14, Dic 2013

Žižek sobre Mandela… y el intérprete para sordomudos

Slavoj Žižek escribe sobre Nelson Mandela en el Guardian:

Si queremos ser fieles al legado de Mandela, deberíamos dejar las lágrimas de cocodrilo y enfocarnos en las promesas incumplidas que provocó su liderazgo. Podríamos inferir que, más allá de su moral y su grandeza política, terminó sus días como un hombre amargado, consciente de que su triunfo político y su consagración como héroe universal fue la máscara de una amarga derrota. Su gloria universal es también un signo de que no perturbó el orden global del poder.  

*

Al escribir después sobre el intérprete para sordomudos contratado para el funeral de Mandela, Žižek encuentra la metáfora perfecta. El intérprete no era para los sordomudos, era para que el resto se sintiera bien, al imaginar que los sordomudos seguían los discursos. ¿No fue eso todo el funeral?, pregunta Žižek. Un ritual para que nos sintamos bien–aunque todo esté igual.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Deja un comentario