17, Mar 2008

Sobre el señoritismo

“Entre nosotros, españoles, nada señoritos por naturaleza, el señoritismo es una enfermedad epidérmica, cuyo origen puede encontrarse, acaso en la educación jesuítica, profundamente anticristiana y—digámoslo con orgullo—perfectamente antiespañola. Porque el señoritismo lleva implícita una estimativa errónea y servil, que antepone los hechos sociales más de superficie-signos de clase, hábitos e indumentos—a los valores propiamente dichos, religiosos y humanos. El señoritismo ignora, se complace en ignorar—jesuíticamente—la insuperable dignidad del hombre. El pueblo, en cambio, la conoce y la afirma; en ella tiene su cimiento más firme la ética popular. “Nadie es más que nadie,” reza un adagio de Castilla. ¡Expresión perfecta de modestia y de orgullo! Sí, “nadie es más que nadie,” porque a nadie le es dado aventajarse a todos, pues a todo hay quien gane, en circunstancias de lugar y de tiempo. “Nadie es más que nadie”, porque –y éste es el más hondo sentido de la frase–, por mucho que valga un hombre, nunca tendrá valor más alto que el valor de ser hombre. Así habla Castilla, un pueblo de señores, que siempre ha despreciado al señorito.”

Antonio Machado, «Los milicianos de 1936.»

Algo más del señoritismo mexicano por aquí.

Seoritismo_panista

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

7 Comentarios

  1. Regocijado dice:

    Entrañable aunque anacroniquísima parrafada de don Antonio que huele a naftalina decimonónica: antijesuitismo cerril, escuálidos elementos de juicio… Arma arrojadiza fácil de usar, como tantas otras, en ¡1946! contra un partido que heroicamente bregó ante el aplastante monopolio priista. Hace unos veinte años los señoritos del PRI eran muchos y muy distinguibles (saltan a la memoria Marcelito Ebrard y su íntimo Juanito Enríquez), los «juniors» de la Revolución también ahí andaban: Reyes Heroles, Castañeda… ¿le seguimos?

  2. Luis López Hermosa y Parra dice:

    A escoger entre los Señoritos y los Cachorros (Bull Dogs) de la Revolución, me quedo con los primeros, de los segundos nomás se han pegado a la ubre del Sistema (antes del 2000) y hoy nos quieren perdonar la vida, después de pasar por alto los desmanes de sus padres y abuelos en contra del erario público. La Revolución les hizo justicia !
    A los Señoritos les pediría abrevar en las fuentes históricas de los fundadores del Partido del Presidente de la República, después de todo fueron los «técnicos» panistas que le quitaron lo rupestre a los generalotes y convirtieron la Revolución en Reconstrucción y en Evolución. Ahí tienen como herencia, entre otras, la creación de El Colegio Nacional, el IMSS, BANOBRAS, la Secretaría de Salubridad y Asistencia, el Banco de México, etc. Que me perdonen los abajo firmantes y los vinagritos del círculo rojo.

  3. Rodrigo dice:

    Yo no sé a quién prefiero, pero sé que me da rabia pensar que mis impuestos (y los de los 10 millones de mexicanos en pobreza alimentaria) se usen para pagarle a alguien como este individuo. Tiene una insensibilidad vergonzosa. Me parece que se dedican a allanarle el camino a AMLO.
    Tal vez tengamos a la clase política que nos merecemos.

  4. Julieta dice:

    ¿Qué tienen en común los señoritos panistas que hoy gobiernan? Por lo pronto, en presidencia:
    Felipe Calderón. Es abogado por la Escuela Libre de Derecho, maestro en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y egresado de la Maestría en Administración Pública en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard.
    César Nava. Es Licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana. Maestro en Derecho por la Universidad de Harvard.
    Gerardo Ruiz Mateos. Ingeniero Industrial y de Sistemas por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. Además, cuenta con un Diplomado en Formación Social impartido por la Unión Social de Empresarios de México, así como con un Curso en Alta Dirección por el IPADE.
    Alejandra Sota. Estudió Ciencia Política en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).
    Rafael Giménez Valdés. Estudio Ciencias Sociales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y cuenta con una Maestría en Investigación de Opinión Pública por la Universidad de Connecticut.
    Antonio Vivanco. Licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y obtuvo una maestría en administración de empresas (MBA) y otra en políticas públicas (MPP), ambas por la Universidad de Harvard.
    Patricia Flores. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación e Información por la Universidad de Monterrey (UDEM), cuenta con Diplomados de Derecho Parlamentario, Administración Pública, Comunicación Organizacional y Mercadotecnia Política.
    Todos egresaron de universidades privadas (predominantemente del ITAM), casi todos tienen una maestría en el extranjero (predominantemente en Harvard). ¡Ay señoritos! ¿Dios los hace y ellos se juntan?

  5. Katarticon dice:

    Tengo la impresión que todos los políticos se esfuerzan en parecer o ser todos iguales, «legítimos» e «ilegítimos».Al serlo o aparentar que lo son la responsabilidad de sus actos se distribuye dentro del imaginario colectivo de los gobernados, queramos o no, en toda la clase política.Por otra parte, no creo que el diablo esté en las universidades privadas ni en las públicas.
    Saludos.

  6. Laura dice:

    Su articulo sobre los senoritos del PAN es de una gran agudeza y objetividad, y lo peor es que ha dado duro en la llaga. Parece que por mas trancisiones que tengamos seguiremos siendo gobernados por gente irresponsable y autocomplaciente.

  7. itammita dice:

    Tengo la fortuna de ser un itammita, (egresado del itam) y por ningún motivo mencionaría a este como causa del señoritismo antes señalado. No solo los hombres cercanos a Felipe Calderón son itammitas, también lo son Pedro Aspe, Agustín Cartsens, Carlos de la Isla, (la columna vertebral del Banxico) y la lista continúa.

Deja un comentario