz de cualquier malabarismo. No hay hecho que rebata al conspiratista. Si gana quien debería perder será porque hubo imposición, porque hubo fraude, porque en el fondo perdió. Creo que hay que acatar el dictado de los números y esforzarse por comprender. El voto nos exige volver a pensar y nos invita a tomar distancia de lo que creíamos.

El voto, esa señal que es solamente un dato, contiene un mensaje de humildad. No se gana todo, no se gana por siempre. Las victorias son siempre precarias, transitorias. Las derrotas, aunque inclementes, no son la muerte. Conocemos la orden de los votos pero nunca llegaremos a entender su significado pleno. Apenas lanzamos conjeturas sobre su fuente y su significado. La victoria de Peña Nieto parece sólida y rotunda, con un margen amplio que lo separa de sus competidores. Se trata sin embargo, de una victoria construida en buena medida por eliminación, por un rechazo contundente al gobierno panista y una desconfianza en la izquierda que no pudo remontar el daño que a sí misma se hizo hace seis años. Si el PRI ganó no fue por la candidatura visionaria de un hombre de ideas que encabezó una transformación de su partido para presentarse a los electores con un proyecto reformista. Creo que ganó porque el gobierno de Felipe Calderón hizo inaceptable la relección del PAN y porque López Obrador le obsequió al PRI la plataforma para aprovechar el intenso voto de castigo de esta elección. Dudo que las viejas categorías de la transición nos ayuden a entender los motivos de la victoria priista. Me parece que, más que la nostalgia por el viejo orden autoritario, se impuso la lógica elemental del castigo: ayer se votó contra el PAN y contra el sexenio de la sangre; el PRI fue la carta disponible al electorado para quitarle el poder al PAN.

Asumir que la victoria es resultado de la decepción más que de la confianza serviría a los priistas para mantener los pies en la tierra. La frustración que hoy beneficia al PRI mañana puede castigarlo. No soy de quienes creen que ayer se inauguró un largo ciclo astronómico, una era de otros setenta años de hegemonía. Creo, por el contrario, que la victoria de ayer es tan frágil como cualquier triunfo en democracia. A los priistas sobre todo, conviene leer con humildad que han ganado a pesar de sus limitaciones y que la victoria, lejos de ser motivo para ignorarlas, es oportunidad y deber de encararlas.

No sé aún si el PRI se lleva también la mayoría en el Congreso. De conseguirlo, se habrá reconstituido una plataforma de gobernabilidad que el país perdió hace quince años. Buenas noticias que son, al mismo tiempo, preocupantes. Cierto: la eficacia que tanto ha invocado el candidato priista podría tener el camino libre para dar resultados pronto. Un gobierno unificado podría reactivar el movimiento. La comunicación entre Presidencia y Congreso tendería a facilitarse pero habría también tentaciones por ocupar los valiosos espacios que los contrapoderes han ganado en tiempos recientes. El gobierno unificado pondría en prueba a la democracia mexicana. Sería, ante todo, un desafío para los gobiernos locales (priistas y no priistas), para los espacios autónomos, para los medios. La recuperación del PRI resulta particularmente preocupante porque ese partido no ha dejado de ser una red de encubrimientos, una extensa federación de intereses donde la disciplina implica muchas veces complicidad. Su victoria, por eso, no puede dejar de ser inquietante.

La oposición social al PRI que se organizó en las últimas semanas de la campaña debe ser tomada con seriedad. Con cierta arrogancia podría decirse que las movilizaciones no tuvieron impacto electoral: que fueron visibles, ruidosas e intrascendentes. Pero ningunear la discrepancia por no haber podido descarrilar a Peña Nieto sería un costoso error de la soberbia. El PRI está obligado a demostrar que gobernará democráticamente, como se lo exigen las voces más críticas. Debería admitir las fuentes de esa desconfianza profunda y terca que es, a fin de cuentas, saludable y necesaria. Para el PRI debe actuar como vacuna, un recordatorio de que no puede haber vuelta atrás. 

 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

16 Comentarios

  1. Gabriel dice:

    ¡Interesantísimo! Así que México perdió gobernabilidad cuando el PRI salió de la presidencia tras 71 años. Por fin regreso la gobernabilidad.
    Perdón pero ¿En qué estás más interesado, en la «gobernabilidad» a secas o en construir una democracia liberal y pluralista?
    En serio, por favor define tu posición.

  2. Nancy García dice:

    En la elección del 2006, Felipe Calderón obtuvo con el 35.89% de la votación, es decir, el 64.11 por ciento de los mexicanos no votó por él. Números similares estaremos viendo ahora (37-38%). Ello reafirma tu tesis de una victoria frágil. Enrique Peña debería recordar esa cifra y prepararse para no repetir una historia de gobiernos débiles, sin consenso, con reclamos permanentes y apalancamiento en las decisiones.

  3. Hugh Thomas dice:

    Los que tomamos la victoria de EPN con alivio (esa es la palabra), como un mal menor, y esperamos un desgaste de este lenguaje caudillista y antidemocratico que incluso presagiaba la destrucción de la universidad pública entre muchas otras cosas (para no hablar de los misterios y las complicidades, deshonestidades, conspiraciones y autoritarismos etc. que presagiaba al estilo nazi por tanto creyente fanatizado, y tanta palabrería estúpida), ahora, sin pausa, nos vemos ante el temor de la «resurrección» del viejo PRI. Posibilidad, que no por ser quizás lejana a la intención de EPN, es efectivamente menos real o menos preocupante. Ahora en lugar de gritar por imponer antidemocráticamente al mesías y espresar en forma primitiva y violenta sus fobias en contra del contrincante mejor ubicado, los movimientos ciudadanos deberían pensar mejor en hacer una oposición realmente cuidadana, incluyente, efectiva, dentro de la ley, no de la gritería. Al PRI (y a cualquiera que gobierne en democracia) habra que pedirle cuentas y cobrarle con votos, no con gritos. La propuesta de los «movimientos cuidadanos por la democracia» deben volverse eso. Y por cierto porqué ningún movimiento pide algo realmente necesario como la segunda vuelta electoral, ni tiene alguna propuesta verdadera de democratización a largo plazo? Da la impresión que lo primero es ciudadanizar y democratizar estos movimientos, que hasta el momento, no tienen mucho de ciudadanos y poco de democráticos y de visión de país y mucho de religion secular y culto a la personalidad y de representar en la práctica en grupos de golpeadores con la misma violenta fobia vengativa contra los contendientes que pudieran ganarle a su mesias particular. Eso sería lo primero. Saludos

  4. Antonio dice:

    Que triste que la ignorancia y el pendejismo de una gran parte del pais lo percibas tan a la ligera y que escribas tan servilmente

  5. LAMARTHITA dice:

    EL VOTO EN CONTRA DE PEÑA NIETO FUE MAYOR QUE EL QUE LO HIZO GANAR, ¿CÓMO PUEDES CALIFICAR A LAS MOVILIZACIONES DE RUIDOSAS PERO INTRASCENDENTES? ESTABA VISTO, CUESTIÓN DE ARITMETICA, LA OPOSICIÓN A PEÑA NIETO HABÍA QUE SUMARLA Y NO DIVIDIRLA ENTRE DOS.

  6. FMGARZAM dice:

    Professor:
    Gobernanza es la palabra. Y defectuosamente existía dado que el PRI era un sistema una estruktura/nomenclatura, en vez de una sarta de pelados o un grupo de gavillas política muy localizadas e ineficaces como resultó ser el PAN y no dista mucho de ser la Izquierda.
    PERO. Estoy sorprendido por los resultados, por lo menos en NUEVO LEÓN, y algo en otros lados. Como que el voto racional está desarrollándose fuertemente por estos lares. El voto esta a punto, o ya lo hace, de no dejar títere con cabeza; ahora están pujando por ganar o están perdiendo (criticables) candidatos que uno pensaría serían infalibles. Too close to call para las amigas y amigos superoperadores y «candidatos seguros». Gulp para las candidatas a senadoras del PRI (van abajo); Diputados Federales como Abel Guerra o Fernando Larrazabal(que debe ganar raspando); Felipe Enríquez perdiendo Monterrey para el PRI, o el PAN y Alianza triunfando en mob towns como V. Juarez y Linares; Los casi seguros Diputados locales derrotados en las urnas como el popular Pepe Maiz y otros.
    En otros lados: rechazan al viejo PRI de JuanI Torres Landa en Guanajuato; Sacan al PAN de Jalisco…
    Y volviendo a acá, saber que la gente los castiga en las urnas; y que algunos hasta le gritan a algunos sus verdades en lugares públicos. Imaginarte Panistas insultando a Panistas corruptos.
    Que en un popular cafetín alguien señale con el dedo y en voz alta llame vividor a uno de tantos dueños de un minipartido.
    LA GENTE SE ESTA VOLVIENDO RESPONDONA, DEMANDONA…

  7. Ana dice:

    Jesús en estos momento los ánimos siguen caldeados, la gente de AMLO noa cepta, los opinadores de MVS con Carmen Aristegui dan pena deveras.Estoy de acuerdo fue un voto contra el PAN y un recelo con el proyecto de López Obrador, ¿por qué no aceptan que así es la democracia?Qué sigue? pues supongo que todos los que contendieron tiene que ver las cosas con má humilidad,el país necesita en serio una dosis de tolerancia.Saludos.

  8. luis saantoro dice:

    Es este artículo, un verdadero «elogio a la traición», como dices, un «malabarismo» intelectual para explicar con higiene lo sucedido ayer 1 de julio.
    Escribes que «Se trata sin embargo, de una victoria construida en buena medida por eliminación, por un rechazo contundente al gobierno panista y una desconfianza en la izquierda que no pudo remontar el daño que a sí misma se hizo hace seis años». ¿No son estos vicios, los mismos que durante décadas tenían los priistas?, así que la deducción es falaz, sólo pretende justificar y argumentar la traición a muchos mexicanos confiados.
    La postura «purista» «higiénica» del proceso electoral no conduce a su comprensión. Existen cientos de imágenes, videos y denuncias ciudadanas sobre graves violaciones al COFIPE. El delito no es un asunto de humildad, es un ejercicio de justicia en un Estado que se asume democrático.

  9. Aldo dice:

    Sumamente optimista pienso yo. Es tanta la red de poderes que se confabularon para acrecentar la popularidad de Peña y después cuidarla que no se puede esperar nada bueno de ello. Desde las encuestas -hoy ya desenmascaradas- que influyeron en la realidad, la protección y encumbramiento de los medios y la abundante compra y coacción del voto. Y a todo esto, sobre estos temas, ni un comentario del IFE (solo una pequeña denuncia de una consejera sobre las encuestas) no dejo de pensar que esto no fue limpio. Todavía en suma, anoche llegué muy cansado de ser funcionario de casilla y de querer creer en la democracia mexicana para que encienda la TV y vea a Calderón felicitar a Peña. No sabe que molestia, que coraje da, que todos los vecinos de la colonia y muchos más apenas iban terminando de sellar sus paquetes a la hora en que Calderón proclamaba a un ganador ¿En serio no había una confabulación por llevarlo al poder?
    A pesar de ello, la izquierda dio una muy dura pelea, muy competente. Dice Sergio Aguayo «en el terreno del PRI y con sus reglas».
    Definitivamente no me puedo esperar algo tan positivo por parte del PRI. Dicen los clásicos: «México es como una mujer violada a la que le gusta su violador»

  10. Patriciahk dice:

    Estoy de acuerdo contigo en que se impuso la lógica del castigo y que se votó contra el PAN, el gobierno de sangre y un cambio que se nos prometió y nunca vimos, ya que sobre todo, en este gobierno panista, los cargos más importantes fueron para los cuates del Presidente y sus allegados, no para los más capaces ni preparados y el servicio profesional de carrera una simulación. Perdieron una gran oportunidad, que difícilmente volverán a tener

  11. Leonel Robles dice:

    He estado en poco momento de auerdo contigo, y una vez más la interpretación que das a unas elecciones, que se reducen al día de emitir el voto, distan de las mías. En todo caso es comprensible. Mamamos distintas ubres de un México que navega entre la dicha y la zozobra.
    El final de tu artículo es digno de una antología a los mejores chistes. «El PRI…
    Leonel Robles

  12. FMGARZAM dice:

    El momento se ha llegado y tengo que decirlo yo, por que otros no comprenden o no se atreven, a explicar a la gente Americana, a la que yo considero como la gente más grande y justa del mundo, sobre nuestra real situación, y les diré, haciendo un lado convenciones diplomáticas, declaraciones oficiales y consideraciones de amistad, qué el tiempo obliga a decidir sobre nuestros problemas fundamentales, proteger los intereses nacionales e internacionales y a salvar a la nación.
    (…)
    Emeterio de la Garza Martínez (Jr.) en Huerta’s Spokesman Tells Problems That Face México (NEW YORK TIMES, June 29, 1913).

  13. Connie Roldán dice:

    No sólo es una lástima, aceptemos que es una vergüenza, la forma en que una gran cantidad de ciudadanos de nuestro país, insisten en poner en pugna a los mexicanos. Todo esto no es sino la prueba fehaciente de una enorme carencia de educación y cultura. Es obvio que nuestra incipiente democracia no ha logrado unirnos todavía como conciudadanos pensantes a quienes interese sobre todo que su país avance en armonía. Lo único importante parece ser el individualismo, los intereses personales o grupales. El país no cuenta, no existe, a pesar de los muchos logros que constantemente se obtienen en diferentes áreas, con grandes esfuerzos.
    No se trata de lograr «imposibles», sino de apoyar y acrecentar los «posibles», sin destruirnos entre nosotros. Desafortunadamente esto se ve, no sé si imposible, pero sí lejano.
    Yo no voté por Peña Nieto, pero estoy dispuesta a apoyar las decisiones acertadas de su gobierno, criticar las que me parezcan equivocadas, y luchar desde mi propio ámbito para que en México, nuestro país, no crezca el odio, la venganza, la intolerancia y la lucha entre hermanos.

  14. FMGARZAM dice:

    Bien Connie. Pero no creo que sean tanto los individualistas intereses personales, más bien son la aspiración a la imposición de los intereses grupales, con el fin de los beneficios individuales.

  15. Jorge del Pozo Marx dice:

    Otro punto de visa interesante sobre el proceso electoral. Hay pluralidad. Saludos. Jorge del Pozo Marx

  16. Haku dice:

    Es una falacia pensar que la derrota del PAN significa la reprobacion del gobierno calderonista. Josefina empezo la campaña mejor posicionada que Calderon en el 2006 ¿Como explican eso?
    En ese punto ya habia la guerra contra el narco, la tragedia del IMSS, etc, y cualquier cosa que se le pudiera reclamar al gobierno de Calderon. Aun asi Josefina empezo en segundo lugar. Y mas aun, el gobierno calderonista ni siquiera fue atacado durante la campaña (a diferencia del 2006), y aun asi Josefina fue cayendo y cayendo.
    No, estan mal. El principal factor es el candidato. El problema fue Josefina. Pesima campaña, demasiados errores, escucharla hablar todas esas frases cursis, con ese tono y gestos acartonados, era una verdadera tortura. Al final se empezo a mostrar mas genuina, pero ya demasiado tarde.
    La tesis de la reprobacion de Calderon no se sostiene con la evidencia empirica. Josefina empieza mejor posicionada, y cae al tercer lugar sin que el gobierno de su partido sea el objeto de los ataques. Conclusion: el problema es Josefina.
    Caray, tanto que leen y son todos ustedes malos para razonar, se van facil por los lugares comunes 🙂

Deja un comentario para Patriciahk