Ciencia

09, May 2010

La vida moral de los bebés

09cover-sfSpan En la revista dominical del New York Times se publica un artículo interesante sobre la vida moral de los bebés. Paul Bloom, el autor de texto, ha estudiado las capacidades cognitivas de los más pequeños y ha llegado a la conclusión de que no entendemos lo que sucede en la mente de los bebés. Suele pensarse que la mente de los bebés es una caja vacía que va llenándose poco a poco. Lo mismo suponemos de la moralidad: los bebés serían indiferentes al bien, al que sólo podrían distinguir del mal con los instrumentos que les va suministrando la cultura entre cuentos, premios y nalgadas. Pues bien, los experimentos que ha hecho Bloom en la Universidad de Yale sugieren que, antes de cumplir el año, los bebés son capaces de distinguir las conductas buenas de las malas. Antes de que se desarrollen ideas de la moralidad, en los bebés aparecen emociones morales intensas. Concluye Bloom: "La moralidad es una síntesis de lo biológico y lo cultural; de lo congénito, lo descubierto y lo inventado. Los bebés tienen una base moral–la capacidad y el impulso de juzgar las acciones de otros, cierto sentido de justicia."

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
30, Ago 2009

El hecho de la evolución

Richard Dawkins está a punto de publicar su nuevo libro: The Greatest Show on Earth: The Evidence for Evolution. El Times de Londres publica un adelanto del nuevo episodio de su batalla contra el creacionismo.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
06, Ago 2009

Zaid: el reloj y el milagro

Ideas como artefactos; argumentos como pequeñas piezas de pensar. En cada ensayo de Gabriel Zaid, el encendido insólito, la carátula transparente y una marcha rigurosa por rumbos sorprendentes. Un perfecto circuito de la intuición a la demostración. Relojería estricta, lógica meticulosa y densa que no puede dejar de invocar el milagro y sus misterios.

Acata la hermosura
y ríndete,
corazón duro.

Acata la verdad
y endurécete
contra la marea

O suéltate, quizá,
como el Espíritu
fiel sobre las aguas.

Máquinas de pensar que no sólo a pensar enseñan. Esmero por acceder a la médula: podar la maleza del lugar común, la palabra rimbombante, el argumento recibido, la docta pedantería. De dos oficios de la precisión, la ingeniería y la poesía, se alimenta su combate al exceso. Pero la mecánica y la estética de la brevedad tienen en Zaid raíces más profundas. El fanatismo de lo apoteósico ha engendrado un infierno de frustración. De ahí que toda su obra esté regida por una moral de las proporciones. Contra todos los orgullos de la desmesura, ídolos de la voluntad y de la ciencia, una ambiciosa filosofía de la humildad.

El artículo completo está aquí.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
11, Jun 2009

El beso y el microbio

Escribe Fernando Savater ayer:

God - Religion ¿Son compatibles la ciencia y la religión? ¿Es compatible la poesía amorosa y la ginecología? La respuesta es la misma: claro que sí, mientras cada una no pretenda enmendarle la plana a la otra. No es prudente acometer una cesárea tras documentarse en Juan Ramón Jiménez o Rilke, ni recordarle a quien cree que un beso apasionado lleva al éxtasis que después de todo se trata de un simple intercambio de microbios por vía oral. Las leyendas y mitos religiosos nos ayudan a buscar un significado simbólico al mundo y a la vida, mientras que la ciencia nos aclara su funcionamiento natural. Por mucho que conozcamos el mecanismo de los hechos, siempre nos queda la pregunta por su sentido para nosotros, que va más allá.

La idea es sugerente pero, ¿admitiría el hombre de fe que su dios es un personaje literario?

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
08, Jun 2009

Y a propósito de la homeopatía…

Frasquito Este artículo de Discover insiste en que la homeopatía es la más ridícula de las "medicinas" alternativas. Pero no es inocua. "La homeopatía mata."

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
12, Abr 2009

Banco de semillas

Banking-on-Life-Kew-exhib-001 Semilla de Arenaria Franklinii, fotografía de Rob Kesseler y Madeleine Harley

Del Banco de Semillas del Milenio del Real Jardín Botánico de Kew. Otras imágenes del banco pueden verse aquí

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
11, Mar 2009

De ciencia y política

En su discurso de toma de posesión, Barack Obama hizo un guiño a la comunidad científica: regresaremos la ciencia al lugar que le corresponde. Ya no estará supeditada a la política y será, de nuevo, señora de su propia casa. El nuevo presidente llamaba a recuperar un respeto perdido. Honrar la investigación, la curiosidad, el experimento para mejorar la salud pública, cuidar el planeta, desencadenar la capacidad transformadora de la inteligencia. La escuela y la universidad tendrían que cambiar para estar a la altura del día. El mensaje parecería extraño pero, en efecto, la ciencia necesita defensa y una política que la regrese a su sitio. El gobierno de Bush se ufanaba de haberle declarado la guerra al fanatismo islámico, pero al mismo tiempo libró batalla contra la ciencia. Colocó la ideología por encima de la investigación, recortó los apoyos del gobierno a la ciencia y obstaculizó toda búsqueda y todo hallazgo que riñera con su persuasión religiosa. En el 2004 un grupo de científicos, entre los cuales se contaba una veintena de premios nóbel, se vio en la necesidad de exigir la restauración de la “integridad científica” en la formación de las políticas públicas.

Cell No era simplemente una crítica a la administración Bush por reducir el presupuesto para la investigación, era, sobre todo, una denuncia a la manipulación de la ciencia. El reporte acusaba al gobierno de acomodar los hallazgos para que éstos sirvieran a sus intereses y prejuicios. Si los descubrimientos contradecían las concepciones políticas del gobierno, habría que esconderlos. Hubo un esfuerzo sistemático por controlar los consejos regulatorios y de supervisión de las instituciones académicas. En lugar de defender criterios estrictamente intelectuales y los méritos profesionales, tales órganos se convirtieron en cuerpos de promoción ideológica, cuando no de abierta censura. Más aún, se demostró que el gobierno del segundo Bush se ejercitó como corrector del laboratorio. No fueron pocos los casos en los que la administración republicana alteró información con el propósito de promover su agenda. Así, el Centro para el Control de las Enfermedades, distorsionó datos sobre la efectividad del uso del condón con tal de impulsar el llamado a la abstinencia del gobierno. El Instituto Nacional de Oncología fue instruido para advertir—contra toda prueba científica—que el aborto estimulaba el cáncer de pecho. Los reportes sobre el calentamiento global eran templados por el gobierno para esconder las alarmas. En suma, la presidencia quiso una ciencia al servicio de sus manías.

El cambio de la nueva administración no se ha detenido en la retórica del optimismo científico. Hace un par de días, el presidente terminó con las restricciones impuestas por Bush a la investigación en células madre. Al mismo tiempo, redactó un memorando a todos sus colaboradores precisando justamente su compromiso con la “integridad científica.” Promover la ciencia no es solamente entregar dinero a los centros de investigación. Es, sobre todo, cuidar el aire para el estudio e impedir que el dato y la prueba se ensucien con ideología. Libertad en la investigación, respeto al descubrimiento.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
13, Feb 2009

Sobre Darwin

Mucho sobre el bicentenario de Darwin. Destaco el artículo de Olivia Judson en el New York Times donde recuerda su inteligencia, su sensibilidad, su humor y su imaginación. Un hombre genial por sus descubrimientos, pero sobre todo, por su visión. Richard Dawkins expone por qué importa Darwin. Para Dawkins, la idea de Darwin, puede ser la más poderosa en toda la historia de la humanidad, una noción cuya validez trasciende el planeta. (Aquí, por cierto, se puede oír a Dawkins, leyendo El origen.) La página del New York Review of Books saca varios artículos del archivo. Entre ellos, uno de Oliver Sacks y otro de Stephen Jay Gould sobre lo que llama "fundamentalismo darwiniano," cuestionando a Dawkins por transformar una ciencia en ideología. En Prospect se destaca su repudio de la esclavitud. Damien Hirst habla del cuadro pintó pensando en él y que será portada de una nueva edición de El origen de las especies:

DamienHirst - Darwin 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
12, Dic 2008

Vida bajo el microscopio

68BFDAAB-02C4-A3C3-4D2B3DE7E7D60594_1

El Scientific American publica deslumbrantes retratos de vida microscópica.  

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
08, Sep 2008

Dawkins sobre Darwin

De la serie de la BBC:

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
19, Ago 2008

La venganza de Darwin

El Museo de Historia Natural de Londres acaba de restituir la estatua de Darwin que había sido sustituida por la efigie de uno de sus más feroces enemigos. Durante 90 años en el centro del museo aparecía la estatua de Richard Owen, a quien se le ocurrió dar nombre a los dinosaurios y fuera un rudo crítico de la teoría de la evolución. A los 200 años de su nacimiento, Darwin regresa a presidir ese "templo de la naturaleza."

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
06, May 2008

Los perjuicios del aprendizaje

Mosca_monterrosoAprender es perjudicial para la salud. Esa parece ser la conclusión de un tal Tadeusz Kawecki biólogo de la Universidad de Friburgo, de quien habla hoy el New York Times. La investigación, que está siendo analizada cuidadosamente por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en México, sugiere que el aprendizaje puede ser dañino y hasta mortal. Si fuera tan ventajoso ser listo, ¿por qué la mayoría de las especies persiste en su ignorancia? Estudiando moscas y pájaros, el biólogo concluye que los costos del aprendizaje pueden ser mayores que sus beneficios.

El sindicato ha recibido el estudio con entusiasmo: universidades extranjeras demuestran que nuestros resultados en PISA son motivo de orgullo.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
30, Abr 2008

Fractales

Fractal_2

No entiendo que son, pero no me extraña que, como dicen, escondan secretos.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
04, Mar 2008

El arte de la migraña

MigraaHace un par de semanas, Oliver Sacks publicó un artículo en el New York Times sobre las imágenes que observaba cuando lo invadía la migraña. Alucinaciones geométricas que capturan secuencias intrincadas. El neurólogo que ha dedicado un libro al tema se pregunta si los mosaicos de la Alhambra, las grecas de Mitla o los tapetes persas expresan esa necesidad de comunicar una vivencia primigenia. ¿Serán esas secuencias una ciencia innata, la elemental pista de belleza?

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
04, Mar 2008

La burla de Sokal

Invito a la conversación que ha suscitado la entrada sobre Sokal y el deber de tomar las pruebas en serio. El intercambio entre Adrían Romero y Aurelio Asiain revive el debate sobre la legitimidad de la burla como instrumento crítico. Recupero un apunte de hace unos años:

Sokal_hoax Tengo frente a mi un ejemplar de la revista que inició la burla legendaria. La revista Social Text con una  portada negra que anuncia una edición consagrada a las “guerras de la ciencia.” Esla edición de primavera – verano de 1996, una edición doble. El último artículo es firmado por un profesor de física de la Universidad de Nueva York y lleva por título “Transgrediento las fronteras: hacia una hermenéutica transformativa de la gravedad cuántica.” El artículo de Sokal era una bomba envuelta como  argumento. Más que una explosión, una trompetilla. Camuflado en un caballo académico, el científico se colaba al territorio de los estudios culturales para exhibir su charlatanería. Sokal arremedaba la palabrería, la jerga, el sonsonete de un discurso académico que no pasaba la más elemental prueba de la lógica. El procedimiento era un sencillo método de cuatro pasos: amontonar citas de personajes venerados, hilvanar frases largas, enredadas y confusas para, finalmente, adoptar conclusiones agradables. “En la gravedad cuántica, como veremos, la diversidad del tiempo y del espacio cesa de existir como una realidad física objetiva; la geometría se vuelve relacional y contextual; y las categorías conceptuales fundacionales de la ciencia tradicional—entre ellas, la existencia misma—devienen problemáticas y relativas. Esta revolución conceptual, como argumentaré, tiene implicaciones profundas para el contenido de una futura ciencia posmoderna y liberadora.” ¡Salud!

Unas semanas después que el caballo de troya había entrado a la ciudadela de la academia posmoderna, Sokal salió al aire. En un artículo publicado en otra revista gritó a los cuatro vientos: los he exhibido, son ustedes unos farsantes. Están dispuestos a dignificar como seria cualquier frase que rinda homenaje a sus cantaletas y respalde sus prejuicios. La broma, por supuesto, indignó a quienes recibieron el pastelazo y fue celebrada a carcajada abierta por muchos otros.

Para seguir la discusión, valdría leer el ensayo de Steven Weinberg que publicó Vuelta unos meses después.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook