15 Comentarios

  1. Vassilis dice:

    Yo también admiro su prosa profesor Silva_herzog Márquez, algunas veces fluye de una manera deliciosa. Pero no admiro tanto su contenido.
    Su artículo exagera la opinión de Blanca Heredia sobre el #yosoy132. Al presentarla como una groupie sin crítica denosta su posición. En el artículo de Blanca Heredia se lee entusiasmo por el momento histórico que se vislumbra pero no adulaciones sin sentido como usted re-describe.
    Por otra parte, no podría estar más de acuerdo con usted en que debemos contribuir a elevar el nivel de la crítica en el debate público. Dejar la crítica pedestre por una crítica que haga visibles las fallas y carencias que realmente debemos enfrentar y corregir como sociedad. Sin embargo, lo que parece desencantador es que para presentar su reflexión sólamente use el ejemplo del #yosoy132. A mi me gustaría saber cuál es la crítica profunda que tiene usted para los grupos de poder. Por ejemplo, ¿Tiene alguna crítica para Televisa y TVazteca, para sus analistas, programas y comentaristas de noticias? ¿Cuál es el «nuevo PRI» según su punto de vista académico? Es muy importante que nos de luz en este punto para que sepamos que elementos SÍ podemos criticarle al PRI. Una vez que ofrezca sus diágnostico sobre la «verdadera realidad mexicana» el resto de nosotros podrémos afinar con el mismo nuestras críticas pedestres. Tal vez entonces se logré esa transparencia en la comunicación y la claridad en la toma de decisions que como sugiere la Dra. Heredia es la aspiración del profesor desde la soledad de su despacho.
    Saludos,
    Gabriel Castro

  2. juan enrique dice:

    «…la adulación es una forma retorcida del menosprecio. La crítica es, por el contrario, producto del respeto. Más aún: creo que es una responsabilidad ejercerla todo el tiempo y frente a todo mundo. No es admisible darle vacaciones al impulso crítico…»
    …ojalá la gente lo entendiera tan claro…

  3. Luis Vilches dice:

    Como siempre, tan claro y sin ataduras. Lo que está bien está bien no importando quien lo haga y lo que está mal igual. Dejemos de transigir con los errores de los amigos y de devastar los errores de los adversarios: critiquemos lo que hay que criticar, y ya.

  4. Octavio P dice:

    Celebro la buena respuesta de Blanca Heredia, celebro exhiban sentido común quienes critican. Y celebro que se critique a los críticos, nada de unidad ni república de intelectuales, opinadores ni comentocrátas unitaria, con revistas nice y nula interacción real con el ciudadano común. La crítica no es la comodidad de exhibir a unos en todo y no exhibir nunca a otros en nada según los tiempos. Eso es una mala escuela crítica. También hay que tomar en cuenta los tiempos que corren, las circunstancias, los arreglos. Lo que vivimos antes y después del 2000. Lo que hay aquí y ahora. Todo. México no se puede reinventar con cada alienación crítica, así sea crítica.

  5. Cuauhtémoc Sotelo dice:

    Qué bien le queda a AMLO la definición de «demagogo» que escribe la señora Sales.

  6. Carlcug dice:

    Observo una sensibilidad exacerbada en la respuesta.

  7. Felipe Roura Castilla dice:

    Solo veo las manos Morenas de AMLO.

  8. Gabriela Gil Hullsman dice:

    Justamente es lo que debemos evitar. Esta veta bastante neurótica, interesada o simplista de reducir toda alteridad, todo un fenómeno, todo un curso de sucesos en unas elecciones o que incide en elecciones a solo lo que orbite una persona (amlo) o su cónclave (morena).
    Visto así las cosas comentarios simplistas como los anteriores son pues simple pataleta o un resorte reduccionista. Son parte mínima pero irresponsable de hacer crítica, una manía, temo nada objetiva o realista.
    Estamos hablando de cosas mediáticas, de inercias históricas, de un movimiento universitario o movimientos universitarios, de protestas, del pri. Tiene que ver pero es amlo, no es morena, no es solo la oposición; es la elección, es #YoSoy132, es el DF y son universitarios en provincia, quien no quiere al pri pues…..

  9. La critica fue certera, los muchachos del @YoSoy132 cometieron errores en su video, que cuenta una historia simplista de eventos harto complejos que vivio el pais.
    Asi prestos a ver las cosas con serenidad, puede uno ver como estos jovenes universitarios de estudiosos no tienen nada, ignoran hechos, hacen a un lado u omiten información cuando esta no se acomoda a su «verdad».
    No se puede santificar a estos jovenes tampoco, no se puede permitirles creer que todo lo que digan o hagan es correcto por el solo hecho de venir de ellos. Si ellos quieren jugar a hacer politica a nivel nacional, tambien necesariamente recibiran criticas sin que ello signifique que se este intentado deslegitimar su movimiento.

  10. Lucía Hilda Gutiérrez dice:

    Veo la crítica del profesor como un pretexto casi no natural y grave prejuicio, tan inteligente pero no culta, oculta, reduce. Para mí esta crítica apologiza y subvierte. ¿Ciencias políticas? Más bien parte de un sistema crítico, de sentido AL ogro: maximalismo o minimalismo al servicio del pre- texto, del prejuicio.

  11. FMGARZAM dice:

    No es lo mismo un Professor que un maistro/profesor…
    Hay una cosa muy importante que no hay que despreciar en lo escrito por JSHM. Hay un grave defecto en esos discursos en esas críticas, las “pedestres”. Su tiempo por lo general se ubica en la oscuridad medieval. Se ancla firmemente en el suelo viendo para atrás, como que le es imposible ya no digo volar, le es imposible trotar, con breves lapsos de desconexión a la banqueta, hacia el futuro.
    Adoptar un tiempo y actitud modernos. La realidad inmediata.
    “es ignorar el presente, es renunciar a comprender nuestro tiempo para refugiarnos en una fantasía conspiratoria y maniquea. Es desatender la amenaza de carne y hueso temiendo a los epíritus.”
    #YoSoy132 es algo que nadie podrá definir por el momento, ni a donde llegará, pero lo importante es la construcción que muchos hemos hecho de ese movimiento. Le hemos otorgado la creencia de que pudiera ser algo nuevo, inusitado, que pudieran existir agentes ajenos al estado que catalizen la reacción del necesario cambio. (En vez de aspirar a formar otro nicho, otro instrumento de sello, o escalera eléctrica a puestos y privilegios, dentro del mercado corporativista nacional.)
    Pero por ahora #YoSoy132 parece ubicarse en un tiempo falsamente moderno, en el tiempo barroco, muy Mexicano. Los instrumentos no le otorgan modernidad, su GPS navega mediante el pasado. Clavados en la pantalla no divisan el horizonte.
    Tienen juventud y fogosidad, pero el estilo es barroco, un estilo (según wikipidia) que usa exageradamente el movimiento y detalles claros y fáciles de interpretar para producir drama, tensión, exhuberancia y grandeza…No dudo el que si se le sigue colgando milagritos de más el movimiento termine siendo churrigueresco. Nada nuevo, solamente más adornado.
    Ahora, la Dra. Heredia parece querer otorgarle al movimiento un sentido futurista, que no se ha visto pero que todos deseamos que se hiciera realidad. Pero ese sentido de futuro quizá sea tan falso como nuestro tradicional sentido aspiracional. Como las leyes liberales aspiraban a que la gente, en general, por decreto se volviera liberal.
    Pero, para salvar esas aspiraciones de cambio que tantos ansiamos, la Dra Heredia quiere otorgar a la naciente PRImavera del #YoSoy132 los privilegios del intocable viejo PRI. No los toques, los puedes descarrilar. No vaya a ser que se convierta en Primavera que no Llega. Todo por culpa de JSHM.
    Creo que la raíz de la discusión se origina en la supuesta infalibilidad que se auto-otorga le gente de las (pseudo) ciencias sociales. Misma infalibilidad que no se otorga la gente de las ciencias duras, donde la razón es usualmente transitoria, si acaso. Y donde es usual el error, y sobre todo excusable, por ser natural en quien explora.
    Por allá del 9/11 Umberto Eco advertía sobre la gente de certezas y absolutas certezas (acaso habrá algo más medieval), y nos refería a la falibilidad y al lema de la efímera Academia del Conocimiento Toscana: Probar y re-probar. En el sentido de volver a probar.
    Creo que el Professor en esta ocasión en vez de reprobar está incitando a los jóvenes del movimiento, y a la crítica pedestre a volver a probar, esta vez con la mira en el futuro. Atender las verdaderas amenazas, las de carne y hueso, en vez de gastar la pólvora y el capital en infiernitos y temores a los epíritus. (O quizá sea solo mi aspiración.)
    Desgraciadamente me temo que el 2 de Julio empezará a rodar la película de “Back to the past” en vez de “Back to the Future”.
    Federico M. Garza Martínez

  12. Lucía Hilda Gutiérrez dice:

    Pura demagogia lo que propone Federico: el 132 no ve el presente pero, ¿no lo altera ya (redundancia)? Dice que no es moderno, ¿pero la modernidad no esto? Twitter, internet, youtube, juventud contestataria y organizada en esas plataformas y en otras digamos más físicas… calles, plazas, universidades, etcétera.
    El 132 no ve al futuro dice. ¿Tendrá que verlo oiga? Yo desconfío mucho de la modernidad que cada cual pondera o NO pondera en algo. Es un capricho… creo que la crítica de Jesús es muy fútil, artificial, la verdad ya no se ve qué complejidad sumar para hacerla coherente…

  13. FMGARZAM dice:

    El tiempo moderno inicia hace unos 6 siglos. Tras el medioevo alguna gente empieza a deshacerse de atavismos y reconoce su individualidad, su autonomia. Se liberan y se apoderan de su propio futuro.
    Lo de atavismos del caso ya fueron descritos, es como manejar viendo el espejo retrovisor.
    El 132 y la ciudadania deben de apoderarse del propio futuro. Aparatos y discursos no hacen modernidad. En mucho la hace el ver hacia el futuro, lograr dominarlo para bien. El 132 tiene la oportunidad de mejorar el futuro…ojala lo haga.
    De hecho, me despierta esperanzas los comentarios de que el 132 esta atacando a los monopolios televisivos por eso, por ser monopolios.
    Sera eso futuro?

  14. Gabriel Ismael dice:

    La historia fmgarzam, ninguna historia contada te dice qué es modernidad y mucho menos a partir de qué. Olvídate. Primera lección.
    Segunda. El futuro no importa, tu futuro sí. No encuentro nada más petulante que decir generalizadamente que el futuro no lo ven muchos jóvenes o no se preocupan por él.
    Ya no hay más jóvenes radicales, entiéndelo. Tus sesentas no llegaron a estos jóvenes. Es la democracia diría Clinton, e s t…

  15. FMGARZAM dice:

    Gabriel Ismael:
    Quizá vale la pena que tengas lecturas más avanzadas que los libros de textos gratuitos o la usual historia oficial Mexicana, o revistas de peluquería de señoras. Te recomiendo y encomiendo a lecturas de gente como Hugh Thomas, Lord Thomas de Swynnerton, nada más para empezar.
    Mi punto, y creo sea el de JSHM, es: qué no es que el futuro no importe, al contrario es que eso es lo que importa; qué la crítica, entre esa la de los jóvenes del 132, no tiene la mirada puesta en el futuro, digamos que andan expurgando el pasado, deliberando sobre atavismos. El mejor futuro se hace por la gente trabajando, no por el gobierno o por el gobierno dándole trabajo a la gente. Hay que entender que este país es una maravilla solo arruinada por las políticas políticas (no la política económica). Hay que obligar al gobierno a que no arruine el futuro.
    Nunca he creído en los quiebres, en las revoluciones. Entre tanta revolucioncita solo admiro la Inglesa y la Americana, ninguna otra, y esas fueron continuidades diferentes. Creo que tú también, yo aborrezco a (la mayoría de) los radicales Mexicanos de los 60’s por falsos, los aborrecí en el momento cuando me di cuenta de que se trataba en la mayoría de los casos de travestismos. Los radicales franceses siempre me han parecido han sido travestis super egotistas y egoístas, también. Admiro eso sí a los radicales Americanos y Canadienses de los que me tocó enterarme, grandes grupos de presión, hasta a los hippies con los que nunca coincidí, pero agradezco que toda esa presión ejercida haya transformado tanto a sus patrias, como al mundo. Y eso que mi tiempo es los 70’s.
    Por eso me gustaría ver a los jóvenes mexicanos como grupos de presión obligando a la mejora del sistema mexicano. Contra privilegios, corrupción y demás…
    No puedo darte una lección, solo una opinión. Soy liberal y creo en el autogobierno, la única forma de participar en la construcción del propio futuro, llamémoslo republicanismo. Donde la gente participa en el gobierno. Bueno, pues creo que eso es modernidad, una forma de vida. Pero elecciones no hacen democracia. La aparentan en casos como el travestismo de democracia mexicano.
    Hay periodos de la historia donde comunidades llevaron una vida local bastante moderna, liberal y de autodeterminación aún dentro de regímenes nacionales absolutistas hace 500 años en España (leer Helen Nader de Arizona) y Portugal, para no ir más lejos, y en la Nueva España se dio bastante hasta que se nos fue el primer Virrey Antonio de Mendoza. Monterrey, aquí, vivió en la autodeterminación hasta que llegaron a quitárnosla los Oaxaqueños Juárez y Díaz (Consulta a Luis Medina Peña).
    La democracia no lleva comida a la mesa de los gobernados, solo a las de los gobernantes. Pero el propio trabajo sí, y el propio trabajo rinde más cuando se encuentra en lugares donde se lleva a cabo una forma de vida moderna. Hay raros casos de modernidad forzada que medio funcionan como Singapur, digamos socialmente modernos aunque políticamente no. Lo cual no significa, raramente, gobierno desatinado. Y el caso de China, que aún está por verse.
    Algo parecido a lo que dice JSHM: las campañas no son acerca de la verdad. Son en mucho de ocurrencias. En la campaña de Clinton contra Bush 41, su asesor James Carville inventa un slogan que ha quedado para la posteridad. Así como antes hubo uno que comparaba el discurso del oponente a una hamburguesa sin carne, en esa ocasión trataban de enfatizar la importancia de la economía (comida sobre la mesa) por encima de la política (y democracia es política) y de la seguridad nacional. El lema se traduce mejor asi:
    ¡ES LA ECONOMÍA…PEN…!

Deja un comentario para Octavio P