11, Jun 2012

Hermética autenticidad

Mucho ha cambiado y sigue siendo el mismo. Ha encanecido, sus expresiones son más tranquilas, ha dejado de apretar la quijada y martillar con la mano. Habla con mayor lentitud: sus palabras se entretejen con silencios cada vez más largos. El tono chillante de sus gritos ha desaparecido, ahora se le escucha hablar con suavidad, puliendo las agujas de su activa animosidad. En alguna medida puede verse al Andrés Manuel López Obrador del 2012 como el gran crítico del Andrés Manuel López Obrador del 2006. No ha rehuido el debate, no ha satanizado a sus críticos. Es un político más maduro y más sereno que el que era hace 6 años.

Durante seis años recorrió, como no lo ha hecho nadie, el territorio de México. Cada municipio del país, hasta el más pequeño, el más apartado, lo vio llegar en algún momento. No era una producción para las cámaras. No era la filmación para un noticiero o un documental para las salas de cine o para youtube. Sus recorridos apenas aparecían en la prensa. Después de la agitación del gobierno, la campaña y la protesta, López Obrador pudo hacer política sin reflectores y sin prisas. Recorrió el país para establecer las bases de una organización política distinta a su partido, para palpar el país que no aparece en los anuncios turísticos ni es escenario de las telenovelas. El peregrinaje de un político para ser fiel a sí mismo.

En esa fidelidad está la grandeza de López Obrador. Ahí está también su cerco, su encierro. En una política donde el liderazgo parece obra de peinadores y maquillistas, el tabasqueño es un político, un dirigente auténtico. El lado oscuro de su autenticidad es su hermetismo. De su recorrido por el país no se desprenden aprendizajes sino ratificaciones. El país que encontró es idéntico al que ya conocía. A lo largo de los años, López Obrador no se ha enfrentado a ninguna sorpresa que lo haya motivado a cambiar de ideas o actualizarlas, no ha habido un solo descubrimiento que lo condujera a aceptar una lógica distinta a la de su discurso, a atender, quizá, alguna razón en sus adversarios, a registrar cierto valor que antes ignorara. El líder social carece del elemental impulso por conocer. Será que, para un moralista, la curiosidad es sospechosa.

Si no salió de México para conocer la experiencia de otras izquierdas, para ver de cerca experimentos exitosos como el brasileño o el chileno fue por su enfática convicción de que nada nos pueden enseñar. No tuvo ánimo para descifrar el futuro que se inventa en Asia, ni siquiera fue a Estados Unidos para tratar de entender al vecino. Como los tecnócratas a los que detesta, López Obrador cree que ya sabe todo lo que necesita saber. ¿Quién es más peligroso? ¿El ignorante que no lee o el arrogante seguro de que ya ha leído suficiente? La política de López Obrador es una política de certezas selladas al vacío: la política de la fe. Su fe en el Pueblo (ese sujeto histórico que nunca se equivoca, que es sabio y bueno) equivale a su desconfianza en las instituciones (esas trampas que impusieron los de arriba para seguir estando arriba). La intensidad de esas dos convicciones muestra la columna populista de López Obrador, su código de identidad genética que ninguna exaltación al amor puede negar. Las instituciones serán culpables mientras a él no le demuestren lo contrario. Del componente populista de su discurso se ha dicho mucho. Vale seguir insistiendo en la incompatibilidad de sus prácticas con el pluralismo democrático. Pero valdría tal vez agregar un ingrediente que es anterior a esa megalomanía disfrazada de alabanza al Pueblo. Es una forma de conocer, un peculiar acercamiento a la realidad.

En su reciente aparición en el programa Tercer Grado, el candidato perredista ejerció nuevamente su derecho de negar el mundo con el que discrepa. En un momento, al menospreciar los datos del INEGI, afirmó: “la realidad es otra cosa.” La epistemología del sectario funciona de esa manera. Sólo existe lo que ratifica su prejuicio. Aquello que lo refuta no es solamente falso: es perverso, producto de una siniestra maquinación del poder. La realidad no es lo que dictaminan las instituciones, no es lo que reportan las organizaciones independientes, las encuestas, los votos: la realidad es lo que el caudillo decreta como verdad.

Decía Burke que el político auténtico, el estadista debía temerse a sí mismo. Tenía razón: un hombre de poder debe admitir su capacidad para lastimarnos, debe estar al tanto de sus defectos para así vigilarse constantemente. Agregaría que al político conviene dudar de sus ideas, advertir su falibilidad, admitir las zonas de su ignorancia. Pero si López Obrador tuviera el don de la duda, no sería López Obrador. 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

18 Comentarios

  1. También es una facilidad para promover el engaño, no el engaño directo que comprometería su infalibilidad moral, el engaño a través de las circunstancias y de los otros.
    Los que piden dinero en su nombre, los que administran las campañas, la familia que gasta el dinero, pero no él, el es incorruptible. Más grave aún el promover el voto por voto que es un proceso con menos participación y controles que la elección. Los ejercicios a mano alzada que desconocen al poder legislativo en la reforma energética, el prometer gabinete en un sistema presidencialista donde es prerrogativa del presidente alterar a su equipo si así lo desea.
    Parece que votamos por Ebrard para una secretaría, por un sistema que cada dos años haría un plesbicito para corregir el rumbo si es necesario o que promovemos un control adicional al proceso electoral.
    Todo ello es falso, votar por AMLO es votar por él no por un gabinete que puede (y debería) cambiar si es necesario, votar un plesbicito que refrendará los prejuicios que se promuevan en sus boletas y su propaganda, en promover un proceso de revisión electoral donde participan menos ciudadanos y se abandonan las urnas transparentes en conteos locales para ser sustituidas por cajas de papeles contadas en bodegas por representantes de partido.
    Todo ello lo hace con la sospechosa facilidad de quien está convencido de que su resultado es lo mejor para el país, que no hay posiciones alternas, que solo el masoquismo podría hacer al electorado preferir otra cosa que no sea él.

  2. FMGARZAM dice:

    Professor:
    Crecimos en la época de los alborotadores/roqueros. Y ha pasado el tiempo. Considera que si no los ves en el recuerdo te darás cuentas que el tiempo se los come, los devora poco a poco.
    Salvo en casos muy raros (y por lo general de roqueros), la mayoría no conserva en el tiempo su magnetismo, pierden su imantación (su polarización pierde su fuerza). Decrepitud al fin y al cabo.
    Al alborotador se lo come el tiempo y el que sus sueños se hagan realidad, pues cuando tienen que mandar ya no pueden alborotar. Un alborotador que no alborota, o ya no alborota al grado de intensidad y calidad original no es nada. Solo recuerdo de mejores tiempos.
    ¿A quien se le va a ocurrir escoger esta vez a los pseudo-alborotadores de la democracia, prometedores honrados redentores que tras doce años han resultado en sumamente corruptos e inútiles redentores?
    ¿Quien va a escoger a alborotadores merolícos de imposibles promesas y que además ya no alborotan?
    Esas dos sartas, por que no se le puede llamar partidos u organizaciones a esos dos grupúsculos, tanto la sarta de inútiles como la de los alborotadores, por su vaciedad, están entregando al país al triunfo por default: al voto útil por el malo conocido.
    Creo que el error de Andrés Manuel pueda estribar en que al «recorrer al país» e ir a todos sus municipios haya ido a colectar (a conocerlos). Más hubiera logrado si hubiera ido a sembrar, y cuantimás hubiera logrado si hubiera ido a enseñar a sembrar.
    Y no hay que confundir necesidad de cambio con alboroto.

  3. Vicente García Moreno dice:

    Sin duda es un gran artículo, aunque con argumentos subjetivos. Ayer en el debate, Andrés Manuel mostró en algunos momentos todo lo contrario a lo que usted menciona en su artículo. Por ejemplo, al referirse a la competencia de México con China ó a la relación en base de ¨desarrollo¨ y no de seguridad con Estados Unidos. Gabriel Quadri argumento la necesidad de analizar la relación comercial con China con un tratado de libre comercio, AMLO por su parte, más anático y con información lo hizo de manera estratégica. Nuestro país vecino solo se ha preocupado por el tema de seguridad, sin darle prioridad al tema de desarrollo ni de comercio, AMLO tiene una visión puntual y necesaria para nuestra relación con E.U.A.
    Lo siento por discrepar con su artículo.

  4. juan Maytorena dice:

    Don Jesús:
    Soy un admirador de López Obrador. No por su apariencia física, ni su voz ni sus conexiones con el mundo de los medios o políticos. Me atraen sus convicciones y si empeño y esfuerzo.
    Creo que a ud. no le queda duda la menor duda de que es necesario un cambio de ruta. El viejo PRI gobernó con gran acierto bajo el esquema del Desarrollo Estabilizador ( su padre fué un gran operador ). A partir de De la Madrid se rompió y se abrazó el neoliberalismo que establece que si concentra el ingreso en los ricos, estos se encargarán de crear la riqueza y el empleo. Bien sabe ud. que no funcionó. Los ricos sacan su dinero de un teclazo al extranjero y no les preocupa la pobreza.
    López Obrador abrió su exposición en el debate preguntando: creen uds. que el PRI y el PAN van a cambiar de rumbo del modelo económico? Que cree ud.?
    Creo que AMLO no necesita los lejanos ejemplos de Chile o Brasil. El tiene el espejo de Roosvelt y Juárez. Además se ha montado en el imaginario de los mexicanos que ud. bien detalla ha visitado tozudamente. Su lenguaje fué claro para la gran parte de la población.
    Ud. bien sabe que nunca van a dejar llegar a AMLO a la Presidencia y los mexicanos nunca sabremos si la izquierda podría haber sido la gran opción para salir de una crisis perpetuada.
    Me encantaría tener la suerte de sus comentarios.
    Respetuosamente.
    Juan Maytorena.

  5. Cesar C dice:

    Jesús, qué benevolente, pero con la flojera. Mejor este ensayo que ya tiene 1600 facebocazos y similares tuitazos
    Andrés Manuel López Obrador: Y la máquina seguía… http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=

  6. davidhowardojai dice:

    El problema frente a las elecciones sigue siendo, si no voto por AMLO, que hago? El voto nulo es una obscenidad, y votar por el PRI o el PAN es tonto y deprimente. AMLO, con todo y todo, es el menor de los males.

  7. Lopez Obrador demuestra una vez mas que no le debe confiar el destino de nuestra nacion. Es un necio empecinado en llevar a nuestro pais en viaje de retorno al pasado. Se ha dejado llevar por la izquierda radical, intolerante y por un populismo descarado que por la mañana habla de honestidad y de los pobres y en reuniones secretas extiende la mano a empresarios pidiendo millones de dolares.
    Es mentira que la relacion Mexico-USA este supeditada a la guerra contra las drogas y la asistencia militar. Para aquellos que se tragan el cuento de Lopez Obrador de que el de dara prioridad al tema del desarrollo con Estados Unidos, eso ya sucede desde hace decadas, tenemos un tratado de libre comercio con ellos y nuestro pais tiene acceso privilegiado a sus mercados, nuestros productos no pagan aranceles en su entrada a esa nacion, de manera que un pequeño agricultor puede exportar sus productos al norte, y de hecho sucede todos los dia. Ademas nuestras universidades mantienen grandes lazos academicos con universidades de esa nacion, hay una integracion enorme. La relacion sobre el tema del desarrollo ya existe entre nuestros dos paises y es mas fuerte que nunca.

  8. Connie Roldán dice:

    Absolutamente de acuerdo con tu artículo, mil gracias. Pero más peligroso que López Obrador me parecen los muchos que lo siguen, creen en él y seguramente votarán en ese sentido. Pobre México y pobres de los mexicanos que sabemos de la necesidad de gobernantes preparados, cultos y conscientes de la delicada realidad por la cual atravesamos, y que el menos indicado para sacar al país adelante es precisamente él.

  9. Gromigo61 dice:

    Las dos última líneas del artículo de JSHM lo dicen todo y se necesita cierta maestría para llegar a esa condensación. Un creyente fundamentalista no gobernará democráticamente sobre todo cuando su dogma de fe es él mismo. Sólo un predicador iluminado cree que sus votos de pobreza y castidad garantizan que no haya corrupción en su iglesia militante y mendicante, pues eso y no otra cree él que será el Estado bajo su liderazgo carismático. El otro lado de la República Amorosa es “ámenme ciegamente porque yo los amo”.

  10. Alberto Sánchez dice:

    Como dijo Rodrigo González en su canción de los intelectuales:
    En un lejano lugar retacado de nopales
    había unos tipos extraños llamados intelectuales
    se la pasaban leyendo para ser sabios y doctos
    pues no querían seguir siendo vulgares tipos autoctonos
    los veías en los cafés llenos de libros profundos
    y en eventos culturales oían conciertos rotundos
    constantemente escribían poemas y cuentos cortos
    y aunque no los comprendían se quedaban conmonfortos
    si veías tal escritura te ibas bien apantallado
    porque con tal estructura te quedabas asustado
    no sabían si eran marcianos, mexicanos o europeos
    ángeles, diablos o enanos, cardiacos o prometeos.
    Y es que aquí seguimos con la misma discusión de que si la puerca tiene la cola retorcida. Es bien sabido que estamos en un momento de crisis en todos los ámbitos de un estado que esta apunto de reventar con tantos problemas que le permitimos acumular, donde el problema radica precisamente que hacemos de un auto denominado líder, la comidilla de nuestras neuronas pensantes, dejando otra ves de la lado, como siempre a mi, a nosotros, a ustedes y a ellos, si, me refiero a todos, al pueblo. Nos abandonamos a los brazos del morfeo político mexicano, dejando el escrutinio de una mente privilegiada como la que escribe las características repetidas por todos lados y por varios años, dejándonos caer en la misma trampa del caduco sistema inconsciente que nos han implantado generación, tras generación. Mexicanos con el mismo debate de siempre, ninguno es bueno y el menos peor es tal. Usted dígame entonces, no, mejor no me diga, aconséjeme pues, ¿porque no votar por la opción ciudadana, la opción del verdadero pueblo? Y no es que ese hermético autentico me parezca la panacea, me parece que lo que se dio inicio como lo ahora dicen que estaba pre meditado políticamente y que no creen en la espontaneidad de un pueblo harto de lo mismo. No la van a tener fácil, estoy seguro, y ano van a poder, aunque me temo que tienen una ultima carta todos los políticos bajo la manga, dividirnos. Quitarnos la frescura de vernos en los ojos del otro para empezar a tomar partido, dejando, otra ves, con idealismos de lado al jamás escuchado, al ciudadano. Por eso espero que ustedes me inviten a no dejar que gane quien gane, haga lo que le de la gana, por favor, que alguien me diga como ir a enfrentar esa maquinaria brutal que carcome nuestra tierra, que tanto nos ama, que aun es fecunda para sus hijos.

  11. FMGARZAM dice:

    Professor:
    Me extraña se te pele la oportunidad: Roosevelt rima con Keyness y con déficit. Déficit como con Echeverría…abajo y pa’tras.
    La verdad, si él y sus asesores tuvieran cerebro y lecturas, se hubiera visto brillante al que en vez de pedir emular a Roosevelt hubiera mencionado la idea de emular a Johnson o, elegantemente apantallante, las iniciativas Kennedy-Johnson. De verdaderas consecuencias sociales.
    Mejor aú si lo combinaba cambiado de Roosevelt, para prometer emular a Teddy, en vez de Franklin D. el casabolsero, para desbaratar los monopolios y redes de privilegios económicos, los Robber Barons Mexicanos de 110 años después.
    Pero eso resulta demasiado pedir…

  12. anamari dice:

    Manuel egun on:No puedo hacer una critíca de esta persona, ya que no había oído hablar de ella.Lo que sí te diré, que me estoy divirtiendo mucho con la lectura del libro de tu juventud, que me envíaste.Mira por donde la palabra kali….surgió, de ahí.¿No será una bilbainada más? jajaja.La verdad, que al llevarte unos años, en mi juventud, nunca oí esa palabra, o sea que te doy toda la razón.También te pediría un favor,he intentado poner una foto o paisaje
    bonito en mi portada, y est@s, me refiero a
    mis hij@s dicen que no tienen tiempo para nada.Me gustaría un paisaje bonito de Donosti, o sinó la chica sentada en la silla
    en la playa de Jone Arruabarrena.Mila esker.
    Tampoco me puedo meter no sé e que lugar, ya que se me ha olvidado la contraseña.Un abrazo, y a pesar de que están cayendo txuzos en punta,os deseo pasemos un buen día.

  13. Roberto Lozada dice:

    Soy un mexicano que lleva 12 anios viviendo en el extranjero pero que sigue, con humildad y tristeza, el desatrollo politico y economico de nuestro pais. Solo queria darte gracias por poner en palabras lo que a la distancia siento Jesus.
    Roberto Lozada
    Sydney, Australia

  14. FMGARZAM dice:

    David Brooks en El Problema de los Seguidores añora tiempos en que se reconocía el ejercicio de la autoridad en forma justa:
    http://www.nytimes.com/2012/06/12/opinion/brooks-the-follower-problem.html?hp
    “Para poder tener buenos líderes debes de tener buenos seguidores—qué sean capaces de reconocer a la autoridad que es justa (que obra según la justicia, la moral o la razón), ser capaces de admirarla, capaces de agradecérselo, y de emularla.”

  15. inventa una palabra octavio dice:

    Que casi le veo haciendo ojitos, ya le veo Jesús mirando a Angélica, sonriéndole como es propio a nosotros personas educadas. Así debe, tiene que ser… en ese solo pasado(inpresente)futuro. Sólo lo describo.
    Su artículo junto tal talante son como esos ojitos. Sesón y ríe.

  16. Rodolfo Obregón dice:

    Corrección: «Las instituciones serán culpables mientras (gracias a) él no demuestren lo contrario.»

  17. Gloria G Centeno Valdes dice:

    Gracias a Alberto Sánchez y a inventa una palabra Octavio por sus intervenciones en este blog. Debemos hablar de lo que importa también, lo que subyace a una pluma como Jesús. Que no importa.
    Discutamos más esto en México por favor.

Deja un comentario