18, Feb 2013

El cónclave según Stendhal

Christopher Domínguez rescata sus subrayados de las crónicas de Stendhal, enviado diplomático a Roma tras la muerte de León XII.

El soberano de este país goza del poder político más absoluto y al mismo tiempo dirige a sus súbditos en el asunto más importante de sus vidas, la salvación. Es un soberano que no fue príncipe en su juventud. Durante los primeros cincuenta años de su vida hizo la corte a personajes más poderosos que él. En general, llega al poder en el momento en que en otras partes se abandona, hacia los setenta años. Un cortesano del papa siempre tiene la esperanza de remplazar a su amo, circunstancia que no se observa en otras cortes. Un cortesano, en Roma, no busca sólo complacer al papa, como un chambelán alemán intenta complacer a su príncipe; desea además obtener su bendición

Sobre el cónclave escribe: 

Roma podría llamarse la ciudad de las elecciones. Desde el año en que fue fundada, es decir, durante un espacio de cerca de veintiséis siglos, la forma de su gobierno ha sido casi siempre electiva. Vemos a los romanos elegir sus reyes, sus cónsules, sus tribunos, sus emperadores, sus obispos y, por último, sus papas. Es verdad que las elecciones de los papas quedan en manos de un cuerpo privilegiado; pero como ese cuerpo no es hereditario y se reclutan sin cesar individuos salidos de todas las clases y todas las naciones del mundo, puede decirse que, aunque el principio de la elección directa queda falseado, siempre es una elección del pueblo hecha por el órgano de quienes han llegado a la cima de la escala social. (…)

"Los jefes espirituales de Roma primero son elegidos por la asamblea de cristianos escondidos en el fondo de las catacumbas. (…) Pronto Carlomagno y sus sucesores imaginan resucitar el imperio de Occidente… y dar al imperio el apoyo de la religión, piensan que sólo en Roma podrán colocar sobre sus cabezas la corona imperial… El título de obispo, ya común en Europa, es cambiado por el de papa; se forma una jerarquía dentro del clero; el papa no quiere ejercer su autoridad sobre simples curas; de ahí en adelante sólo cardenales concurren a la elección…

"Un día, el pueblo, cansado de la longitud de las operaciones de los electores, decide tapiar las puertas del palacio donde están reunidos y tenerlos encerrados hasta que proclamen la elección. Este precedente se hace ley: el cónclave desde entonces se cierra para cada elección…

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

2 Comentarios

  1. O dice:

    A mí francamente lo que subraye Christopher Domínguez me tiene sin cuidado, el crítico bien dice que en la subjetividad de una lectura, el lector subraya lo que no entiende bien o quiere apaciguar en otros, o sea…

  2. Me pregunto si la crisis política en Italia con un Berlusconi como un bufón no habrá contaminado a la política del Vaticano, tan cerca de Roma y tan lejos de los Estados Unidos…

Deja un comentario para O